thumbnail Hola,
En vivo

Copa del Rey

  • 13 de diciembre de 2011
  • • 20:00
  • • Estadio El Toralín, Ponferrada
  • Árbitro: Ignacio Iglesias
  • • Espectadores: 8500
0
F
2

Copa del Rey: El Madrid vence sin problemas en Ponferrada (0-2)

Copa del Rey: El Madrid vence sin problemas en Ponferrada (0-2)

Getty

Con goles de Cristiano y Callejón, los merengues ganaron sin problemas incluso a pesar de la expulsión de Albiol por doble amarilla.

Ponferradina Real Madrid


Por: Alberto Piñero (@pineroalberto).-


El Real Madrid puede considerarse virtualmente en los octavos de final de la Copa del Rey después de lograr un ventajoso 0-2 en El Toralín. La Ponferradina no lo puso nada fácil, tuvo sus oportunidades para haberse marchado con algún gol en su casillero, pero el Real Madrid hizo valer su mayor calidad en los momentos clave. Callejón a la media hora para dormir un poco el ímpetu local. Y Ronaldo a cuarto de hora para el final, justo cuando Albiol acababa de ser expulsado y la Ponferradina amenazaba con asediar a Adán hasta el final. Con esos dos goles le bastó a un gris, pero serio y efectivo Real Madrid ante un Segunda B que sumaba cinco puntos menos que ‘su’ Castilla. Por las fechas en las que llegaba, y dada la galopante crisis de fe, se puede decir que los pupilos de Mourinho vuelven a la capital con los deberes hechos.

Empezó el partido eso sí con un tono distinto a lo que dice el resultado final. Con una Ponferradina mirando al Real Madrid a los ojos, sin miedo, llevado en volandas por los ánimos del público que llenó El Tolarín, por el espíritu del Alcorcón, y por la emoción de enfrentarse al equipo merengue. Yuri, su delantero, se permitió incluso el lujazo de una chilena preciosa al saque de un córner que si llega a entrar le hubiera garantizado portadas durante toda esta semana seguro. Sin embargo, pese a esa efusividad inicial, poco a poco el Real Madrid fue domando a la fiera, madurando el partido. La Ponferradina demostró tener orden, sacrificio, disciplina, orgullo, hambre, pero el fútbol, el talento y la calidad pertenecían a los de blanco, que aprovechaban cualquier mínimo descuido en defensa del cuadro leonés.

Y así fue como fueron llegando las ocasiones cumplido el minuto veinte. Primero, una de Ronaldo, al que el guardameta local le apagó bien la luz. Luego una de Callejón, al que Higuaín dejó solo, pero cuyo centro hacia Cristiano se marchó a tierra de nadie. Y a la tercera, el equipo madridista dejó de perdonar. La defensa de la Ponferradina tiró mal el fuera de juego, habilitando a Callejón para que rematara casi a placer un centro lateral de Khedira que se coló por la escuadra. Anda fino el ‘21’ merengue, que decían que iba a ser el nuevo Pedro León, y llegada la Navidad es el goleador más efectivo del cuadro blanco, además del cuarto máximo goleador. Nada más y nada menos.
El tanto sirvió para disminuir el ritmo del partido. La Ponferradina siguió jugando como sabía, bien colocado en defensa, esperando alguna rendija en la defensa contraria, como se juega en Segunda B. Y el Real Madrid parece que se contagió de alguna manera, completando un partido serio, pero sin lustre ninguno. Sin un detalle digno de mencionar, sin un pase en profundidad de los que levantan del asiento, sin asediar siquiera la portería contraria. Un partido en el que hasta Altintop se desenvolvió con solvencia en el lateral derecho, y donde Sahin demostró poco para lo que se espera de él.



Sólo Domenech tuvo a su alcance salpimentar el soso partido, pero su centro-chut nada más comenzar la segunda parte se estrelló en el larguero, y Yuri desperdició el rechace consecuente cuando Adán ya estaba vencido en el suelo. Ahí tuvieron el partido los locales. Bueno, ahí, y cuando el colegiado expulsó a Albiol por doble amarilla a falta de veinte minutos para el final. Al valenciano parece que le ha mirado un tuerto esta temporada. Pero no fue la expulsión lo que cambió el devenir del final, sino un gol de Ronaldo apenas cinco minutos después.

Encarando a su defensor, el portugués aprovechó su velocidad al borde del área para encontrar el hueco necesario para armar su pierna izquierda. El guardameta no acertó a rechazar el fuerte chut, colándose así en el fondo de la portería leonesa. No lo celebró el ‘7’ blanco, en un acto que le honra de alguna manera después de que minutos antes hubiera tenido un amago de tangana con Samuel, y tras algunas meteduras de pata parecidas este año. Sabía que ahí se había acabado el partido y la eliminatoria, que el gol llegaba después de las muchas y merecidas críticas que recibió tras el Clásico, pero Ronaldo no se lo quiso restregar a nadie.

De ahí al final, Mourinho hizo jugar a Granero –el jugador menos utilizado-, e hizo debutar también a Jesé después del amago en Amsterdam, una de las mayores esperanzas de la tan menospreciada cantera merengue. La Ponferradina por su parte amagó con marcar, pero sin llegar a morder. El choque lo había decidido ya Ronaldo. Viendo el resultado final, pudo parecer incluso que Ronaldo y el Real Madrid apretaron el acelerador cuando hubo de necesitarlo, aunque la realidad dice que no se encontró muy cómodo en los noventa minutos. Y aun incómodo, nadie le quita eso sí la seriedad, y el pundonor tras la puñalada recibida el sábado. La imagen no se lavó del todo, pero el orgullo se puede considerar sanado.




¡ Toda la información de la Euro 2012 ya está aquí !
Entérate de todos los datos de los equipos participantes, las sedes, los estadios... todo en el microsite de Goal.com ¡No te lo pierdas!

Relacionados