thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 16 de febrero de 2014
  • • 21:00
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: Alfonso Alvarez Izquierdo
  • • Espectadores: 30000
0
F
0

Sevilla 0-0 Valencia: Diego Alves salva un punto en Nervión

El conjunto che dominó en la primera parte y supo aguantar los ataques de los sevillistas cuando jugaron en inferioridad

No pudo el Sevilla con el genio brasileño que tiene el Valencia en la portería. Diego Alves supo aguantar el 0-0 y evitó que los nervionenses se llevasen los tres puntos cuando jugaron toda la segunda parte en superioridad numérica.

El partido prometía ser de poder a poder y no defraudó desde el pirmer minuto. La presión de los valencianistas ahogaba a los de Emery que tenían problemas para llegar arriba aunque una vez que el balón llegaba siempre se olía el peligro. La apuesta de los praparadores proyectaban dos equipos con un dibujo similar y muy parecido al que se podía esperar a priori, con las novedades de la vuelta de Reyes y Fede en las bandas de cada escuadra, y la velocidad che cogió desprevenido varias veces al Sevilla.

Dominio valencianista

Alcácer y Bacca tuvieron las primeras pero sus carreras para llegar al mano a mano les acabaron nublando en la definición. Las imprecisiones en la entrega del cuadro local eran constantes en todas las partes del campo y el Valencia acabó tomando por completo el mando del partido a base de presión. El dominio era aplastante, Feghouli hacía lo que buenamente quería pero por suerte para los sevillistas la pólvora estaba mojada.

Era un milaro que un equipo tan errático y decentrado como el Sevilla, que ha perdido su identidad con las tres últimas derrotas consecutivas, consiguiera irse al descanso con 0-0. El viento iba a cambiar para los hispalenses cuando el colegiado expulsaba por doble amarilla a Ricardo Costa por una mano dentro del área, que sin embargo sacó fuera del área. Con la superioridad la historia cambiaba y las ocasiones locales empezaban a llegar.

Alves se erigió como héroe

Pizzi tuvo que renunciar a Fede Cartabia, uno de sus grandes puntales en ataque, para recomponer la defensa dando entrada a Philippe Senderos. Emery también movía sus cartas y daba entrada a Cherysehv y Gameiro para pasar a jugar con un ofensivo 4-4-2. Precisamente el ruso sería protagonista nada más salir provocando un penalti dudoso de Bernat. Llegaba el momento del "parapenaltis" de la Liga, que hizo honor a su fama deteniendo el disparo de Rakitic.

El Valencia había desaparecido en ataque y en el guardameta brasileño encomendaba su espíritu de cara al tramo final del partido. Alves volvió a sacar un cabezazo de Iborra pero cuando se adivinaba el sufrimiento "che", la buena disposición defensiva valencianista apagaó la luz del Sevilla. Los balones colgados se sucedían pero sólo Bacca pudo anotar pero su disparo se fue muy desviado. El Valencia supo aguantar cuando peor lo tenía y pescó un punto en Nervión ante un equipo que sigue en caída libre.

Artículos relacionados