thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 27 de marzo de 2014
  • • 20:00
  • • Estadio Municipal de Anoeta, Donostia-San Sebastián
  • Árbitro: Carlos Del Cerro Grande
  • • Espectadores: 21125
1
F
0

Real Sociedad 1- 0 Valladolid: La vaselina de Carlos Vela hunde al Pucela

Real Sociedad 1- 0 Valladolid: La vaselina de Carlos Vela hunde al Pucela

Getty Images

Un golazo del mexicano decidió en Anoeta, donde los vascos prolongaron su ilusión europea. El equipo de JIM desaprovechó una buena oportunidad para salir de la zona roja

Partido con alternativas de ambos equipos el vivido en San Sebastian en el que ambos dispusieron de varias ocasiones pero que, sin embargo, no necesitó más que un precioso tanto de Carlos Vela en la primera mitad, fruto de una fantástica acción de Rubén Pardo, para cerrarse a favor de los locales. Tras diez minutos de tanteo entre ambos equipos marcados por las imprecisiones, el Valladolid daba mayor sensación de peligro, a pesar de no sacar remates entre los tres palos y parecía dominar el terreno de juego. Sin embargo, la primera ocasión de interés llegó para la Real   Sociedad. 

En una fantástica acción a mucha velocidad entre Vela y Zaldua por banda derecha, el balón llegaba casi en el límite del área pequeña a un Seferovic que trató de batir sin conseguirlo a un Jaime que se le echaba encima. Sin embargo, la ocasión parecía haber sido un espejismo y el Valladolid volvía a controlar el balón y a acercarse al área de Claudio Bravo.  

Pero eso nunca es suficiente para ganar un partido si no se traduce en ocasiones. Así, el espejismo se convertía en una premonición cuando, pocos minutos más tarde, Rubén Pardo   se inventaba un pase genial sobre la defensa pucelana, donde solo lo esperaba un Carlos Vela que, libre de marca, batía a Jaime con un precioso remate parabólico para subir el primer tanto al marcador de Anoeta.  

El tanto cambió por completo la cara del choque. Ahora era la Real quien jugaba con el balón, con un control superior al de cualquier fase de dominio pucelano y encerraba al Valladolid en su área, incapaz de avanzar metros con el balón controlado. Así siguió el choque durante unos minutos, pero los de Jagoba Arrasate tampoco conseguían aumentar su ventaja, lo que   permitió que el Valladolid volviera a disponer de fases ofensivas que, en cualquier caso, no se   traducían en peligro para los locales. 

Ya en la segunda mitad, el partido continuó con acciones y fases alternativas en las que ambos equipos transmitían sus deseos de ir a por el partido. El primero en convertir esas sensaciones en peligro real sobre la meta rival fue Seferovic que, mientras se zafaba del marcaje de Mitrovic dentro del área, sacaba un disparo preciso junto al palo izquierdo de la meta que sacaba in extremis Jaime. Pero Larsson no tardaba ni dos minutos en dar la respuesta con un tremendo contragolpe por banda izquierda en el que dejaba el balón franco a Óscar que, solo frente a Claudio Bravo, se equivocaba al disparar al único sitio al que no debía hacerlo: contra el cuerpo del meta chileno.  

No sería última que fallase el salmantino. Poco después, en una falta algo lejana, el balón le llegaba a Mitrovic quien, de cabeza, se lo dejaba a Óscar para que este, en una posición inmejorable sobre el punto de penalti y sin marca alguna, disparase muy alto. El intercambio de golpes lo cerraba Seferovic con un disparo durísimo desde dentro del área   aunque algo escorado, que Jaime acertaba a cubrir antes de que se convirtiera en el segundo tanto local. A partir de ese momento, las imprecisiones volvieron a convertirse en norma y los minutos fueron sucediéndose cada vez con más interrupciones y faltas en la medular.

El juego apenas tenía continuidad y la victoria de la Real era cada vez más segura. Solo un libre indirecto desde dentro del área por una cesión a Bravo la puso en cuestión, pero el disparo de Peña se marchaba fuera y, con el balón, la oportunidad de los pucelanos de sacar algo positivo de Anoeta.

Artículos relacionados