thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 26 de agosto de 2012
  • • 19:00
  • • Estadio El Sadar, Pamplona (Iruñea)
  • Árbitro: César Muñiz Fernández
  • • Espectadores: 15691
1
F
2

Osasuna 1-2 Barcelona: Remontada culé e injusticia navarra

Osasuna 1-2 Barcelona: Remontada culé e injusticia navarra

FC Barcelona

El Barcelona logró la remontada del partido después de un arbitraje que dejó mucho que desear. Gran partido del Osasuna que merecía más

El partido inició a las 19 horas en punto tras el pitazo del colegiado César Muñiz Fernández y cuando el encuentro no llegaba al minuto, el centrocampista Alvaro Cejudo avisó que el Osasuna se tomaba más que en serio el encuentro y es que el ‘rojillo’ remató directamente a portería y un paradón de Víctor Valdés, quien solicitó más atención a su defensa, salvó a los blaugranas de recibir el primer gol.

Apenas un par de minuestos después, los culés, quienes vistieron de amarillo y naranja, reaccionaron al ataque de los pamplonicas y tras una jugada bien armada entre Messi y Andrés Iniesta, fue el chileno Alexis Sánchez quien chutó a la portería de Andrés Fernández, quien sin titubear logró detener el potente derechazo del delantero culé.

Con el partido poco controlado por ambos equipos y un Barça un tanto incómodo en la cancha, Iniesta se atrevió a llegar al área de la portería rival con un remate desviado que concluyó sólo con un susto para los ‘rojillos’. Fue el manchego quien tomó las riendas de los blaugranas desde el inicio del encuentro reafirmando que el de Fuentealbilla se encuentra en un gran momento y forma.

Al minuto 16, Joseba Llorente abrió el marcador para el Osasuna, después de un gran centro de Lamah, fue el extremo derecho quien ya colocado en el palo de la portería culé, anotó el primer gol con un remate potente con la pierna derecha.  El encuentro se puso 1-0 no sin olvidar que un minuto antes, el árbitro asistente marcó un fuera de lugar para Leo Messi aunque éste era inexistente.

Cesc Fàbregas quien ocupó la posición de Xavi Hernández que veía el partido desde el banquillo, participaba poco en el juego, poco menos que Sergio Busquets y era Andrés Iniesta el más activo. Al minuto 25, un gran pase de Alexis Sánchez al manchego reavivaba el ánimo culé cuando Iniesta solo frente al portero tenía todo para marcar el empate, pero un extraño error del tercer capitán culé, resultó en un disparo muy por encima del larguero.

Al minuto 32, Llorente volvió a llamar al peligro y es que una llegada solo frente a Valdés, parecía que les daba el segundo gol a los locales. No fue así gracias al rechace del portero azulgrana y en el rebote, fue un gran Gerard Piqué quien detuvo ese balón que iba directo a estamparse con la red.

A un minuto de terminar la primera parte, una doble oportunidad llegó para los culés, primero con un remate del argentino Messi pero el guardameta Fernández, rechazó el balón dando oportunidad para que Andrés Iniesta desde la frontar disparara un potente derechazo pero una vez más, Andrés Fernández hizo relucir sus cualidades y el por qué se ha ganado un espacio importante en el conjunto navarro al detener ese balón que podría haber dado el empate.

El partido inició a las 19 horas en punto tras el pitazo del colegiado César Muñiz Fernández y cuando el encuentro no llegaba al minuto, el centrocampista Alvaro Cejudo avisó que el Osasuna se tomaba más que en serio el encuentro y es que el ‘rojillo’ remató directamente a portería y un paradón de Víctor Valdés, quien solicitó más atención a su defensa, salvó a los blaugranas de recibir el primer gol.

Apenas un par de minuestos después, los culés, quienes vistieron de amarillo y naranja, reaccionaron al ataque de los pamplonicas y tras una jugada bien armada entre Messi y Andrés Iniesta, fue el chileno Alexis Sánchez quien chutó a la portería de Andrés Fernández, quien sin titubear logró detener el potente derechazo del delantero culé.

Con el partido poco controlado por ambos equipos y un Barça un tanto incómodo en la cancha, Iniesta se atrevió a llegar al área de la portería rival con un remate desviado que concluyó sólo con un susto para los ‘rojillos’. Fue el manchego quien tomó las riendas de los blaugranas desde el inicio del encuentro reafirmando que el de Fuentealbilla se encuentra en un gran momento y forma.

Al minuto 16, Joseba Llorente abrió el marcador para el Osasuna, después de un gran centro de Lamah, fue el extremo derecho quien ya colocado en el palo de la portería culé, anotó el primer gol con un remate potente con la pierna derecha.  El encuentro se puso 1-0 no sin olvidar que un minuto antes, el árbitro asistente marcó un fuera de lugar para Leo Messi aunque éste era inexistente.

Cesc Fàbregas quien ocupó la posición de Xavi Hernández que veía el partido desde el banquillo, participaba poco en el juego, poco menos que Sergio Busquets y era Andrés Iniesta el más activo. Al minuto 25, un gran pase de Alexis Sánchez al manchego reavivaba el ánimo culé cuando Iniesta solo frente al portero tenía todo para marcar el empate, pero un extraño error del tercer capitán culé, resultó en un disparo muy por encima del larguero.

Al minuto 32, Llorente volvió a llamar al peligro y es que una llegada solo frente a Valdés, parecía que les daba el segundo gol a los locales. No fue así gracias al rechace del portero azulgrana y en el rebote, fue un gran Gerard Piqué quien detuvo ese balón que iba directo a estamparse con la red.

A un minuto de terminar la primera parte, una doble oportunidad llegó para los culés, primero con un remate del argentino Messi pero el guardameta Fernández, rechazó el balón dando oportunidad para que Andrés Iniesta desde la frontar disparara un potente derechazo pero una vez más, Andrés Fernández hizo relucir sus cualidades y el por qué se ha ganado un espacio importante en el conjunto navarro al detener ese balón que podría haber dado el empate.

Al inicio de la segunda mitad, los culés iniciaron apretando en el ataque, Alexis Sánchez y Andrés Iniesta fueron los protagonistas del aviso de peligro culé que no culminó en gol. Los ‘rojillos’ comenzaron también apretando y abusando de las faltas que hasta el momento sumaban 11 faltas a diferencia de cuatro cometidas por los culés.

Lionel Messi con poca participación en el encuentro  aunque con algunos disparos a portería pero en momentos parecía el argentino falto de fuerza y en otras, el defensa Raoul, supo adivinar las llegadas de ‘la pulga’ para detener en seco al delantero culé. 

Un contragolpe de los pamplonicas al minuto 16, metió en aprietos a la defensa culé, Carles Puyol y Gerard Piqué no pudieron detener a un equipo rojillo que se encontraba listo en todas las jugadas.

Finalmente fue Valdés, quien en dos tiempos pudo detener el balón que podría haber anotado el segundo gol para los navarros. Cesc Fabregas quien casi no tocó el balón fue el primer cambio de Tito Vilanova y en su lugar entró Pedro para darle nuevos bríos al equipo que parecía no encontrarse en la cancha ante un Osasuna que disputaba un gran partido.

El técnico también apostó por Xavi Hernández en lugar de Andrés Iniesta. Por el lado del Osasuna, Llorente salió por Nino.Al minuto 25, Nino llegó peligrosamente y solo frente a la portería de Valdés, remato desviado por el palo y los culés que se encontraban perdidos en el partido, se salvaron nuevamente.

Una falta sobre Busquets, fue reclamada modestamente por Tito Vilanova y el colegiado Muñiz Fernández decidió expulsar al técnico culé, injustificadamente. En un último intento, fue Cristian Tello quien abandonó el terreno de juego para ser sustituido por David Villa. En una jugada complicada entre Pedro, Alexis y Messi, finalmente el argentino logró marcar el gol del empate al minuto 30 y un reclamo de Puñal originó que el colegiado Muñiz con una mala actuación, decidió sacar la tarjeta roja al jugador.

Mendilibar apostó por Timor quien sustituyó a Sisi mientras el partido se encendía cada vez más por parte de ambos equipos. Cejudo fue otro de los cambios y en su lugar entró Lolo. El Barcelona empeó a apretar y una asistencia de Jordi Alba para Lionel Messi hizo la remontada, el argentino marcó el segundo gol para los culés que le daban la vuelta al partido.

Messi volvió a tomar el timón del partido, despertando del letargo de la primera parte y concluyendo el encuentro con llegadas, pero de igual manera el Osasuna lo hacía con Lolo. Finalmente y tras un arbitraje que dejó mucho que desear, Muñiz Fernández pitó el final del partido después de haber agregado cuatro minutos.

El resultado 1-2, injusto para ambos equipos, el Osasuna merecía más y el Barcelona también sufrió las consecuencias del arbitraje.

Artículos relacionados