thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 11 de noviembre de 2012
  • • 12:00
  • • Estadio Municipal José Zorrilla, Valladolid
  • Árbitro: Carlos Velasco Carballo
  • • Espectadores: 15512
1
F
1

Valladolid 1-1 Valencia: Justo reparto que no contenta a nadie

Ambas escuadras dominaron una de las mitades del partido. Se adelantó el Valencia pero acabó sufriendo después de la expulsión y el penalti de Cissokho que transformó Víctor

Justo reparto de puntos entre pucelanos y valencianos en la matinal de la liga BBVA. El Valencia fue mejor en la primera parte pero dejo vivo al Valladolid, y en la segunda parte los pucelanos mejoraron y empataron merced a un penalti de Cissokho sobre Osmar.

Pellegrino sacó un once plagado de rotaciones después del compromiso de Champions League del pasado miércoles. Valdez jugó en punta en vez de Soldado, y Parejo estuvo en el sitio de Tino Costa. Djukic salió con una defensa mermada por la baja de Marc Valiente. Los visitantes fueron dominadores desde los primeros minutos, Guardado y Feghouli  eran dos puñales en banda, y Parejo, Banega y Gago controlaban el balón dirigiendo el partido a su antojo.

Las primeras ocasiones del Valencia empezaron a llegar, y no sorprendió que a los 15 minutos Cissokho adelantara a los levantinos, el lateral remató solo en el área pequeña un saque de esquina de Guardado, ante la pasividad del cancerbero Dani y los centrales pucelanos. El tanto hacía justicia a lo que de momento se veía en el césped del José Zorrilla. El Valladolid estaba tocado y parecía cercano un segundo gol visitante.

Ni Valdez, ni Gago, ni Guardado fueron capaces de volver a batir a Dani, y el Valladolid empezó a sentirse más cómodo, sobre todo porque Rubio y Víctor empezaron a contener  al “cerebro” Banega. En ataque, Bueno se echó el equipo a la espalda y fue el protagonista de la única ocasión blanquivioleta en la primera parte, con un disparo desde la frontal que se estrelló en el poste izquierdo de la portería de Diego Alves.

Con un Valladolid cada vez más decidido en ataque se llegaría al descanso. A la vuelta de vestuarios, Pellegrino cambiaba a Valdez, que sufrió un fuerte choque en la primera parte, por Soldado. Después, del final de la primera parte se esperaba que los locales fueran a por todas, pero el Valencia seguía bien plantado.  De hecho, el Valencia fue el que pudo ampliar la distancia con una volea de Soldado que sacó Peña cuando iba a gol, y un gol anulado al propio “9” valencianista, pudo ser fuera de juego, aunque muy justito.

Del posible 0-2 se pasó al 1-1. Salía a la contra el Valladolid, Omar encaraba la portería de Diego Alves, y Cissokho le derribó dentro del área. El lateral veía la tarjeta roja, y Víctor convertía el penalti engañando por completo a Diego Alves. Con el empate el partido se abrió y se sucedieron las ocasiones.

Los entrenadores sacaron toda la pólvora que guardaban en sus bancas, Pellegrino sacó a Jonas y a Tino Costa, Djukic al canterano Peña, a Neira y a Sastre. Todos ellos hombres con bastante peso en ataque. A pesar de poner toda la carne en el asador, el marcador no se movería, el Valladolid se aturullaba al llegar a la línea de tres cuartos, y el Valencia frenaba bien sus acometidas. Quizás los vallisoletanos nunca se creyeron que pudieran ganar a pesar de la superioridad numérica.  Los visitantes sí que tendrían una más para ganar, con un remate de Rami que pegó en la espalda de Rueda cuando buscaba la portería.

Con esa ocasión marrada finalizaba el partido. Un punto para cada equipo que no contenta a ninguno de los dos, realmente ambos conjuntos tuvieron más miedo a perder que hambre para buscar la victoria. Ahora, se quedan ambas escuadras empatados a puntos en mitad de la tabla, el Valladolid sigue acercando su objetivo de la permanencia punto a punto, y el Valencia sigue decepcionando en Liga, por culpa sobre todo de su irregularidad.

Artículos relacionados