thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 28 de diciembre de 2014
  • • 15:05
  • • St. Mary's Stadium, Southampton, Hampshire
  • Árbitro: A. Taylor
  • • Espectadores: 31641
1
F
1

Mané junto a John Terry durante el encuentro

Southampton 1-1 Chelsea: Un empate con sabor a derrota

Mané junto a John Terry durante el encuentro

Getty Images

Una genialidad de Eden Hazard fue suficiente para el reparto de puntos en el St. Mary's Stadium

CRÓNICA
Por David Aranda | @Horza91

El Chelsea visitaba el campo del Southampton jugándose el liderato de la Premier League en la semana más complicada de Inglaterra. La presión del Manchester City en la segunda posición quizá tuviera que ver algo en el juego propuesto por los jugadores de José Mourinho, mezclado de forma clara con el cansancio debido a la cercanía de tantos partidos disputados. Sin embargo el partido acabó con reparto de puntos para ambos equipos.

Se plasmó en la primera parte la notable acumulación de fatiga en las piernas de todos los jugadores, viéndose un encuentro pesado para los de Londres. El Southampton se hacía cada vez más con las oportunidades hasta que llegó el primer gol en el minuto 17’. Un error de Terry, que previamente evitó un tanto en un córner, dejó en posición reglamentaria a Mané, quien se plantó delante de Courtois completamente sólo para no perdonar tras el pase de Tadic.

A partir de ese preciso momento el partido se adaptó a un juego aburrido en el centro del campo sin tener acercamientos en ambas áreas. Hasta que apareció el de siempre, Eden Hazard. El belga controló un pase de Fábregas para llegar al área y, tras recortar hacia dentro a dos rivales,  poner el balón en el segundo palo y empatar el partido en el 46’. Golazo y golpe psicológico.

Ya en la segunda parte, el Chelsea se encontraba un poco más cómodo en el terreno de juego. Sin embargo las ocasiones no llegaban a ser claras. Hasta que apareció una vez más Hazard en el minuto 59’. Sin embargo el disparo del belga se marchó rozando el palo de la portería defendida por Forster. El Southampton se veía cada vez más superado y sin posibilidad de ocasionar un peligro determinante.

A pesar del asedio constante y el bajón de ritmo de los locales, los Blues no lograban abrir brecha en la portería Saint para culminar la remontada y conseguir la victoria. Los últimos minutos serían un suplicio para el Southampton por la expulsión por doble amarilla de Schneiderlin en el 88', pero aguantarían la ofensiva del Chelsea, que mereció más en la segunda mitad, para conseguir el empate final. El conjunto blue continúa siendo líder de la Premier League y mantiene la ligera ventaja con el Manchester City, que no pudo pasar del empate contra el Burnley.

Artículos relacionados