thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 28 de enero de 2013
  • • 21:30
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: Jesús Gil
  • • Espectadores: 29000
3
F
0

Sevilla 3-0 Granada: Entrenador nuevo, vida nueva

Unai Emery ha recuperado el mejor fútbol de los nervionenses que hoy dominaron de principio a fin y terminaron goleando

Intensidad, presión y velocidad esas son las armas que Unai Emery ha utilizado para lavar la cara de este Sevilla, que ha cambiado radicalmente en tan solo dos semanas. Esta noche los blanquirojos controlaron el partido desde el primer minuto y terminaron goleando por 3-0 al Granada, que poco pudo hacer ante el vendaval de fútbol local.

La gran novedad del encuentro fue la presencia del meta Julián en el marco local, que suplía al lesionado Palop. Tuvo un plácido debut el canterano, ya que apenas tuvo que intervenir. Emery planteó una presión muy arriba que posibilitó que el Sevilla recuperara con facilidad cerca del marco de Roberto, lo que posibilitó un sinfín de ocasiones y superioridades para los atacantes locales. Sin embargo, el desacierto de Negredo y Fazio les privó de ir por delante desde bien pronto.

Fue Kondogbia, mediada la primera mitad, el que adelantó a los sevillistas cabeceando en carrera y de forma impecable un córner sacado por Reyes. Con el 1-0, los hispalenses no bajaron el pistón y buscaron ampliar el marcador antes del descanso, el tanto pudo llegar si el árbitro hubiera sancionado un claro penalti sobre Kondogbia. Tras el paso por vestuarios el partido continuaría con el mismo guión.

Pasados los primeros quince minutos del segundo acto, Anquela decidió ir a por todas ante la necesidad de puntos y retiró a Nyom e Ighalo por Torje y Aranda. La salida del lateral convirtió el flanco izquierdo en un coladero por el que llegaría la sentencia del partido, primero con un centro medido de Rakitic que Negredo remató a las redes. Tan solo cinco minutos después, Medel se encontró una bola en el área pequeña y fusiló a placer a Roberto pare hacer el 3-0 y redondear la goleada, y llevar la fiesta a las gradas del Pizjuán.

En los minutos finales no hubo demasiada historia, el Sevilla buscó algún gol más de la mano de Navas y Stevanovic y los granadinos solo se centraron en no recibir un castigo mayor. Con este 3-0, Unai Emery consigue su primera victoria liguera con el conjunto nervionense y lo aleja de los puestos de abajo, y ahora se centra en tratar de ponerle las cosas difíciles al Atlético de Madrid en la semifinal de la Copa del Rey

Artículos relacionados