thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 26 de febrero de 2014
  • • 20:45
  • • Veltins-Arena, Gelsenkirchen
  • Árbitro: H. Webb
  • • Espectadores: 54442
1
F
6

El Real Madrid destrozó al Schalke 04 en su propia casa

Schalke 04 1-6 Real Madrid: La ‘BBC’ merengue destroza la maldición alemana

El Real Madrid destrozó al Schalke 04 en su propia casa

Getty Images

El equipo blanco se planta virtualmente en cuartos tras una exhibición en el Veltins Arena. Gareth Bale, Cristiano Ronaldo y Karim Benzema pusieron la firma a un partido soberbio

El Real Madrid está con los dos pies en los cuartos de final de la Champions League después de una goleada ante el Schalke 04 de las que hacen historia. A los veinte minutos ya iba ganando 0-2, y cuando faltaba todavía media hora ya marchaba 0-4 a favor. Fruto nunca de la casualidad, sino de un partido primoroso de los blancos, que fueron infinitamente superiores al cuadro minero. De principio a fin, y en todo lo ancho y largo del campo. De hecho, la manita pudo ser hasta corta incluso, visto el partido. Cristiano Ronaldo (2), Gareth Bale (2) y Karim Benzema (2) pusieron la firma a la que es ya la mayor goleada de la historia merengue en la Champions League. Y eso es mucho decir. Europa ya tiembla con este Real Madrid de Carlo Ancelotti.

Iker Casillas y Karim Benzema minan la moral alemana. Llegaba el Real Madrid al Veltins Arena con los fantasmas de la maldición en territorio germano  flotando en el ambiente. Sin embargo, poco duraron con vida. Apenas doce minutos. Lo que tardó Benzema en perforar la meta del equipo minero. Una buena jugada de Gareth Bale se iba a apoyar en Cristiano Ronaldo, tratando de darle continuidad de tacón. Santana la desvió, pero el cuero cayó en los pies del ariete francés, que no perdonó ante Fahrmann. Un gol para la euforia merengue, que encaminaba muy pronto la eliminatoria. Pero es que el golpe al Schalke fue doble cuando apenas dos minutos después Iker Casillas detuvo milagrosamente un remate de Draxler desde el balcón del área pequeña. Como aquellas que hizo ante Manu del Moral y Perotti. Desde luego que si el equipo germano tenía esperanzas de poder eliminar al Real Madrid, a los catorce minutos se le debió caer todo el ímpetu a los suelos tras esas dos acciones consecutivas.

Gareth Bale rompe el partido a lo Juan Palomo. El Real Madrid ya estaba siendo muy superior al Schalke antes del gol, y todavía lo sería más después. Se quedó noqueado el cuadro alemán, y Gareth Bale supo aprovecharlo cuando el electrónico marcaba el minuto veinte. Benzema le robó el cuero de los pies a Santana para cedérsela al galés, que penetró entre la defensa germana como cuchillo en mantequilla para rematar de puntera a gol tras superar a dos zagueros. Él se lo guisó y él se lo comió para decantar la balanza definitivamente del lado blanco, hoy de naranja. Y si la goleada no llegó antes del descanso fue porque Cristiano Ronaldo no anduvo más acertado, pues gozó de tres manos a mano frente a Fahrmann, y uno lo estrelló en el palo, y los otros dos en el portero local.

Cristiano Ronaldo y Benzema cierran la clasificación en cinco minutos. La desesperación de Ronaldo apenas le duró lo que duró el descanso, eso sí. Pues nada más comenzar la segunda parte, pudo quitarse esa espina de cara al gol. Y fue con todo un golazo. Encaró a su marcador, al que abatió con tres bicicletas para luego rematar cruzado con la izquierda a las mallas. ¡Espectacular! Y lejos de contentarse ya con su gol, apenas un suspiro después el ‘7’ asistió de tacón a Benzema para que marcara el cuarto. Recortó al cancerbero y remató sin casi espacio a puerta para poner un 0-4 que abría de par en par las puertas de los cuartos de final de la Champions League.

Gareth Bale y Ronaldo cierran una goleada de récord. Con semejante ventaja en el marcador habiendo transcurrido sólo 56 minutos, Carlo Ancelotti empezó a mover el banquillo para dar descanso a sus jugadores, pensando seguramente en el derbi del próximo domingo. Así las cosas, Ángel Di María, Xabi Alonso y Gareth Bale fueron dejando progresivamente sus respectivos puestos a Isco Alarcón, Asier Illarramendi y Jesé Rodríguez. Pero lejos de atascarse el encuentro, el Real Madrid todavía tomaría un colchón más amplio para la vuelta. Y serían Gareth Bale, antes de ser sustituido, y Cristiano Ronaldo los que pusieran la rúbrica a un set que significaba la mayor goleada a domicilio del club blanco en toda la historia de la Champions League. Casi nada. Primero, el galés batió a Fahrmann en un mano a mano tras asistencia en profundidad de Sergio Ramos, y casi en el descuento, Ronaldo hizo lo propio regateando al portero local. La única nota negativa, por decir algo, fue el gol de Klaas-Jan Huntelaar en el descuento, que rompía así la racha de imbatibilidad de Iker Casillas. Pero quitando eso, todo lo demás le salió a pedir de boca al Real Madrid esta noche en el Veltins Arena, donde descubrió en la BBC al mejor antídoto posible contra la manida maldición alemana.



Artículos relacionados