thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 24 de noviembre de 2013
  • • 17:00
  • • Estadio del Rayo Vallecano (de Vallecas Teresa Rivero), Madrid
  • Árbitro: José Luis González González
  • • Espectadores: 8924
1
F
4

Rayo Vallecano 1-4 Espanyol: Sergio García manda a los madrileños a la UCI

La artillería de Sergio García y Stuani pone al Rayo Vallecano entre las cuerdas del descenso y elimina la mala racha perica

Rayo Vallecano y Espanyol han disputado en el Estadio de Vallecas un partido que da alas de tranquilidad a Javier Aguirre y pone al Rayo en sus horas más bajas.

Gafe. Los madrileños no son capaces de quitarse el mal gafe de encima y con la victoria de los blanquiazules, encadenan su peor racha en casa desde la campaña 2002-2003. Durante la primera mitad el balón quedó atascado en el medio centro con el Rayo de comandante. Los de Paco Jémez con un 70% de posesión presionaron, interceptaron los balones divididos y anularon por completo a los pericos.

Rubén. Con el Rayo de jugón se sucedieron los minutos hasta que Rubén empezó a recibir jugadas peligrosas de Sergio García y Torje. El equipo catalán tornó los papeles de los primeros comienzos y empezó a asustar. Los rayistas probaron con Nacho abriendo la banda derecha, con Lass y hasta Saúl rematando, pero Kiko Casilla atrapó todo. Los de Javier Aguirre se armaron de valor y paciencia y en el minuto 26, Sergio García hizo gol de penalti, ajustando el balón a la escuadra y dejando al Rayo sin Rubén, con 10 sobre el campo.

10 contra 11. El Espanyol se aprovechó de su superioridad numérica aunque pareció que el Rayo jugó mejor con 10 que con 11. Los pericos fueron ganando solidez, seguridad y consistencia. Los madrileños lo intentaron todo por la banda derecha, pero todo se queda poco. Ni Trashorras, ni Viera, ni Tito vieron la luz en portería contraria.

En la segunda mitad a los de Jémez el tiempo y un jugador menos le estaban empezando a pasar factura. Y si todas las circunstancias fueran pocas, Sergio García volvió a marcar de nuevo el segundo para los blanquiazules, también de penalti. Su quinto gol en liga hizo que el Rayo se quedara anestesiado y el Espanyol hilvanase su partido particular. Los locales recuperaron balones rápido, montaron bastantes contras pero el Espanyol se quedó atrás acumulando el mayor número de jugadores posibles. Ni la heroica de Larrivey pudo destruir al ejército catalán. 

Pudo ser pero no fue. Si al conjunto franjirrojo no le falta algo es perseverancia. Tantos remates y recuperación de rechaces, así como pelea de balón, hizo que Saúl recortara diferencias y marcase el 1-2. Pero los catalanes no tardaron en sentenciar el partido en la portería de Cobeño. Por un lado, otra vez Sergio García volvió aparecer con el 1-3, esta vez punterazo al esférico. Y a posteriori dos minutos después, en el 86, Stuani sentenció el partido, 1-4, con un tiro cruzado que pasó entre las piernas de Cobeño.  

Víctor Álvarez. Con esta derrota el Rayo Vallecano entra en sus horas mas bajas, con 12 puntos y el Espanyol modifica sus registros fuera de casa con una victoria después de dos meses. Aunque más allá del fútbol está la vida y hoy ver en el once inicial a Víctor Álvarez, después de su intervención de corazón, nos ha puesto el vello del alma de punta. 

Artículos relacionados