thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 17 de diciembre de 2011
  • • 22:00
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: Carlos Clos Gomez
  • • Espectadores: 34500
2
F
6

Liga BBVA: Real Madrid humilla al Sevilla a fuera de goles (2-6)

Ronaldo -3-, Di María, Callejón y Altintop arruinan al equipo de Marcelino, que descontó por Navas y Negredo. Casillas fue sostén en el primer tiempo. Pepe y Manu, expulsados.

Sevilla Real Madrid

Por: Alberto Piñero (@pineroalberto)

El Real Madrid se marcha de vacaciones en Navidad desde lo más alto de la tabla después de machacar al Sevilla en la última jornada de 2011. Esta vez sí, y pese al varapalo en el Clásico, todo el resto de los equipos quedan reflejados ya en el retrovisor después de la enésima demostración de la enorme distancia que hay entre el resto de equipos españoles y el Real Madrid, más allá de la diferencia entre Real Madrid y Barcelona. Y fue gracias no a una clase magistral de fútbol precisamente, pero sí a una exhibición de algunos de los más importantes recursos balompédicos: paradas, goles, y raza. Ronaldo por partida doble y Callejón pusieron un 0-3 al descanso imposible de conseguir sin un Casillas que sacó milagrosamente un disparo a Manu del Moral con el Sevilla volcado sobre su portería. Y tras el descanso, y con un hombre menos tras la expulsión de Pepe, los pupilos de Mourinho supieron defenderse con uñas y dientes ante los locales, que sufrieron del mal de la impotencia. Di María puso un gol más de por medio, para que después de la expulsión de Manu del Moral terminara incluso bailando a los pupilos de Marcelino con dos postrimeros tantos más.

Aún se hablaba del Clásico el viernes cuando quedaban menos de veinticuatro horas para este Sevilla-Real Madrid, pero apenas hicieron falta diez minutos para recordar al respetable lo que viene significando un choque entre hispalenses y madridistas en los últimos años, y lo que venía por delante. Que fue lo que tardó Ronaldo en marcar el primer gol del partido. El Real Madrid salió con el balón controlado desde atrás, y el cuero pasó por todo el campo hasta las mallas locales como entra el cuchillo en la mantequilla. Directo, recto, fácil, sin ninguna oposición. Xabi Alonso encontró entre líneas a Di María, que sin marca se dio la vuelta y a su vez encontró en profundidad a Ronaldo, que a la primera sorteó a Javi Varas en el mano a mano. Era el segundo partido tras el Clásico, y el segundo en el que marcaba el ‘7’ merengue. Sin duda no tienen el mismo valor unos y otros partidos, pero es de recibo reconocer la capacidad de regeneración del portugués después de semejante puñetazo directo al mentón.

El gol no fue sin embargo definitivo. Al contrario, fue tan sólo el petardo inicial de la traca posterior. Una fiesta pirotécnica en la que el Sevilla puso los cohetes en la primera parte, pero fue el Real Madrid el que los hizo explotar. Y es que la primera mitad fue como aquellas de hace casi una década, en las que con Ronaldo (Nazario) y Casillas le valía a los blancos para todo. Los pupilos de Marcelino pusieron el fútbol, las ganas, y unas ocasiones siempre desbaratadas por el portero merengue, mientras que el Real Madrid puso los goles.

Especialmente importante fueron las actuaciones de Casillas. Y es que nada más subir el 0-1 al marcador, el cancerbero merengue sacó dos manos prodigiosas, más la primera que la segunda a Trochowsky. Una jugada muy parecida a la parada que le hizo a Perotti hace unos años: el balón se pasea por la línea de gol sin que nadie lo toque, hasta que le llega a un jugador local desmarcado en el segundo palo, Casillas aparentemente batido se lanza a la desesperada, y milagrosamente consigue despejar el disparo con la ayuda del palo. Entonces fue Perotti el autor, esta vez fue Manu del Moral. Y en los dos casos ambos víctimas, igual de ‘ojipláticos’ ante una visión que parece no estar sucediendo.

Quién sabe si con ese inmediato empate hubiera cambiado el sino del partido, pero fue el Madrid el que acertó con la portería rival y no el Sevilla, siguiendo con el guión que habían empezado a escribir Cristiano y Casillas. Pues después de ese primer gol, y poco antes de que llegara al descanso, entre Di María, Callejón y Ronaldo pusieron el partido ya muy a su favor. El canterano merengue fue el que marcó el segundo tanto a pase del hoy mediapunta Di María a diez minutos del descanso. Javi Varas salió de debajo del larguero esperando el control del granadino y el posterior mano a mano, pero Callejón simplemente rozó el cuero con la punta sin apenas desviar la trayectoria, confundiendo al guardameta hispalense. Cuatro minutos después fue Ronaldo el que batió a Varas. Eso sí, con mucha menos historia y tensión de por medio, aunque el mismo drama para el Sánchez Pizjuán. El luso recogió el balón a 25 metros de la portería, armó su pierna derecha y fusiló al portero con uno de sus ya tradicionales tomahawk para poner el 0-3 en el electrónico.

El colegiado puso algo de pimienta al partido al expulsar a Pepe en el minuto 45. Una entrada a Manu, y un manotazo a Negredo algo discutible tuvieron la culpa, más allá de que toda la defensa visitante estuvo jugando al límite en su afán por anticiparse constantemente a los atacantes rivales. Sin embargo, pese a jugar con diez toda la segunda parte, el Real Madrid no dejó escapar ya el partido haciendo valer su solidez, madurez, hambre y saber hacer. Se aplicó en defensa, dejando a Ronaldo, Benzema y Di María encargados del ataque, y con todo el resto de los jugadores más que mentalizados en sacrificarse para el bien común, consiguiendo así mitigar lo que alguien hubiera pensado que sería un asedio.

Por si acaso el muro sufría alguna grieta, Di María se encargó de poner más tierra de por medio en otra jugada que de simple pareció sencilla pese a toda la complejidad que encerraba. Xabi sacó el balón desde atrás, Ronaldo lo cedió con el pecho a Benzema y éste asistió en profundidad a Di María al primer toque para que el argentino pusiera la guinda a su partidazo resolviendo el mano a mano con Varas con la suficiencia del mejor de los arietes. Navas respondió al minuto marcando con un tiro cruzado que se coló entre las piernas de Ramos, pero para entonces el partido estaba ya más que moribundo.

Manu del Moral, con una entrada por detrás que le valió la expulsión, puso la puntilla al igualarse las piezas sobre el campo. Pues de ahí hasta el pitido final el cuadro blanco pasó incluso por encima de un ya totalmente abatido Sevilla. Ronaldo firmó su hat-trick desde los once metros tras un contraataque y un penalti forzado por Benzema. Altintop al resolver un pase de Xabi Alonso marcó el sexto, y Negredo marcó otro gol para los locales para poner el abultado 2-6 final que devuelve al Real Madrid a lo más alto de la clasificación en Liga.

¡Toda la información de la Euro 2012 ya está aquí !
Entérate de todos los datos de los equipos participantes, las sedes, los estadios... todo en el microsite de Goal.com ¡No te lo pierdas!

Artículos relacionados