thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 21 de abril de 2012
  • • 18:00
  • • Estadio Municipal El Molinón, Gijón
  • Árbitro: Ignacio Iglesias
  • • Espectadores: 21000
2
F
1

Sporting 2-1 Rayo: La salvación todavía es posible

Sporting 2-1 Rayo: La salvación todavía es posible

Andre Castro - Sporting Gijon

El equipo de Clemente consiguió una épica victoria ante un Rayo peleón, que siempre le creó peligro. Si los asturianos quieren seguir vivos necesitarán ganar prácticamente todo

Y el partido comenzó como cabía esperar: con los locales atacando y creando ocasiones, mientras que los de Sandoval intentaban asegurar la posesión, aunque sin peligro. En los primeros compases el árbitro Iglesias Villanueva podía haber pitado penalti por una mano de Raúl Bravo en un córner, aunque como se trató de un acto involuntario el colegiado decidió que dicha jugada no era merecedora de pena máxima. Minutos después, Sangoy falló un mano a mano ante el portero franjirrojo, que despejó muy bien a córner. Y fue el propio jugador argentino -bastante criticado por la afición- quien tras una jugada muy embarullada consiguió estrenar el marcador.

Tras esto, el Rayo cogió la iniciativa y empezó a generar peligro. La más clara la tuvo Diego Costa, mandando la pelota al lateral de la portería después de un fallo de la zaga y de regatear a Juan Pablo. Los de Clemente, aun jugando con cinco defensas, siguen teniendo los mismos problemas defensivos que llevan arrastrando toda la temporada. No obstante apunto estuvo Colunga de aumentar la distancia con un disparo potente y raso que Joel paró de forma soberbia. Con esto, se llegó al descanso en el Molinón.

La segunda mitad empezó muy intensa: Gastón Sangoy hizo temblar el travesaño tras un chut de falta. Y cosas del fútbol, si en el gol rojiblanco fue la suerte un factor determinante; el Rayo consiguió volver al empate con una jugada muy parecida: centro de Trashorras que Labaka empujó para establecer las tablas. Los gijoneses no se rindieron y volvieron a la carga; en una de esas Sangoy falló totalmente solo en el área tras un centro de Colunga.

Óscar Trejo tuvo en sus botas la ocasión de volver a inclinar la balanza para el lado local, pero un tiro suyo desde la frontal del área salió fuera. Pero todos los esfuerzos de los gijoneses podían haber caído en saco roto si Diego Costa hubiera podido definir bien ante Juan Pablo tras un pase de Delibasic. Instantes después el Molinón presenció la expulsión de Labaka –totalmente justa- tras entrar por detrás a Bilic, que se plantaba ante Joel. Pero gracias a ese tiro libre, el mismo jugador croata consiguió enloquecer a la Mareona con un disparo por encima de la barrera.

Y a punto estuvo de volver a marcar Bilic después de que Rivera –que entró sustituyendo a De las Cuevas- le dejara solo ante el portero, quien salió bien para evitar el peligro. Y si ya parecía difícil remontar el encuentro, después de la expulsión de Casado, parecía una odisea. No obstante, Delibasic podría haber marcado, pero Juan Pablo lo evitó con una parada de mérito. Y el encuentro acabó así: con un Rayo que vio imposible remontar un partido que el Sporting se mereció la victoria.

Relacionados