thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 7 de abril de 2012
  • • 20:00
  • • Estadio de la Romareda, Zaragoza
  • Árbitro: Javier Turienzo Álvarez
  • • Espectadores: 24000
1
F
4

Zaragoza 1-4 Barcelona, una remontada justa

Zaragoza 1-4 Barcelona, una remontada justa

Getty Images

El Barcelona remontó en un partido que como ya había adelantado Pep Guardiola pintaba muy complicado

Con las ausencias de Xavi, Iniesta y Busquets inició el partido en La Romareda ante un Zaragoza que sorpresivamente no saltó a la cancha en el 11 titular con el portugués Hélder Postiga. La irregularidad ha sido uno de los protagonistas para los maños durante la temporada, aunque para esta jornada 32 llegan tras haber ganado 3 partidos consecutivos.

El césped ha sido el dolor de cabeza en repetidas ocasiones para el Barcelona y esta vez no fue la excepción. A pesar de que el técnico aragonés, Manolo Jiménez dijo que no haría nada raro con el pasto,  lo raro fue ver que no lo regaran ni se le diera una buena podada, y sin poderlo ocultar, Pep Guardiola estaba molesto.

Desde los primeros minutos del partido, el Zaragoza empezó apretando mientras que los blaugranas se notaban incómodos, con pocas llegadas al área del guardameta Roberto y abriendo espacios que dieron lugar a la primera llegada peligrosa de Aranda, que ya quería tocar puerta con apenas cinco minutos de haberse escuchado el silbato de inicio.

Un Zaragoza muy metido en el partido y un Barcelona que no encontraba su lugar en la cancha, dieron lugar a una peligrosa llegada de Aranda y casi con desesperación, el portero Vi ctor Valdés detuvo a Lafita que estaba en la posición de remate, cometiendo una falta que le costó la tarjeta amarilla y un claro penal. Los ánimos que ya estaban encendidos en los aficionados maños que celebraran por anticipado el primer gol para su equipo, fueron desmoronados inmediatamente por el guardameta catalán que recibió la absolución al parar el balón y el partido se mantenía en empate sin goles. 

El Zaragoza siguió mostrando superioridad mientras los minutos transcurrían y la pared central levantada por los maños complicaba más la vida al Barcelona. Y volvió a llegar Aranda al 29” para anotar el primer gol del partido que le daba un respiro a los aragoneses. Mientras el técnico Manolo Jiménez miraba al cielo y daba gracias a la Virgen del Pilar a la que se encomendó hace unas semanas, Pep Guardiola miraba fijamente a sus jugadores para que se concentraran en el partido.

Y las señales del míster catalán tuvieron efecto, después de que Cesc Fábregas fallara una de las pocas oportunidades que tenían los azulgranas, llegó el capitán Carles Puyol para anotar el gol del empate que devolvía la vida a los culés. No tardó en hacerse presente el genio de Messi, que con un golazo al 38” aventajaba el marcador a favor de el Barça.

Por momentos, los maños recurrieron al juego duro y el castigo llegó para Abraham Minero que tras derribar al chileno Alexis Sánchez, vio la segunda amarilla y tuvo que abandonar el campo directo a los vestidores tras su expulsión. Así llegó el descanso del encuentro el Zaragoza terminaba con 10 y el Barcelona ganaba 1-2.

Para la segunda parte, el técnico maño olvidó los buenos modales y tras reclamar al árbitro Turienzo, fue expulsado por éste, que lo apartó del banquillo zaragocista cuando más lo necesitaban.

Y La Romareda enfureció y los pitos y gritos contra el árbitro se volvieron ensordecedores. Entraron Maurizio Lanzaro y el goleador portugués Hélder Postiga  que tenían la tarea de levantar al equipo blanquiazul que empezaba a notar signos de cansancio.

La entrada de Sergio Busquets en sustitución de Keita, cambió la dinámica del partido y es que el canterano blaugrana se ha convertido en un jugador imprescindible en la medular del equipo y los pases fueron mucho más limpios y precisos. Para complicarle más la historia al Zaragoza, Alexis Sánchez cayó en el área al ser derribado por Paredes, pero hay que ser sinceros, el jugador maño se equivoca al meter pierna y el ex jugador del Udinese, aprovecha la oportunidad para caer y buscar ese penal, que cobró Messi con un fuerte tiro a la portería de Roberto que marcó el 1-3.

El Barcelona durante la primera parte se resintió en el centro del campo y sus errores fueron remediados por Busquets y Xavi que entraron para cambiar la historia.  Y tanto cambió la historia, que la remontada del equipo culé llegó y cerró con broche de oro, cuando en el minuto 1 agregado, llegó Pedro Rodríguez para rematar la faena y reencontrarse con el gol después de hacerlo por última vez el 25 de enero en Copa del Rey ante el Real Madrid.

El Zaragoza lo intentó y se vio al tú por tú con el Barcelona, que a decir verdad, los catalanes no dieron precisamente una de sus mejores exhibiciones, pero hicieron gala de una remontada que les salvaron de acrecentar su distancia ante el líder Real Madrid y esta noche el Barça duerme a tres puntos.