thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 24 de febrero de 2013
  • • 12:00
  • • Estadio del Rayo Vallecano (de Vallecas Teresa Rivero), Madrid
  • Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero
  • • Espectadores: 8921
1
F
2

Rayo Vallecano 1-2 Valladolid: Alberto Bueno asalta Vallecas

El atacante del Pucela desniveló el encuentro con dos asistencias en la segunda parte. Jordi Amat anotó el mejor gol de la jornada, pero no sirvió para nada

El Real Valladolid logró una victoria importante ante el Rayo Vallecano en el primer encuentro de la jornada dominical en la Liga BBVA. Los hombres de Djukic, que llegaban a la capital de España tras sumar dos puntos de doce posibles, demostró que saben ganar sin Patrick Ebert.

El técnico serbio dejó a Óscar y Javi Guerra en el banquillo, poniendo a Alberto Bueno como enganche, justo por detrás de Manucho, que fue la referencia ofensiva del cuadro blanquivioleta. Paco Jémez, mientras tanto, apostó por juntar a Chori Domínguez, Piti, Baptistao y José Carlos en línea atacante.

La primera parte comenzó con claro dominio de un Rayo Vallecano que, pese a todo, no gozó de grandes ocasiones. El Valladolid, de menos a más, finalizó los primeros 45 minutos protagonizando tres oportunidades claras, aunque no encontró la suerte del gol en ninguna de ellas.

Ya en la reanudación, los pucelanos se adueñaron del escenario. Sereno puso el 0-1 al cabecear una buena asistencia de Alberto Bueno, pero la alegría no duró ni dos minutos, ya que Jordi Amat vio adelantado a Dani Hernández y marcó el gol del año con un disparo desde su casa.

El 1-1, sin embargo, no equilibró las cosas. El marcador era igualado, pero la diferencia en el juego parecía cada vez mayor. Alberto Bueno, que había decidido ser el protagonista absoluto del partido, lanzó una gran acción individual y terminó cediendo a Manucho para que el angoleño anotara el 1-2 a placer.

Instantes después, y con el Rayo volcado, Bueno, una vez más, iba a helar Vallecas con un espectacular disparo que acabó golpeando en la madera. Los hombres de Paco Jémez apenas inquietaron la portería rival, aunque gozaron de una gran ocasión en el minuto 92, momento en el que Dani Hernández, con un vuelo sin motor, salvó al Pucela.

Relacionados