thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 23 de octubre de 2010
  • • 20:00
  • • Estadio Santiago Bernabéu, Madrid
  • Árbitro: César Muñiz Fernández
  • • Espectadores: 80000
6
F
1

Liga BBVA: La máquina de Mou esta imparable y no tiene piedad ante el Racing (6-1)

Liga BBVA: La máquina de Mou esta imparable y no tiene piedad ante el Racing (6-1)

El Real Madrid no tuvo piedad ante un Racing sin ideas y le ganó 6-1 aunque pudieron haber sido 10.... Tremenda noche de Cristiano que marcó cuatro goles, uno de Higuaín y el restante de Özil. El descuento llegó por intermedio de Diop, aunque solo sirvió para la estadística. ganó, goleó y gustó.. ¿qué más se le puede pedir?

Pinnaclesports.com: ¡apuesta en un sitio sin comisiones!

¡100 € de Bienvenida si te registras en miapuesta.com!

Por Alberto Piñero.-


Real Madrid-Racing de Santander (6-1)

El Madrid consolidó el liderato liguero ante el Racing de la mejor forma posible: con la tercera goleada en los últimos cuatro partidos. Esta vez fueron seis goles los que cayeron del lado blanco, que tras lo visto en las últimas semanas parece que ha cogido ya la velocidad de crucero y se ha convertido en poco menos que una apisonadora. Y al mando de ella hoy se volvió a poner un Ronaldo que marcó nada menos que cuatro goles. Eso sí, no fue el único que tiró del carro, pues nuevamente hay que destacar la actitud y la compenetración de todo el equipo madridista del primero al último, destacando a un Di María que no marcó pero que participó directamente en otros cuatro tantos, certificando lo que se esperaba.

Porque después de golear a Deportivo y Málaga, y de bailar a todo un gigante como el Milan, lo más normal era que el Real Madrid acribillara a un Racing de Santander que llegaba en horas bajas al Bernabéu y con poco menos que su piel vendida ya de antemano. Y aunque el fútbol no se rige precisamente por las reglas de tres, esta vez la ecuación dio el resultado esperado: un Real Madrid superlativo goleando a un impotente Racing.

No en vano, cuando sólo se llevaba disputado un cuarto del partido, el electrónico del coliseo blanco ya exhibía un 3-0 ciertamente reflejo de lo que se veía sobre el campo. Esto es, un Real Madrid igual de enchufado que si enfrente estuviera el Milan y que estaba descosiendo literalmente al cuadro cántabro. Primero, con una presión asfixiante de la que los hombres de Portugal no sabían salir si no era a base de imprecisos pelotazos, y que se mantuvo durante prácticamente todo el partido. Y después, con un ataque eléctrico, con jugadores que casi siempre jugaban al primer toque en combinaciones, pero que además hoy siempre encontraban destinatarios en balones largos. Un recurso que no parecía ni mucho menos casual por otra parte, y que hizo inútil la defensa inicial de cinco del Racing, que si pretendía ser muralla, hoy se olvidó de los ladrillos y el cemento.

Así, el primer gol no tardó en llegar. Fue en el minuto nueve cuando Higuaín resolvía un mano a mano tras un cambio de banda prodigioso de un hoy sublime Di María. Cinco minutos más tarde, fue Ronaldo el que certificó el 2-0 en el marcador después de otro balón en profundidad a un efectivo Higuaín. El Pipita centró al área al primer toque para que el luso –adelantándose a toda la defensa racinguista- rematara en boca de gol.

Y lejos de conformarse, los jugadores blancos siguieron con el festival de fútbol, y después de que Di María regalara una rabona y una chilena al espectador, Ronaldo volvió a marcar en el minuto veintiséis de partido en una jugada muy parecida a la del segundo tanto. Esta vez fue Di María el que asistió en profundidad a Özil, para que el germano centrara desde la banda hacia un Ronaldo que andaba de palomero al más puro estilo Salinas, y que marcó a placer.

Así se llegó al descanso, y después del impasse, Portugal decidió apostar por quitar a un defensa para sacar a Ariel en la delantera, pero no dio ningún fruto. Es más, a los diez minutos de la reanudación el Madrid ya había alcanzado la manita y Ronaldo ya había sumado dos tantos más a su cuenta particular para sumar ¡cuatro en total! El luso marcó el cuarto del Madrid al rematar un centro desde la derecha del omnipresente Di María. Y también el Fideo le sirvió el siguiente en bandeja al forzar un penalti cometido por Cisma. El ‘7’ blanco resolvió desde los once metros, certificando su undécimo gol en los últimos seis partidos, reflejo del estado de forma que atraviesa a su vez el equipo blanco.

En la fiesta goleadora de los Di María, Higuaín y Ronaldo se coló poco después el que faltaba del repóquer de ases merengue: Özil. El alemán aprovechó un pase en profundidad de Xabi para batir en el mano a mano a Toño y firmar un apabullante 6-0 en el marcador. Momento en el que, con casi media hora aún por delante, Mourinho le dio minutos a Canales, Benzema y Pedro León. El ex racinguista y el hoy también indolente delantero francés tuvieron en sus botas ampliar aún más el marcador, pero fue el Racing el que se apuntó el del honor en su casillero después de que Rosenberg desviara un tiro lejano de Diop. Un tanto que ni mucho menos empañó el festival vivido en el Santiago Bernabéu de mano de un Madrid arrollador que en poco tiempo se ha ganado ya un respeto en Europa y en España a base de partidos como el de esta noche.


¡Haga su primera apuesta con Miapuesta.com y recibirá un bono de 100 Euros!

Pinnaclesports.com: ¡apuesta en un sitio sin comisiones!

*Goal.com recomienda jugar con moderación a quienes así lo decidan.


Artículos relacionados