thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 12 de mayo de 2013
  • • 17:00
  • • Estadio Benito Villamarín, Sevilla
  • Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 38547
1
F
0

Betis 1-0 Celta de Vigo: Los verdiblancos hunden al Celta en el abismo

El equipo de Pepe Mel supera por la mínima al conjunto de Abel Resino y le condena al milagro si quiere lograr la salvación para continuar en la Liga BBVA

Un detalle puede marcar un partido. Eso es lo que ha determinado que el Betis haya conseguido ganar a un Celta ramplón, sin sangre y que trataba de llegar a la meta de Adrián a base de fogonazos y sin ningún sentido. El equipo vigués fue el conjunto del “quiero y no puedo” de las últimas jornadas y sólo le quedan dos balas en la recamara para tratar de salvar la categoría “in extremis”.

El conjunto bético salió al terreno de juego a morder desde el primer momento. El colegiado, Teixeira Vitienes, anuló dos goles en los primeros diez minutos de partido. Uno por fuera de juego de Rubén Castro y otro por fuera de juego de Nosa. El primero de ellos nunca debió ser pitado porque el delantero canario marcó en posición reglamentaria. A partir de ese momento el equipo de Mel cogió el mando del partido, maestralmente llevado por la batuta del incombustible Beñat y el Celta sólo conseguía acercarse a la meta de Adrián a base de contraataques. Iago Aspas dispuso de una ocasión clarísima mediada la primera mitad pero su disparo cruzado fue perfectamente blocado por el meta verdiblanco.

El partido llegaba al descanso con el ritmo cansino que se adueño de los dos equipos a lo largo del choque. En la segunda parte el Betis volvía por sus fueros, iniciaba las jugadas desde el medio del campo y culminaba sin fortuna los pocos tiros contra la meta de Javi Varas. Cuando todo parecía abocado a un empate en el marcador llego el killer bético: Rubén Castro remataba un centro puesto por Chica desde la banda derecha y conseguía abrir el marcador. En la celebración regalaba su camiseta a la grada en una mezcla de rabia y demostración: sin saberlo acababa de decidir el partido a favor de su equipo.

A partir de ese momento el Celta se volcó al ataque. En un centro desde la banda derecha Oubiña remataba a bocajarro y otra vez Adrián salvaba los muebles del club andaluz. El conjunto gallego iba a por todas en el partido e incluso sustituía a Roberto Lago por Toni. Abel Resino ponía tres defensas y se encomendaba al milagro para tratar de dar la vuelta al partido. Y, de nuevo, la polémica se cernía sobre la figura del colegiado de la contienda: un golazo por la escuadra de Andrés Túñez que hubiera significado el empate era anulado. Desde ese momento el Celta se estrelló con la muralla defensiva de Mel y con un portero que se sentía muy seguro. El partido terminó con el gol que Rubén Castro puso en el marcador en el minuto 68. El Betis casi clasificado para disputar la Europa League y el Celta de Vigo a tres puntos de la salvación y con un pie en la Liga Adelante. En Vigo todos se aferran a un milagro del Apóstol.

Artículos relacionados