thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 31 de marzo de 2014
  • • 22:00
  • • Estadio Benito Villamarín, Sevilla
  • Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz
  • • Espectadores: 33488
1
F
2

Betis 1-2 Málaga: Juanmi y Sergi Darder sentencian al equipo verdiblanco

Betis 1-2 Málaga: Juanmi y Sergi Darder sentencian al equipo verdiblanco

EPA

Trepidante partido en el Villamarín, con un final de infarto en el que dieron la vuelta al tanto de Lolo Reyes en menos de cinco minutos

Como si de un guión de terror se tratase, el anunciado derbi andaluz con tintes dramáticos se descantó a favor del Málaga con un final cuanto menos cruel para el Betis, que a falta de diez minutos para la conclusión vislumbraba la salvación a cinco puntos merced al gol en la primera mitad de Lolo Reyes. Juanmi, que revolucionó el partido con su entrada al campo, y Darder, pusieron la puntilla a un Betis que no levanta cabeza y cuya salvación comienza a ponerse en manos de las hadas o los duendes. Por su parte, los tres puntos para el Málaga suponen un paso de gigante de cara a la salvación, dejando a cinco puntos los puestos del infierno que marca actualmente el Almería
 
Cruel porque, a pesar de lo que reza la clasificación, el Benito Villamarín presentaba un ambiente de gala en una lluviosa noche de lunes en horario intempestivo para tratar de seguir llevando en volandas a los suyos hacia una utópica salvación La tensión y lo mucho que se jugaban ambos equipos se plasmó desde el primer minuto sobre el mojado césped del Benito Villamarín, con idas y venidas de un área a otras debido a las numerosas imprecisiones y al estado del terreno de juego. Pudo adelantarse el Málaga por mediación de Santa Cruz a los diez minutos de partido, encarando a Adán en el uno contra uno y topándose con la pierna izquierda salvadora del ex guardameta del Real Madrid, que sigue en estado de dulce tras su aterrizaje en Sevilla. El susto espoleó al Betis, que de la mano de Leo Baptistao protagonizó los mejores minutos del primer periodo. La movilidad del brasileño trajo de cabeza a la zaga malaguista, aunque sería Lolo Reyes el que desnivelaría la balanza del partido. No pudo elegir mejor día el chileno para estrenarse como verdiblanco tras un zapatazo desde la frontal que, con la inestimable colaboración de Willy Caballero, terminó colándose dentro de la portería. Manos blandas del gran guardameta del Málaga, que esta vez le tocó disfrazarse de villano en lugar de héroe, algo a lo que nos tiene más acostumbrados esta temporada. Cumplía con la regla el Betis, ya que 13 de sus últimos 14 goles ante el Málaga en liga los ha marcado en la primera mitad. Tuvo el segundo Rubén Castro al borde del descanso, tras una gran jugada de N’Diaye y Leo Baptistao por la derecha cuyo dentro del brasileño lo cabeceaba fuera el delantero canario.
 
Tras la reanudación, el decorado no cambió en exceso. Pocas ocasiones y un fútbol muy trabado. La tensión era palpable en cada lance del juego, con dos equipos que se jugaban mucho más que tres puntos. Leo Baptistao y N’Diaye perdonaban delante de Willy Caballero, dando paso al éxtasis malaguista liderado por el recién entrado Juanmi. Primero protagonizando la jugada del partido, sirviendo en bandeja el tanto a un Roque Santa Cruz que remataba fuera a dos metros de la línea de gol. Y acto seguido poniendo las tablas en el marcador, tras una buena asistencia de Amrabat que no desaprovechaba el canterano malaguista para perforar la red. El Betis quedó noqueado con el tanto, y Darder lo aprovecharía cuatro minutos más tarde para poner la puntilla al equipo de Gabriel Calderón. Nueva asistencia que se sacaba de la chistera el marroquí Amrabat, la cuarta desde su llegada al Málaga, que el mediocentro colocaba en la escuadra derecha de la portería de Adán con todo a su favor.
 
Apeló a la heroica el Betis, y a punto estuvo de arañar un punto, pero todo le sale al revés esta temporada al conjunto verdiblanco. Penalti de Camacho sobre N’Diaye que Rubén Castro iba a desaprovechar estrellando el lanzamiento en el travesaño. Segundo penalti que lanzaba el canario y segundo que erraba desde los once metros. Tras el pitido final el Betis se retiraba cabizbajo, sabedor de que la gesta se antoja cada vez más complicada. Ninguno de los 27 equipos que sumaron 22 puntos o menos al cabo de la jornada 30 en la liga española, los mismos que tenía al Betis antes del partido de esta noche, lograron permanecer en Primera. Mientras que Bernd Schuster y su Málaga sonríen tras una temporada llena de turbulencias en la que empiezan a asomar la cabeza a falta de siete jornadas para el final.


Artículos relacionados