thumbnail Hola,
En vivo

Campeonato de Europa

  • 16 de junio de 2012
  • • 20:45
  • • Stadion Miejski, Wrocław
  • Árbitro: C. Thomson
  • • Espectadores: 41480
1
F
0

República Checa 1-0 Polonia: Jirácek deja fuera a la co-anfitriona

Tras un primer tiempo sin goles, Jirácek adelantó a los checos en la segunda parte y eso bastó para eliminar a los locales

La República Checa se ha impuesto a Polonia gracias a un solitario gol de Jiracek en el minuto 72 tras una contra liderada por Milan Baros. El resultado le sirve a los checos para pasar como primeros de grupo dando la gran sorpresa, especialmente tras haber perdido la primera jornada por 4-1 frente a Rusia, que ha quedado eliminada.

El partido disputado en Wroclaw contaba con las gradas absolutamente plagadas de camisetas blancas polacas. La selección local contaba con una oportunidad única para alcanzar los cuartos de final y salió directamente a por el partido, muy valiente y arriesgando, a sabiendas que sólo la victoria le servía para conseguir la clasificación.

Una falta en la esquina del área checa que salió rozando la escuadra en el minuto 5 y un buen tiro de Blaszczykowski en el minuto 7 tras un pase de Lewandowski al hueco que se estrelló contra Petr Cech fueron las primeras ocasiones más claras de los polacos, que tuvieron a Tyton en la portería, puesto en el que se ha mantenido desde que paró en el primer partido el penalti a Grecia. En el minuto 9 llegó la ocasión más clara hasta el momento, una recuperación de balón en zona de tres cuartos y un pase a Lewandowski, que falló al rematar a última instancia.

Milan Baros se encontraba solo en punta y la falta de Rosicky impedía a la República Checa desarrollar un juego más ofensivo, ya que Pilar no conseguía aparecer en el entramado ofensivo. Dos tiros lejanos, uno de Lewandowski y otro de Boenisch, siguieron llevando el peligro al área rival. La República Checa empezó a tener más control del centro del campo, lo que se vio reflejado en un par de ocasiones que Pilar y Baros no consiguieron materializar. La lluvia y los gritos de ‘’Polska, Polska’’ acompañaron el partido hasta el descanso, al que se llegó con empate a 0.

Las dos selecciones salieron del túnel de vestuarios conociendo la victoria griega frente a Rusia, por lo que se encontraban las dos eliminadas en ese momento y con la necesidad imperiosa de hacer un gol. El segundo tiempo comenzó con las imprecisiones propias de dos equipos que necesitaban un gol para continuar en la competición. Un par de internadas por la banda izquierda por parte de la República Checa llevaron el silencio a las gradas de Wroclaw. Smuda movió ficha primero, sustituyendo a Polanski para dar entrada a Grosicki en el combinado polaco en el minuto 54. Bajo la batuta de Pilar, la República Checa comenzó a dominar el encuentro, mientras Polonia esperaba agazapada la contra y la velocidad de sus puntas.

En el minuto 64, una fantástica parada de Tyton a remate a bocajarro de Sivok tras una falta lateral impidió que la República Checa se adelantase en el marcador. Siete minutos después, en el 71, una contra magnífica dos para dos liderada por Baros la culminaba Jiracek tras un recorte en el área pequeña. Obraniak dejaba su sitio a Brozek, delantero del Celtic de Glasgow en el lado polaco para intentar la remontada, al igual que Murawski, que abandonaba el terreno de juego por Mierzejewski.

Como curiosidad, en el minuto 78, Plasil sacó una falta con la pierna derecha, lo que podría pasar desapercibido si las otras dos faltas al lado del área no las hubiera colgado con su otra pierna, la zurda, que sirve para dar una muestra más de su versatilidad.

Desde el gol, Polonia, aprovechando sus dos delanteros, colgó balones al área, que dominaron tanto Cech como sus defensas. En el minuto 87 se creó una pequeña polémica cuando Pilar, que iba a ser sustituido, se desplazó hasta la banda más alejada de los banquillos descaradamente para tardar lo más posible.

En el último minuto Polonia gozó de una ocasión clarísima para empatar el partido, aunque sólo hubiera servido para clasificar a Rusia, no hubieran conseguido pasar de ronda. Los anfitriones se despiden de la competición con dos empates y una derrota y los checos hacen historia al clasificarse. Se enfrentarán al segundo clasificado del grupo B, que seguramente será Dinamarca o Portugal.

Relacionados