thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 20 de enero de 2013
  • • 19:00
  • • Estadio Cuauhtémoc, Puebla
  • Árbitro: A. Zanjuampa
2
F
1

Puebla 2-1 Santos Laguna: La Franja salva los tres puntos en el final ante los 'Guerreros'

Puebla 2-1 Santos Laguna: La Franja salva los tres puntos en el final ante los 'Guerreros'

Getty Images

El conjunto dirigido por Manuel La Puente se encargó de llevarse tres puntos de su estadio, los goles de Borja y Noriega respondieron al momentáneo empate de Oribe Peralta

El conjunto de los 'Camoteros' de Puebla recibió a uno de los campeones del año 2012 durante el Clausura pasado, los dirigidos por Manuel La Puente llegaron con la ilusión de alargar la distacia que existe entre ellos y Gallos blancos y Atlas. Estos equipos están sufriendo con problemas de descenso y el Puebla se encuentra muy cerca de ellos en la tabla porcentual. El triunfo de esta noche le da confianza a los poblanos para seguir pensando en mantenerse en Primera División.

El primer gol de la noche llegó por medio de Félix Borja, que recibió un balón de cabeza de Alustiza para quedar solo frente a Oswaldo Sánchez. El delantero poblano definió de primera intención con un remate suave que pasó por entre la piernas del arquero santista. Este gol sería suficiente para que Puebla se fuera al descanso con la ventaja parcial, Santos Laguna parecía no reaccionar ante la desventaja.

En el segundo gol, una jugada a balón parado le dio a Santos Laguna el gol del empate, por medio de Oribe Peralta. En una jugada de tiro de esquina para el conjunto visitante, Oribe Peralta se encargó de rematar un rechace de la defensa poblana con un toque suave con la zurda para vencer al arquero 'Camotero'. Corría el minuto 57 y Santos Laguna ya empataba el partido.

Pero Puebla tendría la última palabra en una jugada a balón parado en el minuto 91, Luis Noriega se encargaría de rematar un centro al área con la frente. El centro llegó desde el costado derecho y Noriega no desprovechó la oportunidad. Con este gol, el Puebla terminó ganando agónicamente el partido, que le permite seguir soñando con mantenerse por encima de los equipos condenados al descenso.

Artículos relacionados