thumbnail Hola,
En vivo

Amistosos

  • 14 de noviembre de 2012
  • • 20:30
  • • Friends Arena, Solna
  • Árbitro: S. Moen
  • • Espectadores: 49967
4
F
2

Suecia 4 - 2 Inglaterra: Zlatan Ibrahimovic tumba al gigante inglés

La selección sueca remontó el partido después de que Inglaterra les remontase a ellos, aunque el partido tuvo un nombre propio: el crack del PSG, quien se comió a la defensa rival

Se jugaba el partido amistoso entre la selección sueca e Inglaterra, partido que acabó con una victoria del equipo local gracias a cuatro goles de Zlatan Ibrahimovic, quien mostró detalles de la calidad que le caracteriza.

Juventud en la alineación de Inglaterra, en la que vimos a jugadores como Cleverley, Baines, Osman, y con la sorpresa de Sterling como titular, el jovencísimo jugador del Liverpool que ya ha gustado mucho en Anfield y se disponía a pelear para Hodgson.

Los primeros minutos de partido no trajeron demasiada emoción para el espectador. La defensa sueca se mantuvo desde el principio atrás, con una gran acumulación consistente de jugadores que cortaba los ataques ingleses. Se vieron faltas duras por parte de los jugadores suecos que acompañaron a esa defensa.

Pero alguna llegada de Inglaterra se pudo ver: fue Welbeck el que se acercó al área de Isaksson, aunque Jolsson defendió bien la jugada provocando una mano involuntaria del jugador del Manchester United.

Intentaba llevar Inglaterra las riendas del juego, hacerse con el balón y controlar el partido. Y pese a que tenían el balón más que los suecos, la diferencia no era demasiada, además de que el partido no acababa de despertarse del todo: muy lentas las jugadas y muy poca definición por parte de ambos equipos.

Se cortaban las jugadas sin demasiada dificultad los unos a los otros, llegando algo más lejos Inglaterra pero sin haber tenido mucho protagonismo hasta ahora Hart o Isaksson.

La primera ocasión real del partido, cuando el partido empezó a adquirir algo de emoción, vino a balón parado. Tuvo que parar Isaksson un tiro libre de Gerrard, que jugaba su partido numero 100 con la camiseta de la selección inglesa. Poco después tenía una Kallstrom que se fue fuera por poco.

Y llegó el gol para Suecia en el minuto 20. Tuvo que ser Zlatan Ibrahimovic en una mala acción defensiva de los jugadores ingleses, y no pudiendo parar el tiro Hart. El gol venía de un robo de balón a Sterling del que se protesta una falta. Robó el balón Suecia y Zlatan, viéndose la primera vez que recibió el balón en el área defendido, buscó al compañero como apoyo y, cuando volvió a tener el balón, lo mandó al segundo palo.

No bajaba la dureza de la defensa sueca: Si antes del gol ya era dura, tras el gol era mucho más evidente y cortante.

La tuvo Cleverley para Inglaterra minutos después del gol, tras una jugada en el área sueca en la que combinaron Walcott, Welbeck, Johnson que dio la asistencia a Cleverley con centro desde la punta derecha del área, y el propio jugador del Manchester United que la mandó fuera por poco.

Pero no paraba quieto el balón, pues la volvía a tener Suecia poco después. El partido se aceleró en poco tras los primeros veinte minutos iniciales, ofreciendo más ocasiones de gol para ambos equipos: mostrando la necesidad que tenía Inglaterra de tocar y combinar si querían atravesar la defensa sueca, y la velocidad de los jugadores suecos a la contra, suficiente para romper en la mayoría de ocasiones.

La defensa inglesa se mostró como una zona que necesitaba una clara mejora. Si no estuviese Hart bajo palos, dadas las pérdidas de balón o las pérdidas de marca y de posición, Suecia se podría haber hartado a marcar.

Marcó Welbeck el gol del empate pasada la media hora de encuentro en una jugada rápida. El centro se lo puso Young, muy colocado justo delante de la portería de Isaksson, y Welbeck no desaprovechó la ocasión para meterla en la portería, sin lograr cubrirle bien la defensa sueca.

Y para sorpresa general marcó el segundo gol Inglaterra. Fue Caulker tras un saque de falta, le colocó el balón el capitán Steven Gerrard de forma magnífica y falló la defensa de la selección sueca en la defensa de nuevo. Dos errores graves, dos goles de Inglaterra.

A la media parte Suecia seguía por debajo en el marcador con un 1-2 favorable a Inglaterra, debido a la mezcla entre la mala suerte de cara a portería y la efectividad de los jugadores ingleses a la hora de aprovechar errores. Y así empezaba la segunda parte.

Empezaron los segundos '45 de partido con más movimiento de lo que había empezado el partido, teniendo ambos equipos llegadas al área. Suecia seguía aprovechando la velocidad, intentando atreverse a llevar algún jugador más arriba, e Inglaterra se empeñaba en sus problemas a la hora de definir, pero se acercaba más a Isaksson que en la primera mitad, destacando los centros de Gerrard y un intento de Osman que puso en peligro a Suecia.

Destacaba sobretodo en el ataque de Inglaterra el joven del Manchester United, Danny Welbeck, con buenos movimientos y buen toque arriba, viendo bien la forma de intentar romper a la defensa sueca.

Se fue Kallstrom para Suecia y entró Svensson, intentando mover las cosas arriba el entrenador sueco, ya que pese a las llegadas y el peligro provocado, y las facilidades que ofrecía la defensa inglesa en según que momentos de aparente calma, no lograba definir bien el equipo local.

Hubieron también cambios para Inglaterra, por parte de Hodgson se fueron Ashley Young y Cleverley, y entraron Sturridge y se produjo la esperada vuelta de Jack Wilshere, una de las bajas más lamentadas a la par que conocidas con antelación para la pasada Eurocopa por parte del equipo inglés.

Se encontraba menos consistente la defensa sueca que en la primera mitad, también afectados por la bajada de ritmo constante del partido. Las jugadas de ataque de Inglaterra lograron volver a animar el encuentro, cortando de nuevo la defensa sueca.

Más cambios para la selección sueca: se fueron Granqvist y Lustig, y entraron Antonsson y Sana. Por parte de Inglaterra se fueron Caulker, Johnson y el capitán Steven Gerrard, y entraron Shawcross, Jenkinson y Huddlestone, los dos primeros haciendo su debut con la camiseta de la selección absoluta.

Cuando menos se lo esperaban empató el partido la selección sueca. Fue Ibrahimovic, recibiendo el balón ante Hart con el pecho tras otro error defensivo de Inglaterra, y rematando con una volea; retrasando su celebración cuando Cahill chocó contra él, prefiriendo asegurar que el inglés estaba bien. Un gol de calidad y una acción de compañerismo.

No tardó mucho el hat-trick de Zlatan Ibrahimovic. Otro error de la defensa inglesa, error en el tiro libre, la tiro rasa y con potencia al segundo palo, muy ajustado, y Hart no pudo llegar a parar el balón.

Ya acabándose el partido se iba Larsson y entraba Jensson para Suecia. Se iba también poco después Rengie y entraba Wernbloom.

Parecía acabado el partido, ya en el descuento, cuando un despeje de Hart cae en Ibrahimovic quien, con una chilena desde fuera del área, sin mirar y de primeras, marcó un gol con la suerte que tiene de vez en cuando un gran jugador como es Ibrahimovic. Con esto acababa el partido 4-2 para Suecia o, mejor dicho, para Ibrahimovic ante una Inglaterra que, defensivamente, tiene mucho que hacerse mirar.

Artículos relacionados