thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 8 de diciembre de 2012
  • • 16:00
  • • Estadio Municipal de Anoeta, Donostia-San Sebastián
  • Árbitro: Javier Estrada Fernández
  • • Espectadores: 22763
1
F
1

Real Sociedad 1-1 Getafe: Los goles tardíos no evitaron el empate

Partido trabajado donde el aspecto táctico se ha antepuesto a las individualidades y que sólo se rompió en el tramo final del choque

El duelo directo por los puestos europeos se saldó con unos 45 minutos muy parejos, con ambos equipos bien posicionados y sin apenas acciones meritorias. Las imprecisiones mantuvieron el mismo guión de partido que parecía acabar en empate sin goles hasta que las cabezas de Ángel Lafita y Carlos Martínez anotaron en el tramo final.

La tarde gris de San Sebastián y el rápido césped de Anoeta presenciaron un encuentro igualado que no encontraba control por parte de ninguno de los dos equipos en los primeros instantes. La Real pecaba de previsible y se enmarañaba en el entramado defensivo del Getafe con dos líneas presionantes de cuatro hombres. Mientras que los madrileños, se precipitaban a la hora de salir con el balón y sólo parecían tener las ideas claras en los lanzamientos directos botados por Pedro León o en los saques de puerta que servía Moyá en largo.

El balón caminaba sin dueño con ausencia de acciones de peligro en ambas porterías, a excepción de un testarazo del Chori Castro. La balanza estaba levemente inclinada hacia el lado donostiarra que ejercía uso de su condición de local para conducir algo más el balón. Un choque más al gusto de los entrenadores que del espectador, más táctico y posicional que vistoso.

Una larga elaboración del ataque getafense acabó con un zurdazo colocado de Barrada que pudo poner el primero de la tarde en el marcador. Los azulones, con indumentaria roja por coincidencia de colores, exhibían su capacidad para atacar, aunque fuera en dosis pequeñas.

El segundo acto parecía esperanzador para los 'txuri-urdin' con un disparo de Diego Ifrán, al primer minuto. Las siguientes acciones de los realistas, llenas de intensidad y peligro, desmontaban la estructura defensiva que se había mantenido de manera férrea, hasta entonces, por parte de los hombres de Luis García.

Los minutos de dominio de los guipuzcoanos se convirtieron en una reprimenda que no terminó en castigo por lo que el Getafe recuperó la confianza ofensiva. Tanto, que a los 20' un golpeo de Lopo, en una postura forzada con el exterior de su pierna derecha, impactaba con el larguero de Bravo. Los azulones se animaban.

A medida que los minutos pasaban, las imprecisiones y decisiones erróneas de los dos equipos aumentaban. Si en el primer tiempo el empate se mantuvo por la efectividad de las defensas, en la segunda estaban siendo los errores los que impedían avanzar o llegar. Errores originados por los dos conjuntos que hacían del duelo más físico que técnico.

En un contraataque de los madrileños, el incorporado Gavilán colocaba un buen esférico a Lafita, que había crecido en el segundo tiempo, que rompía por el medio de la defensa donostiarra para picar el balón con un buen testarazo. Cuando parecía que el partido iba a concluir con victoria visitante, un espectacular centro de De La Bella al segundo palo encontraba a Carlos Martínez que cabeceaba el empate. Con este resultado, el Getafe sigue en puestos europeos y la Real Sociedad aspirando a ocuparlos.

Artículos relacionados