thumbnail Hola,
En vivo

Olímpicos

  • 29 de julio de 2012
  • • 20:45
  • • St. James' Park, Newcastle-upon-Tyne
  • Árbitro: J. Soto
  • • Espectadores: 26523
0
F
1

España 0-1 Honduras: La Rojita perpetra un batacazo histórico

España 0-1 Honduras: La Rojita perpetra un batacazo histórico

getty images

El combinado nacional cae apeado de Londres 2012 después de un partido en el que tiró la primera mitad, se estrelló tres veces en los palos en la segunda y tuvo un penalti obviado


Veinte años después del ’angolazo’ el mayor batacazo de la historia del baloncesto olímpico español, la selección de fútbol echó un borrón inolvidable en un torneo al que se asomaba con las mejores expectativas. Una desazón sólo comparable a la de la Copa del Mundo de España 82. La selección perdió ante Honduras diciendo adiós al campeonato después de la segunda jornada.

Tuvo todo el encuentro para entrar en el género del drama. Una primera parte infame, con una selección irreconocible, precedió una segunda mitad en la que el infortunio histórico español se ensañó con virulencia. Hasta tres balones se estrellaron en los postes en el transcurso de un asedio constante en el que la Rojita ciertamente mereció mejor suerte. Tampoco el árbitro ayudó, obviando un penalti claro sobre Rodrigo en el último minuto.

El partido mostró una asimetría ilustradora. Enseño que España no adquiere vuelo con Koke y Javi Martínez como mediocentros, y sobre todo evidenció la imperativa necesidad de alinear a un futbolista como Ander Herrera, la bisagra del fútbol de la rojita. Más en ausencia de Thiago. No lo vio a tiempo Luis Milla, que sale completamente derrocado de Londres 2012. Se atolondró con su idea inicial, que ya se había demostrado insustancial ante Japón. El resultado de los planteamientos del técnico arrojaron una selección desnuda, sin el poso en la medular que ha identificado el fútbol español en los últimos años.

Por prematura, no debe considerarse completamente sorpresiva la eliminación de España después de ver los dos partidos. Tan cierto como que la selección mereció llegar viva a la última jornada es que globalmente nunca hubo un juego con la jerarquía que se le supone a una favorita. Un bagaje de cero goles ante Japón y Honduras es el síntoma de que algo ha fallado en la Rojita.

Verdaderamente fue accidental la ausencia de goles en una segunda mitad de un esfuerzo sobrecogedor. Mejoró todo el equipo al son de Herrera, con Mata y Muniain como socios infatigables. Con total libertad para moverse por el flanco final, ambos jugadores se decantaron por dentro, su hábitat natural. El del Athletic, vertical como siempre, revolucionado también, dispuso de algunas de las mejores ocasiones del equipo. Un disparo suyo que anunciaba el empate te estrelló en el poste. Fue el primero de tres balones que repelió la madera.

Antes había podido sentenciar Honduras nada más abrirse el segundo acto. Un remate al palo de Espinoza fue la última noticia ofensiva de los centroamericanos, que se sometieron durante cuarenta minutos a un ataque infatigable. Cada vez más acogotados, los hundureños vieron como la madera les salvaba en dos ocasiones más. Especialmente clara fue una ocasión de Rodrigo, cuyo testarazo se topó con el larguero con el portero ya batido. No era el día. En el último minuto, un claro penalti sobre el jugador del Benfica lo certificó. El error arbitral terminó con España y dejó jugadores desencajados. Especialmente a Mata y Munian, que no estuvieron a la altura en la derrota.

El próximo jueves, en Manchester ante Marruecos, España cerrará una de sus participaciones más decepcionantes de su historia en un campeonato de altura. Sin duda, es la más dura de los últimos años, abonados de opulencia. En Newcastle, Honduras dejó las trazas de un equipo muerto, que casi en ningún momento salió de sus dudas. El torneo esclarece un suspenso claro para el seleccionador y retrata la ausencia de impronta de varios futbolistas a los que quizás ha pesado el cartel de favorito.

Relacionados