thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 4 de enero de 2013
  • • 21:30
  • • Estadio de la Romareda, Zaragoza
  • Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 17000
1
F
2

Zaragoza 1-2 Betis: La efectividad del Betis, letal en la Romareda

Un Betis muy efectivo, con dos contras que significaron dos goles, puso al cuadro de Mel por delante en un resultado que se vería acortado por un buen tanto de Montañés

La Romareda presentaba un maravilloso ambiente para reanudar la Liga BBVA en este nuevo año 2013. Zaragoza y Real Betis llegaban al encuentro con posiciones muy buenas, en la zona media alta de la clasificación, pese a que el Betis perdiera en casa ante el Mallorca por 1-2 en el último partido antes de Navidad. El Zaragoza, por su parte, ganó 0-2 en el siempre complicado San Mamés, marchándose a casa con un buen sabor de boca.

El partido comenzó con intensidad, con un Betis más dinámico que jugaba con dinamismo, primer toque y mucho movimiento, aunque la defensa adelantada del Zaragoza, peligrosa también, teniendo en cuenta la rápida línea ofensiva que posee el Betis, dejó a los jugadores verdiblancos continuamente en fuera de juego, abortando cualquier ocasión de peligro para el equipo de Pepe Mel.

El Betis tenía mayor sensación de peligro aunque nadie se hacia con el control del encuentro. Sin embargo, a los 20 minutos, el Zaragoza despertó en su línea atacante, y por medio de Montañés - que desborde tiene este chico - y Postiga, que cazó un balón servido por Apoño, sorteó a Adrián escorado en la esquina diestra del área pero, cuando se colocaba el balón para disparar, Nacho abortó el tiro y mandó la pelota a córner. El Zaragoza se desmelenaba y, en jugadas a balón parado, pusieron en serios apuros a los verdiblancos. Con balones sacados prácticamente en la línea por Beñat o Chica, el Zaragoza apretaba con fuerza para abrir la lata.

Sin embargo, y como viene siendo habitual en los partidos a domicilio del Real Betis, la contra letal verdiblanca hizo efecto en el 44 de la primera. Balón servido en largo por Campbell para Rubén Castro, que esta vez salió en línea aprovechando que la defensa estaba muy adelantada, se plantó delante de Roberto y el canario, que no falla, puso el primero en el marcador. Con el 0-1 se llegaría al descanso, en un resultado injusto dadas las circunstancias, pero que dibuja una vez más el estilo marcado de este Betis letal.

La segunda parte se iniciaba y el Betis arrancaba con fuerza, con una presión alta y llegadas con peligro. En el 11 de la segunda, después de que Nosa abandonara el campo por Jorge Molina, el de Alcoyano tuvo en sus botas el 0-2 en un pase de la muerte de Rubén Castro, pero el 19 del Betis le pegó fatal y el balón ni siquiera vio puerta. Pero cuando todavía no les había dado tiempo a lamentarse a los béticos, en el 14, Molina recuperó un balón en la zona de tres cuartos, se marchó en velocidad de Álvaro, y, tras recortarlo en la frontal, definió con clase, haciendo el 0-2.

El Zaragoza tuvo en sus botas el 1-2 en el 21', cuando, tras una muy buena internada de Víctor Rodríguez, el propio Víctor soltó un fuerte disparo cruzado que pasó rozando el palo diestro de la meta de Adrián. Y la respuesta del Betis no tardó en llegar. Corría el minuto 27 y una nueva contra del Betis acabó con Rubén Castro delante de Roberto pero esta vez el guardameta maño detuvo el mano a mano hasta en dos ocasiones.

Pero el conjunto de Jiménez no se rinde nunca y sacó casta y coraje para acortar distancias, de la mano de Paco Montañés, que sacó un fortísimo disparo desde la frontal, al que nada pudo hacer Adrián San Miguel. Era el minuto 31 y quedaban 15 minutos para buscar el empate.

El Betis tuvo la oportunidad de marcar el tercero en varias ocasiones, con contra-ataques cuando el Zaragoza apretaba con toda su artillería, pero erraba de forma incomprensible, y la emoción siguió hasta el final.

Al final del encuentro, feo gesto del Zaragoza, que no devolvió la pelota cuando el Betis la echó fuera para que intervinieran a Campbell. Tres puntos que se marchan a Sevilla, que aupan al Betis a la zona europea y dejan al Zaragoza en mitad de la tabla.

Con el partido terminado, Álvaro vio la roja por protestar insistentemente al árbitro.

Artículos relacionados