thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 16 de marzo de 2014
  • • 21:00
  • • Estadio Municipal de Anoeta, Donostia-San Sebastián
  • Árbitro: Javier Estrada Fernández
  • • Espectadores: 23845
1
F
0

Real Sociedad 1-0 Valencia: Imanol Agirretxe despierta a la Real Sociedad

Real Sociedad 1-0 Valencia: Imanol Agirretxe despierta a la Real Sociedad

EPA

Un soberbio testarazo del delantero donostiarra rompe un partido predestinado al empate sin goles y ofrece al conjunto txuri-urdin tres puntos de oro para entrar en Europa

No era una final. Pero casi. Una victoria en este clásico del fútbol español catapultaría al ganador a coger una posición privilegiada para jugar en Europa la próxima temporada. Sobre todo una final para el Valencia, lastrado por su irregular inicio liguero, y que se encuentra a siete puntos de la Real Sociedad. Pero desde la llegada de Juan Antonio Pizzi al banquillo che, su rostro futbolístico es otro muy diferente -16 de 30 puntos posibles-.

Por eso, el míster de Santa Fe apostó en la alineación titular y propuso un partido a la medida de su rival, con dos jugadores en punta de ataque como Jonas y Eduardo Vargas que hicieran daño a la casi siempre bien colocada pero a veces algo relajada defensa realista. El golpeo del brasileño y la movilidad del internacional chileno serían las principales armas ofensivas del Valencia en Anoeta y así el primer intento lo realizó el delantero cedido por el Grêmio con un escorzo de cabeza que terminó en las manos de su compatriota Claudio Bravo.

Jagoba Arrasate, buen estudioso de sus rivales, apostó por una dupla en la sala de máquinas realista formada por Zurutuza y Markel y así dar el control del balón a un Valencia que se adueñó con gusto de la posesión desde el inicio. Contaba con Seydou Keita, que ha regresado a la Liga que nunca debió abandonar y que aporta al conjunto che ese recorrido en la medular que le falta a Dani Parejo para ser más determinante. Pero era un dominio sin profundidad y que solo se reflejaba en largas conducciones que se estrellaban en el cortafuego defensivo txuri-urdin.

Así, poco a poco, ese innocuo dominio valencianista se fue transformando en una desconfianza ofensiva de la que se alimentó el centro del campo realista. Sobre todo por mediación de un jugador, David Zurutuza, que desde su transformación a centrocampista ‘box-to-box’ tiene una mayor incidencia en los partidos, sobre todo en encuentros como éste, tan opacos en el centro del campo. Pero a la Real Sociedad le faltaba algo. Y eran las apariciones de esa tripleta de zurdos tan cristalina como a veces anárquica por la que tanto apuesta. Pero ni Carlos Vela ni Sergio Canales aparecían en ataque y solo un par de ramalazos de Antoine Griezmann en forma de lanzamientos desde larga distancia provocaban el parpadeo de Diego Alves.

De esta manera, ambos equipos fueron dejando sus opciones a sus jugadores más ofensivos y en ese intercambio salió ganando el Valencia. Primero Sofiane Feghouli –cinco de las seis asistencias logradas en esta Liga han llegado con Pizzi como entrenador, una muestra de su enjundia en este nuevo Valencia– que se aprovechó de una autopista dejada por una atrincherada defensa txuri-urdin y efectuó un zurdazo al que respondió perfectamente Claudio Bravo. Y ya al final del primer acto, Jonas, en uno de esos goles que le caracterizaron como O Detonador en su etapa en el Brasileirão, voleó un balón tras un saque de esquina que se marchó mordiendo la cepa izquierda de la portería realista.

La segunda parte comenzó con la timidez reinando en Anoeta. La Real le dejó una mayor carga ofensiva a Carlos Vela pero el mexicano siempre estuvo vigilado por mil ojos valencinistas. El Valencia siguió a lo suyo, intentando coger desprevenida a la zaga realista gracias a la calidad de sus hombres de arriba. Inconmensurable Antonio Barragán en su rol de carrilero, llegando con mucha asiduidad a pisar la línea de cal, y que fue uno de los jugadores más activos del Valencia en este segundo acto.

Pero se equivocaba el Valencia si quería tumbar a la Real Sociedad por alto. Porque los donostiarras, además de ser uno de los conjuntos que más goles marcan de cabeza en esta Liga, cuentan con dos baluartes defensivos por arriba llamados Iñigo Martínez y Mikel González. Y así, como si hubiese querido responder a los ataques valencianistas por alto, la Real Sociedad logró el primer tanto de esta manera. Eslalon de José Ángel por esa banda izquierda que tanto
le gusta pisar y pisar y su posterior centro al corazón del área lo recogió un cazagoles realista llamado Imanol Agirretxe disfrazado de Darko Kovacevic para inaugurar el marcador con un soberbio y espectacular testarazo.

Con el 1-0 en contra, el Valencia se lanzó al ataque con esa confianza que da no tener ya nada que perder y se aferró a las apariciones de Jonas en ataque. Primero avisó el delantero de Bebedouro con un latigazo seco que rozó la cepa del poste derecho de Claudio Bravo. Y después y cuando solo restaban unos minutos para la finalización y en el único pase en profundidad que pudo filtrar Feghouli, el ex del Gremio la pegó con todo pero su primer remate fue rechazado y el segundo lo voleó pero demasiado alto.

Al final, tres puntos cruciales para la Real Sociedad, que se coloca a cinco puntos del cuarto clasificado, el Athletic Club, y que siguen alimentando los sueños de repetir experiencia en Champions la temporada que viene. El Valencia, por el contrario, deberá seguir luchando por esa peleada octava plaza que dará acceso a la previa de la Liga Europa.


Artículos relacionados