thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 25 de septiembre de 2013
  • • 20:00
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz
  • • Espectadores: 27943
4
F
1

Sevilla 4-1 Rayo Vallecano: Rakitic y Bacca dan aire a Emery

Sevilla 4-1 Rayo Vallecano: Rakitic y Bacca dan aire a Emery

Getty Images

Los sevillistas consiguen sus primeros puntos en Liga a costa de unos madrileños que lucharon sin fortuna

El Sevilla ha conseguido una balsámica victoria ante el Rayo Vallecano por 4-1, que les saca del descenso y apacigua las aguas a pesar de no haber  mostrado su mejor juego. Ante el vital encuentro Emery trató de introducir savia nueva con la entrada de Cheryshev y Pareja, ya recuperados de su lesión. Con el ruso el conjunto hispalense debería haber ganado en profundidad por las bandas pero el ruso sólo aguantó sano durante quince minutos y tuvo que ser sustituido por Trochowski.

Los nervionenses salieron con la intención de presionar arriba al ultraofensivo once de Jémez, donde Saúl repetía como central, y gozaron de la primera ocasión en las botas de Jairo que, demasiado egoísta, lanzó cuando debía ceder a Gameiro. La necesidad de puntos provocaba una evidente tensión en los protagonistas y casi sin esperarlo los locales se adelantaron gracias a un penalti de Arbilla por empujón sobre Coke. Rakitic transformó la pena máxima de forma magistral pero la ventaja no relajó a los blanquirojos y con el 1-0 los madrileños se hicieron con el control del encuentro. La línea de presión andaluza bajó el pistón y el Rayo, con un juego más combinativo, tomó las riendas del partido y pudo igualar si Mateu Lahoz hubiera señalado un penalti de Alberto Moreno sobre Adrián.

 Pese al dominio, el Rayo tenía la pólvora mojada y los de Emery no pasaban muchos apuros. En la reanudación el Sevilla volvió a salir con más ahínco y amplió su ventaja con un libre directo de Rakitic que acabó en la red ante la mirada del cancerbero Rubén, que fue un espectador más del tanto. Cuando mejor lo tenían los del Sánchez Pizjuán para llevarse la primera victoria en Liga, volvieron a entregar el partido al Rayo que manejaba a su antojo ante la débil capacidad de recuperación de los hispalenses. Adrián, hijo del ex entrenador sevillista Míchel, acortó diferencias cabeceando a la red un auténtico “melón” que le mandó desde la izquierda Mojica.

Los nervios reaparecieron en la escuadra local con el 2-1 y sólo los incomprensibles fallos de Adrián evitaron el empate. Los vallecanos rondaban el tanro pero en el peor momento Gálvez se marchó al vestuario tras ver la segunda amarilla por una tarascada a Gameiro. A pesar de la desventaja numérica el Rayo seguía dominando ante la inexistente presión hispalense al que sigue costándole bascular y Emery lejos de reforzar el equipo con otro centrocampista sacó a Bacca en lugar de Marin, muy gris hoy.

A la contra Gameiro pudo sentenciar pero Saúl sacó bajo palos y fue finalmente Bacca el que cerró el encuentro empujando a la red el pase de la muerte del propio atacante francés. Con el partido perdido los madrileños se desquiciaron y Viera dejó una fea patada a M’Bia que le costó la expulsión y aún tuvieron tiempo de recibir el cuarto obra nuevamente del oportunista “9” colombiano. El Rayo sigue jugando bien pero no gana y su ingenuidad ha resucitado a un Sevilla, que sigue sin encontrar su mejor fútbol.

Artículos relacionados