thumbnail Hola,
En vivo

Copa del Rey

  • 20 de diciembre de 2011
  • • 20:00
  • • Estadio Santiago Bernabéu, Madrid
  • Árbitro: Miguel Ángel Ayza Gámez
  • • Espectadores: 52000
5
F
1

Real Madrid ganó con resultado global 7 - 1

Copa del Rey: El Real Madrid golea sin despeinarse a la Ponferradina (5-1)

Copa del Rey: El Real Madrid golea sin despeinarse a la Ponferradina (5-1)

Getty Images

El conjunto merengue venció y goleó a su rival con un equipo cargado de suplentes.

Real Madrid Ponferradina

Por Alberto Piñero (@pineroalberto) (Corresponsal Real Madrid).-

El Real Madrid despide el año como ha venido haciéndolo durante el resto del 2011. Esto es, goleando a quien se le ponía por delante mientras no fuera el Barcelona. Mourinho repartió minutos entre los menos habituales y los canteranos, y éstos respondieron de maravilla haciendo inútiles los esfuerzos de una impotente Ponferradina. Los cinco goles obra de los fichajes (cartera) y los de la casa (cantera) son el fiel reflejo de las buenas sensaciones que dejó entre el madridismo un partido que parecía inocuo, pero que sirvió para que el segundo batallón se reivindicase en el que era su día.

Y es que se presentaba el partido en el Bernabéu con un tufillo extraño. Situado como el último encuentro del año, Mourinho nunca antes había dado descanso a tantos jugadores, y con un 0-2 en la ida casi definitivo. Un partido un tanto desubicado. Sin embargo, más allá de la consabida y previsible clasificación, el partido sirvió para que el madridismo se fuera con un sabor de boca más que dulce a las vacaciones. Primero, porque el Bernabéu presentó una notable entrada de 60.000 espectadores, muchos de ellos niños, y el ambiente fue bastante mejor de lo esperado. Y segundo, y más importante, porque los menos habituales del equipo dieron la cara por su entrenador y el escudo que defendían.



Callejón volvió a demostrar que va muy en serio, que lo suyo no es flor de un día. Marcó dos goles en las enésimas jugadas en las que entra desde atrás rompiendo la defensa, una de sus especialidades, y dio una asistencia. Ozil volvió a encontrarse y a ser encontrado en el campo después de algunos partidos algo grises. Y como muestra, la asistencia del primer gol. Igual que Sahin, que sin llegar ni mucho menos a esas cotas que el madridismo tiene preparadas para él, sí que dejó algunos destellos más de los vistos hasta el momento, como por ejemplo la asistencia a Callejón. Casado cumplió en el que fue su día soñado. Varane se mostró muy seguro en la zaga, e incluso marcó también al saque de una falta de Granero. Y sobre todo, el que quizás más aprovechara su oportunidad fuera precisamente el propio Granero. Y es que pese a estar forzadamente desentrenado por los pocos minutos que lleva disputados, el Pirata demostró ganas, talento, y hasta peso en los ataques merengues.

Dicho esto, el partido no fue todo lo brillante que dicen las actuaciones individuales independientemente. A la Ponferradina quizá se le hiciera un poco grande el campo madridista, pese a que tiene las mismas dimensiones que el de El Toralín, y nada quedó de esa presión asfixiante que por momentos agobiara tanto a los pupilos de Mourinho en Ponferrada. Así, con espacios, el Real Madrid sólo tuvo que tocar y tocar hasta acercarse progresivamente a la portería visitante. Más sabe el diablo por viejo que por diablo, y en este caso, a los merengues apenas les bastó con madurar el partido con el paso del tiempo para que fueran cayendo los goles, respirar los aromas de la tranquilidad y meterse la clasificación en el bote.



Mediada la primera parte fue Callejón el que adelantó a los blancos aprovechando un buen pase de Ozil en profundidad y un mejor desmarque al hueco por detrás de la defensa. Diez minutos más tarde, el canterano a punto estuvo de firmar la que hubiera sido la jugada de la noche si no se llega a encontrarse con el travesaño en una vaselina desde casi el córner. Fue cuando la primera parte ya expiraba cuando llegó el segundo gol, obra del recién llegado Sahin al cabecear en el palo lejano un córner botado por Ozil. Y nada más reanudarse el partido, Varane aprovechó el rechace al saque de una falta botada por Granero para ponerle la puntilla a la eliminatoria, que no al partido.

Pues pese a que el juez ya había dictado sentencia, nadie se quitó el uniforme. Tanto el Madrid como la Ponferradina siguieron buscando el gol con ahínco, sin bajar ni una sola marcha en su camino. El cuadro leonés encontró su momento de gloria en el minuto 52, cuando Acorán aprovechó la autopista que le dejó el equipo blanco para plantarse en el balcón del área de Adán y marcar con un tiro cruzado. El bueno de Benzema se quedó sin marcar después de iluminar como nadie un partido gris en algunas fases. Pero dejó la máquina calentita eso sí, pues el que lo suplió sí que marcó en lo que era el primer balón que tocaba. Algo más meritorio aún cuando se trata de Joselu, el delantero del Castilla, que jugaba su segundo partido con el primer equipo y marcaba su segundo gol con apenas veinte minutos en su haber en ese momento.

Callejón cerró la goleada con un soberbio golazo tras un pase estratosférico de Sahin desde su campo, un delicioso control y un efectivo disparo para resolver el mano a mano. Una manita de goles finalmente. Y una manita de canteranos merengues al finalizar el partido: Joselu, Nacho Fernández, Pacheco –portero del Real Madrid C que también tuvo su oportunidad de debutar-, Granero y Callejón, más los sustituidos Casado y Adán. Una conclusión tan agradable y relevante para el madridismo como el resultado final, y una guinda perfecta a un 2011 notable para el Real Madrid.



¡Toda la información de la Euro 2012 ya está aquí !
Entérate de todos los datos de los equipos participantes, las sedes, los estadios... todo en el microsite de Goal.com ¡No te lo pierdas!

Artículos relacionados