thumbnail Hola,
En vivo

Copa América

  • 14 de julio de 2011
  • • 00:15
  • • Estadio Padre Ernesto Martearena, Ciudad de Salta, Provincia de Salta
  • Árbitro: E. Osses
3
F
3

Copa América: Venezuela amarga a Paraguay sobre el final, pero avanzan los dos (3-3)

Copa América: Venezuela amarga a Paraguay sobre el final, pero avanzan los dos (3-3)

Dramático y vibrante empate en Salta, con el portero Renny Vega como héroe en Venezuela asistiendo a Perozo en el 3-3. Paraguay dejó escapar el triunfo y no ganará el grupo.




Paraguay Venezuela

Por Mario Aguirre.- Follow adrianboullosa on Twitter









Venezuela y Paraguay han ofrecido el partido más vibrante y dramático de toda la primera fase en la Copa América, con intriga por los cambios en el marcador y mucho suspense de cara al desenlace. Tras el 0-1 del punta del Málaga, José Rondón, Paraguay logró darle la vuelta al tanteador gracias a sendas jugadas con pelota detenida: empató Antolín Alcaraz, y el 2-1 lo puso Lucas Barrios, tras un centro de Nelson Haedo Valdéz.

Cuando el Burrito Riveros anotó el 3-1 y quedaban pocos minutos para el final, los tres puntos parecían ser ya guaraníes y, probablemente, el primer lugar del Grupo B. Pero tras el descuento de Miku, jugador del Getafe en España, el meta venezolano Renny Vega subió a cebecear un córner en el minuto 93 y suya fue la asistencia para el tanto final de Perozo (3-3). Los dos equipos avanzan a cuartos de final pero, al terminar su partido, no sabían aún quiénes serían sus rivales.

El Partido

Paraguay en problemas y Venezuela clasificada. Antes del comienzo de la Copa América, cualquiera hubiese acusado una confusión. Pero no. Un cuartofinalista de Sudáfrica 2010 debía jugársela al todo o nada frente al soprendente líder del grupo que ni siquiera se clasificó al Mundial. Mas ya han pasado las 12 desde hace un rato y la cenicienta se transformó en una realidad.

La 'Albirroja' había sufrido una imerecida fatalidad frente a Brasil. Ahora querían sacarse la espina. No obstante, cuando apenas amanecía el partido en la fría noche de Salta, recibieron la primera estocada. Salomón Rondón, recuperado por fin pudo exhibir su suntuoso olfato goleador en Málaga con su representativo tras una pifia de un nervioso Darío Verón.


¿Campanada? ¿Batacazo? Negativo. Si algo ha sabido explotar es el pressing con el que hostigan a las defensas. No se trata de un descuido. Representa un mérito de los pupilos de César Farías. Da igual que sea con un cuadro alternativo o el titular; la idea es la misma: el primer defensa es el delantero y viceversa.

Tal objetivo, del mismo modo, parecía la del entonces decepcionante Lucas Barrios. Una sombra de aquel que se hartó de hinchar las redes en Borussia Dortmund. Balón que tocaba, balón que se le iba largo o le rebotaba. El esférico lo driblaba a él. La hinchada respondía con el "Haedooo". En la segunda etapa tendría su revancha.



Una vez más, como ante la Canarinha, Paraguay debía ejecutar algo que no le agrada cuando pierde parcialmente: proponer. Lo suyo es pegar inicialmente. Aunque el antecedente inmediato era bastante bueno. Le habían hecho jaque mate a los dirigidos por 'Mano' Menezes. Estaba obligado a siquiera volver a intentarlo.

Tras un quilombo en el área, el 'Vinotinto' se regó en la mesa. Antolín Alcaraz niveló cuando Venezuela se afirmaba en la victoria. Restaba conocer si los guaraníes ganarían así en juego y precisión.


Mientras tanto, otro que se redimía era Yohandry Orozco, quien poco a poco se asemeja al que la descoció en el Sudamericano Sub-20. Sus internadas por la izquierda, además de sus rocas milimétricas estuvieron a un ápice de devolverle la ventaja a los suyos.

Durante el complemento, poco y nada pasaba. La gente cabeceaba del sueño. Paraguay elegía prestarle la pelota a sus rivales, quienes abusaban de tibieza. La paridad les atraía demasiado. Si se hubiesen animado un mínimo. Los dirigidos por Gerardo Martino regalaban atrás.

Sin embargo, como aconteció versus el Scratch du Oro, empero, esta ocasión muy por debajo de su nivel, Paraguay lo remontaba a través de alguien que por fin se atrevió a dar la cara: Barrios. En efecto, con rebote incluido. Goleador sin suerte no es goleador. 

Posteriormente, la táctica fija favoreció nuevamente a los paraguayos vía Christian Riveros. Prácticamente sentenciado el compromiso, eso pensaban ellos.

En un abrir y cerrar de ojos, Venezuela obró la hazaña. Primero, descontó Miku en tiempo cumplido. Ya rondaban los fantasmas brasileros por el césped. A la acción siguiente, el histórico portero Renny Vega subió al córner, peinó la de gajos y Grendy Perozo la empujó.

Paraguay, sin duda, se confió y por enésima vez, regala puntos costosos. Venezuela, por su parte, se consagra como el Caballo Negro de la justa continental. Nadie querrá medírsele. 




Toda la información del torneo, a un click.

Paraguay sin boleto y Venezuela clasificada. Antes del comienzo del certamen, cualquiera hubiese acusado una confusión. Pero no. Un cuartofinalista de Sudáfrica 2010 debía jugársela al todo o nada frente al soprendente líder del grupo que ni siquiera se clasificó al Mundial. Mas ya han pasado las 12 desde hace un rato y la cenicienta se transformó en una realidad.

La 'Albirroja' había sufrido una imerecida fatalidad frente a Brasil. Ahora querían sacarse la espina. No obstante, cuando apenas amanecía el partido en la fría noche de Salta, recibieron la primera estocada. Salomón Rendón, recuperado por fin pudo exhibir su suntuoso olfato goleador en Málaga con su representativo tras una pifia de un nervioso Darío Verón.

Artículos relacionados