thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 10 de marzo de 2014
  • • 22:00
  • • Estadio Municipal de Anoeta, Donostia-San Sebastián
  • Árbitro: Alfonso Alvarez Izquierdo
  • • Espectadores: 15344
2
F
3

Alberto Bueno, autor de uno de los goles del duelo

Real Sociedad 2-3 Rayo Vallecano: El equipo de Paco Jémez asalta Anoeta

Alberto Bueno, autor de uno de los goles del duelo

El Rayo no quiso ser menos que el Betis y el Valladolid y consiguió un triunfo de vital importancia en feudo donostiarra

Revolución en la zona baja de la tabla. Aunque no logra salir de la zona de descenso, el Rayo Vallecano sacó tres puntos de oro de su visita a Anoeta. Las victorias del Betis y el Valladolid le habían metido mucha presión al cuadro madrileño que vio, además, como la Real Sociedad se adelantaba en dos ocasiones en el marcador. Es la primera vez esta temporada que consigue la victoria tras encajar el primer gol del partido, algo que le ha ocurrido en 19 ocasiones previas.

La Real Sociedad se descuelga de la lucha por la cuarta plaza y no consiguió aprovechar los pinchazos del Athletic y del Villarreal. Encaja su primera derrota como local desde el pasado 1 de noviembre, cuando cayó 1-2 ante otro equipo madrileño, el Atlético.

El partido tuvo un comienzo eléctrico. Se adelantó el conjunto txuri urdin en su primer ataque por mediación de Iñigo Martínez, de cabeza. La defensa madrileña seguía en el vestuario y dejaron rematar cómodamente en el interior del área al central donostiarra. La cosa se ponía fea para el conjunto vallecano, pero apenas dos minutos después Larrivey cayó derribado en el interior del área y el árbitro no se lo pensó a la hora de decretar la pena máxima. El propio delantero argentino fue el que asumió la responsabilidad de ejecutar el penalti y engaño completamente a un Zubikarai, que debutaba ayer en liga, para colocar las tablas en el electrónico (1-1).

Cómo ha crecido Larrivey en los últimos encuentros del conjunto franjirrojo... El jugador de Gualeguay marcó su sexto tanto en la competición liguera y, con cuatro goles y tres asistencias, ha participado en siete de los nueve últimos goles del Rayo.Los primeros cuarenta y cinco minutos no dieron un respiro. Los dos equipos rivalizaban por la posesión del balón y se jugada a un alto ritmo. Poco a poco, los de Jagoba Arrasate fueron haciéndose con el control del partido y comenzaron a contabilizar llegadas sobre la meta defendida por Rubén, especialmente por mediación de Carlos Vela, que tuvo varias oportunidades para poner nuevamente a su equipo por delante en el marcador. No obstante, el equipo de Paco Jémez no le perdió la cara al encuentro y también dio algún susto por mediación del propio Larrivey y de Rochina.

Cuando el colegiado estaba a punto de señalizar el descanso se puso por delante otra vez el conjunto donostiarra. La Real marcó sus dos goles en el primer y último minuto del primer acto. Rubén Pardo recogió un balón en la frontal, amagó con disparar con la derecha, pero recortó y le pegó finalmente con la zurda. El cuero tocó ligeramente en un defensa y despistó lo justo a Rubén.

El segundo acto comenzó de la misma forma que el primero: con gol nada más empezar. Esta vez fue del Rayo que igualó por segunda vez la contienda. Alberto Bueno aprovechó un mal despeje de Zubikarai para colocar el 2-2. Instantes después, Álvarez Izquierdo, anuló un tanto a Larrivey por encontrarse en posición antirreglamentaria a la hora de remachar una gran jugada colectiva del cuadro madrileño.

El conjunto vallecano estaba mucho más entero. Arrasate no lo veía nada claro y no tardó en poner a Griezmann en funcionamiento. Sorprendentemente el delantero galo fue suplente ayer tras debutar con la selección francesa la semana pasada. No obstante, la presencia del ‘7’ de la Real no amilanó a un Rayo que se puso por delante en el marcador instantes después por mediación de Rochina.

Los jugadores del conjunto madrileño apretaron los dientes en los últimos minutos. La Real adelantó sus líneas y empujó tratando de salvar al menos un punto. La defensa visitante no se descompuso y sacaron tres puntos de vital importancia en su objetivo por continuar en la élite del fútbol español.


Artículos relacionados