thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 2 de abril de 2012
  • • 21:00
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: Miguel Pérez Lasa
  • • Espectadores: 35000
3
F
1

Sevilla 3-1 Mallorca: Los de Míchel, lanzados, van a por Europa

Sevilla 3-1 Mallorca: Los de Míchel, lanzados, van a por Europa

Jesus Navas - Sevilla

Los sevillistas se ponen a un punto de Europa a ritmo de José Reyes y Jesús Navas. Los baleares, a esperar una semana más para certificar su permanencia

Por Fermín Hevia (Corresponsal Sevilla).-

Tarde lluviosa de Lunes Santo en Sevilla en la que el equipo hispalense buscaba auparse a los puestos que darán acceso la próxima temporada a Europa y el Mallorca de Caparrós, que buscaba certificar la permanencia de forma definitiva.

Sin sorpresas en la alineación sevillista, con Kanoute en el banquillo de inicio, y con la novedad de Álvaro en el Mallorca, recién salido de una lesión.

El partido comezó trabado con un Mallorca bien posicionado en el campo y un Sevilla que quería aprovechar el momento alcista que venía disfrutando con sendas victorias a domicilio en Santander y Granada.

Sin embargo, el primero que avisó con peligro fue el Chori Castro para el equipo bermellón, con un disparo desde fuera del área demasiado centrado que puso en pocas complicaciones al guardameta rojiblanco.

El terreno de juego, aunque en buen estado aparente, presentaba un drenaje deficiente en su parte central, lo que hacía que el juego de velocidad que pretendía imprimir el equipo nervionense se viese frenado por el agua.

El conjunto entrenado por Míchel lo intentó durante todo el primer tiempo con más voluntad que eficacia. Las internadas de Reyes y Navas crearon algunas ocasiones de peligro, aunque el delantero vallecano Álvaro Negredo no conseguía culminar las ocasiones de las que dispuso, especialmente en dos llegadas, una de Del Moral, poco participativo hasta los últimos compases del primer tiempo, que no alcanzó a rematar, y otra en la que Jose Antonio Reyes lo dejó solo y no controló correctamente.

El primer tiempo terminó con una buena ocasión del Mallorca a tiro de Álvaro tras centro de Pereira, que detuvo una vez más Andrés Palop y con un Pérez Lasa que se prodigó bastante con las tarjetas, amonestando por partida doble a ambos equipos, Coke y Trochoswki por parte sevillista y Álvaro y Marti por el Mallorca.

Los dos equipos se fueron al descanso con un dominio inocuo por parte del combinado de Nervión, que cambiaría meridianamente tras el descanso. Tras una falta en el borde del área a Coke que Reyes mandó a la barrera, saliendo por la línea de fondo, el utrerano puso un balón medido al primer palo a la cabeza de Negredo, que se anticipó perfectamente al marcaje de Ramis cruzando el balón ante la mirada del israelí Aouate. El Sevilla abría la lata mallorquinista.

Caparrós, lejos de amilanarse, sacó artillería, cambiando a un discreto Chori Castro por Hemed. Mediapunta por delantero. El cambio tuvo efectos inmediatos, con una jugada propia de fútbol escocés: saque de portería de Aouate que llega directamente a Víctor que controla de espaldas y deja el balón a Hemed para que, solo delante de Palop, cruzase demasiado. El Mallorca crecido por la ocasión, dio un paso adelante.

Sin embargo, el Sevilla quería su tercera victoria consecutiva y en cinco minutos sentenció el encuentro. Primero golpeó Manu del Moral con un desmarque perfecto a pase de Jesús Navas, cambiado de banda, que cruzó suave, recordando a grandes definidores, al palo izquierdo del portero bermellón.


Manu tuvo una corazonada... y a por ella fue. Cambió el centro de Reyes, por gol

Cinco minutos después, Navas culminó una triangulación de libro con Reyes, que dio un pase final raso de treinta metros al de Los Palacios que empujó a placer.

El Sevilla tenía completamente dominado el partido, y ni el carrusel de cambios en el que Kanouté y Rakitic sustituyeron a Reyes y Trochowski, ni el golazo de Hemed ante la pasividad de la zaga sevillista, hicieron que la victoria se tambalease.

Tres puntos de oro para un Sevilla que, ahora sí, piensa en Europa y llega en un estado de forma al tramo final de liga mejor que el de los rivales que estará peleando con el la ansiada clasificación.

El Mallorca, tendrá que esperar una semana más para sellar la permanencia, aunque el colchón de 8 puntos parece suficiente para que no pase demasiados apuros para mantener la categoría.

Artículos relacionados