thumbnail Hola,
En vivo

Copa del Rey

  • 18 de diciembre de 2013
  • • 21:30
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: José Luis González González
  • • Espectadores: 12000
0
F
2

Racing Santander ganó con resultado global 2 - 1

Sevilla 0-2 Racing de Santander: Crónica de una eliminación anunciada

Sevilla 0-2 Racing de Santander: Crónica de una eliminación anunciada

Getty Images

Los cántabros protagonizaron la gran campanada de los dieciseisavos de la Copa del Rey tras vencer con todo merecimiento en Nervión

Unai Emery había repetido durante toda la semana que no se fiaba de un histórico como el Racing, y no se equivocó. El Sevilla cayó eliminado tras perder por 0-2 en un partid en el que no pusieron presión intensidad y acabaron pagando su exceso de confianza.

El equipo cántabro, bastante noble, quiso jugar de tú a tú como ya hizo en la ida, a pesar de que el técnico Paco Fernández dio descanso a algunos de los puntales de su escuadra. Tras un gol bien anulado a Iborrra, la pareja de extremos formada por Ayina y Koné metería el susto a la grada blanquirroja con un mano a mano clarísimo que acabó sacando con los pies Javi Varas.

El Racing enseñaba los dientes ante la pasividad y desconexión sevillista, que dejaba grandes espacios en la medular y no iba a la resta con la intensidad que el envite merecía. Aún así, los nervionenses estuvieron cerca de adelantarse en una de sus pocas combinaciones potables en el primer acto pero Rusescu falló ante la buena salida de Sortres.

Tras la pausa del descanso, la vida siguió igual y sólo Rusescu parecía dispuesto a animar el encuentro en busca de la setencia sevillista. Emery no estaba contento y metió a su mejor artillero, Bacca, para cerrar la eliminatoria. El efecto fue totalmente el contrario y la apatía sevillista tendría su merecido castigo. Mariano se quedó sólo y el torpe M’Bia, hoy como central cometió penalti.

El camerunés fue expulsado y Miguelez, con algo de fortuna hizo el 0-1. Sólo así despertó el Sevilla que inició su particular contrarreloj para marcar un gol que evitara la prórroga. La expulsión dejaba a los de Nervión desasistidos en defensa y el Racing  incluso pudo matar el encuentro.

Lo que se veía venir fructificó en el minuto 44. Una de las decenas de balones colgados del Racing se  paseó por el área para que Koné rematara y en segunda instancia la clavara en las redes de Javi Varas  para hacer realidad el sueño cántabro. La afición sevillista acabó aplaudiendo al bravo equipo modesto y despidiendo con una sonora pitada a una plantilla que no fue merecedora de ser considerada profesional.

Artículos relacionados