thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 9 de noviembre de 2013
  • • 16:00
  • • Estadio Santiago Bernabéu, Madrid
  • Árbitro: Juan Martínez Munuera
  • • Espectadores: 77427
5
F
1

Real Madrid 5–1 Real Sociedad: Xabi Alonso manda, Cristiano Ronaldo mata

El luso brilló con un nuevo hat-trick dentro de lo que fue uno de los partidos más lúcidos de los blancos, cimentado en el orden que aportaron Xabi Alonso y Modric en la medular

El Real Madrid manda un aviso a navegantes. Llegaba con todas las dudas del mundo tras el último parón liguero, y llega al siguiente coronando su franca progresión con el que quizás fuera su partido más lucido de toda la temporada. Una goleada ante una Real Sociedad a la que borró del campo durante muchas fases del partido. Todo orquestado coralmente a partir del orden y rigor posicional colectivo, la base para que el talentoso ataque brillara por sí mismo. Ronaldo marcó tres goles y dio una asistencia, Benzema marcó otro tanto y dio otro pase, Gareth Bale dio una asistencia para que marcara Khedira, y casi todos los tantos a raíz de robos en campo propio: la expresión más fiel de que el engranaje merengue por fin encajó. Griezmann marcó el gol de la honra con una bonita vaselina, sin que eso llegara a empañar lo más mínimo la exhibición blanca. El proyecto de Carlo Ancelotti sigue dando pasos hacia adelante.

Ronaldo y Benzema se reparten goles y asistencias. Decía Carlo Ancelotti en la previa que el partido ante la Real Sociedad era “un test importantísimo” para calibrar la progresión de su equipo, y lo cierto es que los blancos dieron un golpe en la mesa de principio a fin. Siete minutos tardó Ronaldo en mandar el primer aviso a Claudio Bravo. Su disparo lejano se estrelló en el larguero. No fallaría cuatro minutos después, coronando una jugada colectiva preciosa. Un robo en campo propio permitió el milimétrico cambio de banda de Xabi Alonso para Benzema, que a su vez centró al segundo palo para que el ‘7’ merengue rompiera la igualdad en el marcador. Seis minutos después, Ronaldo le devolvería el presente al galo, tras otro nuevo robo de balón que permitió que Modric lanzara el contraataque. El centro de Cristiano fue rematado a gol al primer toque por el propio Benzema, que había intervenido poco antes en la jugada. 2-0 en apenas cuarto de hora, y la sensación de que la Real Sociedad no había despertado aún de la siesta.

Xabi y Modric dirigen para que el tridente ejecute. Partidos como ante el Sevilla, este Madrid quizás se hubiera contentado con sestear y dormir el partido con semejante ventaja, sin embargo esta vez fue al contrario, no dejó a la Real Sociedad levantar la cabeza lo más mínimo. Merced a una defensa muy seria por todo el campo, además de una colocación y orden académicos sobre el campo. A lo que hay que sumar el nervio y el talento que hoy acompañó a prácticamente todos los jugadores merengues. La muestra más clara, el rigor de los Xabi-Modric-Khedira en la medular, conectando a la perfección con el demoledor tridente atacante ‘BBC’. La fórmula no podía dar como resultado otra cosa que no fuera la goleada. Si Ancelotti se refería a esto cuando hablaba del ‘fútbol espectacular’, desde luego que en la primera parte no iba muy desencaminado.

Ronaldo y Khedira ponen el candado a la victoria. Estaba siendo, de largo, el mejor partido del Real Madrid en la presente temporada. Y esta vez, no como ante el Málaga, la distancia entre ambos equipos en el marcador fue caminando paralelamente a la que se veía sobre el césped. De hecho, al descanso se llegó ya con un clarísimo 4-0 a favor, fiel reflejo de lo que estaba sucediendo. Al minuto 25, Ronaldo transformó un penalti quizás algo riguroso por manos de Markel después de que Benzema provocara un contraataque al robarle el balón a un incauto Mikel González. Y todavía a diez minutos del descanso, Khedira pondría su firma a la goleada, con un fuerte disparo desde la frontal tras una buena triangulación entre Carvajal y Gareth Bale. Todo le salía a pedir de boca al Real Madrid.

Griezmann logra el gol de la honra, Cristiano el de la gloria. La segunda parte bajó algún entero con respecto a la primera. Lógico, con un resultado tan desequilibrado. Y la Real Sociedad aprovechó prácticamente el único momento de despiste merengue para que Griezmann marcara el gol del honor. Eso sí, de una muy bonita vaselina aprovechando un error de Pepe. Sin embargo, el tanto no sirvió para cambiar el guión del partido, como quizás sí sucediera hace dos semanas. El Real Madrid le vio las orejas al lobo, y nuevamente volvió a poner el pie sobre el pedal del acelerador. No hizo falta más. Ronaldo marcó de falta directa el 5-1 para dejar claro que no había opción a la machada para los donostiarras. Un auténtico golazo, y que provocó que el Bernabéu estallara en gritos: “¡Ronaldo Balón de Oro!”, coreaban. Con tantos partidos como el de este sábado, no les falta razón.



Artículos relacionados