thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 10 de diciembre de 2011
  • • 22:00
  • • Estadio Santiago Bernabéu, Madrid
  • Árbitro: David Fernandez Borbalan
  • • Espectadores: 79900
1
F
3

Liga BBVA: El Barcelona da una clase magistral y se lleva un gran Clásico (1-3)

Es el partido más grande de cuantos se puedan jugar hoy en día: estilos, maneras de entender el mundo y una galaxia de estrellas, frente a frente. Así fue el Real Madrid-Barcelona.

Decir que Real Madrid y FC Barcelona se juegan la vida es exagerado; afirmar que se enfrentan dos formas de entender la vida, por el contrario, se acerca más a la realidad. Ciudades, ideologías, políticas deportivas y perfiles humanos bien diferenciados,  cara a cara en el Santiago Bernabéu.

La Columna de Ivar Matusevich


No hay abismo en la grandeza
No hay Abismo en la grandeza

Todos hemos reflexionado en voz a alta durante la última semana y desde este posicionamiento nada nos puede cambiar de cara a un resultado puntual. Ya sabemos a lo que juega el Barcelona, dueño de un espacio en la historia que nadie le quitará jamás. Ya sabemos cómo es José Mourinho y lo qué persigue: nadie le quitará sus títulos jamás.

Puestas las cartas sobre la mesa, no se nos ocurre otra reflexión previa más que la lanzada en nuestra última Columna, No hay abismo en la grandeza. Allí concluíamos:

“El Barça tiene la única presión de jugar bien ya que su mensaje y razón de ser no se basa en el resultado sino en las formas para conseguirlo. El Real Madrid de José Mourinho existe, respira y sobrevive, por y para ganar como única meta final, metamorfoseando  las diferencias en un todo pragmático. Allí radica la abismal brecha entre unos y otros: si los blaugranas no ganan seguirán creyendo en lo mismo y si el Real Madrid sale perdedor, el discurso puede quedar vacío de verdades. El fin de ciclo del Barcelona, en resumen, sólo lo marcará la extinción de sus convicciones. Ya veremos quién se ahoga en su propio abismo, mientras tanto.”

Y la pelota comenzó a rodar

EL PARTIDO


José Mourinho eligió a Casillas; Coentrao, Pepe, Ramos, Marcelo; Alonso, Lass, Di María, Özil; Benzema, Cristiano Ronaldo. Mou sorprendió con la inclusión de Özil por Khedira y la ausencia del trivote defensivo en la medular, tendencia que parecía la más probable y contra la que,  con esta alineación, el míster madridista pareció sublevarse.

Por su parte, Pep Guardiola disipó las dudas en cuanto a nombres con Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Sergio, Xavi, Iniesta, Cesc; Messi y Alexis. A priori, el dibujo escogido sugería cuatro en el fondo, otros cuatro en el medio, un enganche y un delantero puro. A partir de ahora, el movimiento y el juego de presiones marcarían la exposición definitiva.

No hubo tiempo para analizar nada porque la primera posesión del Barcelona, la  pelota llegó hasta Víctor Valdés quien sólo y sin nadie apretándolo, regaló la pelota a Di María que sirvió a Özil para que rematara, rebote, balón para Benzema y red inflada con una volea sin la menor contemplación: 1-0 y todo cambiaba.

El Barça seguía intentando jugar en todas su líneas a pesar del fallo de Víctor. A Sergio Ramos le robó la pelota Leo Messi y el rosarino encaró en diagonal hacia la portería merengue, su remate buscó el rincón lejano de Íker que la sacó al córner con su habitual talento salvador. El partido estaba abierto, el Barça iba y el Madrid contragolpeaba en un campo rapidísimo por la lluvia.

Poco a poco el Barcelona comenzó a hacer pie, sin embargo el circuito Cesc-Iniesta-Messi se encontraba poco y la fluidez culé necesitaba del pase final para empatar el duelo. El Madrid presionaba pero menos y perdía la pelota rápidamente aunque lejos de su portería. El choque navegaba en tierra de nadie mientras Cristiano se comía el segundo por no jugar con Di María y disparar desviado.

Xabi Alonso veía amarilla por reiteración de faltas sobre Leo Messi. Minutos más tarde, el Genio Silencioso encaró en vertical hacia el área merengue y regateó a tres jugadores locales para regalarle, con un pase magistral, el gol a Alexis Sánchez que se presentó en la alta sociedad con un golazo al palo largo de Casillas. Messi volvía a enmudecer al Bernabéu y Alexis se vestía del crack que todos conocemos: 1-1 y vuelta a empezar. El Barça defendía con tres, manejaba el partido y cerraba el primer tiempo atacando y siendo más que su eterno rival.

En el complemento el Barcelona siguió con el mismo dibujo, es decir defendiendo con Puyol, Piqué y Abidal e intentando llevar la iniciativa mientras el Real Madrid apostaba por el juego directo después de cada robo de balón. Ninguno de los dos traicionaba su estilo y el clásico no defraudaba a nadie.

Si en la primera parte los rebotes favorecieron a Benzema para el 1-0, a los siete del segundo tiempo y después de dos buenas jugadas del Barça, Xavi empalmó una volea desde treinta metros que golpeó en Marcelo, pegó en el  palo y adentro para el 1-2. Los chicos de Pep Guardiola remontaban el duelo sin cambiar su forma de entender el juego y ante un rival de altísimo vuelo. Mou mandó a  Kaká por Özil para buscar el empate y a Khedira por Lass para cambiar aire. El Madrid sufría y se mostraba quebrado en dos a pesar de un cabezazo de Cristiano, solo, afuera. Era momento para el tercero o el empate, sin matices.

Y fue tercero nomás: otra enorme apilada de Leo que jugó para Dani Alves, de enorme partido, quien centró para que Cesc Fàbregas llegara donde Pep lo había soñado, y rematara de cabeza para el 1-3. Era otra clase magistral de Guardiola y sus chicos que, con juego, solidez y jerarquía, se hacía dueño de la escena en el mejor de los teatros. Higuaín por Di María, el último intento de Mou.

Pasaban los minutos y el Real Madrid iba como podía mientras el Barcelona seguía dominando, desde la valentía, el duelo. Guardiola mandó a Keita en lugar de Cesc, agotado y goleador. El Barcelona, en resumen, volvió a demostrar todo su valor. Solidez con Puyol y Piqué, calidad y manejo de los tiempos en Busquets, Xavi e Iniesta, llegada en Cesc, explosión en Alves y magia en Leo Messi. El Barcelona fue el mejor, jugó mejor y ganó. ¿Alguien se sorprende?

¡Toda la información de la Euro 2012 ya está aquí !
Entérate de todos los datos de los equipos participantes, las sedes, los estadios... todo en el microsite de Goal.com ¡No te lo pierdas!

Artículos relacionados