thumbnail Hola,
En vivo

Copa del Rey

  • 9 de enero de 2014
  • • 21:30
  • • Estadio del Rayo Vallecano (de Vallecas Teresa Rivero), Madrid
  • Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 3301
0
F
0

Rayo Vallecano 0-0 Levante: la vida sigue igual

Ni los madrileños, ni los granotas han conseguido la victoria en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Empate con sabor a derrota para ambos equipos

Rayo Vallecano y Levante han disputado en el Estadio de Vallecas el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. De momento la eliminatoria no pinta para ninguno de los dos equipos.

Sin novedad en Vallecas. La primera mitad disputada en Vallecas ha sido un cóctel algo aburrido, sin goles y sin novedad en el frente. Los granotas presionaron muy arriba desde el inicio y Los hombres de Paco  mostraron considerables problemas a la hora de sacar la pelota.

Aun así la pelota estuvo en los pies de los franjirrojos pero sin apenas poder crear peligro. La ocasión más cerca del gol la protagonizó Galeano que no logró atinar el balón entre los tres palos en el minuto 40. Le sobrevino un balón en pleno área chica pero remató lejos de la portería de J. Jiménez. El Levante asumió el papel de sumiso y dejó el esférico en poder de los de Jémez, sin miedo a nada. Los de Joaquín Caparrós siguieron la táctica de la contra, repliegue, defensa y velocidad con su punta de referencia. 

Perea lesionado. La nota fatídica para la parroquia vallecana la protagonizó Perea antes de finalizar el primer acto. El jugador del Rayo Vallecano se hizo daño en el tobillo, el cual se dobló, al pisar mal en la caída de un salto. Su cara de dolor avalaba el alcance de la lesión.

Rubén Ramiro al rescate. El segundo periodo fue un espejo de lo que aconteció en la primera mitad. Demasiadas imprecisiones para ambos conjuntos. Mucha falta de continuidad, claridad, madurez, equilibrio y acierto en todas las posiciones. Ninguno de los dos equipos muestra la precisión de un primera división. El entrenador rayista siguió con su método personal y relegó toda su punta de ataque para darle el protagonismo necesario a Rubén Ramiro. Además dio órdenes de aprovechar el ala de Lass como autopista para encontrar el gol. Pero los resultados no fueron más allá de un derechazo de Ramiro en busca de la escuadra o de Lass como un correcaminos por la banda pero sin la capacidad de centrar o definir un gol.

El tiempo corría, los goles se resistían y el Levante basculaba el partido presionando, sin posesión y con balones largos. El Rayó se acomodó y Viera tuvo el gol en sus pies, pero no pudo ser. Si el partido estuvo limitado en ocasiones, el grancanario remató fuera inexplicablemente un centro fabricado entre Tito y Lass.

Ni Rayo, ni Levante han conseguido ganar este partido. Lo que podía haber sido un golpe de autoridad y alegría en estos tiempos difíciles para ambos, se ha convertido en un escaparate de errores y de poco provecho sobre el campo. El día 15 se disputará el segundo round. Y de ahí conoceremos el rival que se enfrentará a Barça o Getafe. Pero mientras, la vida sigue igual...

Relacionados