thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 4 de diciembre de 2012
  • • 20:45
  • • Stadio Georgios Karaiskáki, Pireás (Piraeus)
  • Árbitro: Alberto Undiano Mallenco
  • • Espectadores: 28128
2
F
1

Olympiakos 2-1 Arsenal: Los de Arsene Wenger siguen en caída libre, pero se clasifican como segundos

Olympiakos 2-1 Arsenal: Los de Arsene Wenger siguen en caída libre, pero se clasifican como segundos

Getty Images

Los 'gunners' no aprovechan el pinchazo del Schalke04 y pasan como segundos de grupo. Encadenan ya cuatro partidos consecutivos sin ganar

Arsenal y Olympiakos se enfrentaban en Grecia en la sexta jornada de la fase de grupos de la Champions League. Los locales no se jugaban nada, pues ya tenían la tercera plaza del grupo asegurada desde la anterior jornada. Por su parte, los londinenses ya estaban clasificados para octavos, pero aún tenían una oportunidad de pasar como primeros de grupo. Para ello, debían ganar y esperar un pinchazo del Schalke04 en el campo del Montpellier.

Arsene Wenger remarcó en la previa del partido la importancia de quedar primero de grupo en la Champions League, aun así salió a competir con un equipo repleto de jugadores que han contado poco hasta el momento. El central Squillaci jugaba por primera vez en la temporada, mientras que el joven lateral Meade debutaba con la camiseta ‘gunner’.

Así pues, el once inglés estaba formado por: Szczesny, Jenkinson, Squillaci, Vermaelen, Meade, Rosicky, Coquelin, Oxlade-Chamberlain, Ramsey, Gervinho y Chamakh. Sólo cuatro jugadores repetían titularidad respecto al último partido de Premier, en la derrota 0-2 ante el Swansea.

Los ingleses salieron al partido con la intención de poner fin a una racha negativa que atravesaba el equipo. Tres partidos consecutivos sin ganar y un inicio de temporada decepcionante para los ‘gunners’, que veían en la Champions una vía de escape para ilusionar a sus aficionados.

El partido empezó bonito, con ocasiones para ambos equipos. Gervinho y Chamakh se mostraron muy participativos en ataque, pero no tuvieron suerte de cara al gol. Ramsey tuvo una clara oportunidad, pero su remate fue defectuoso y no pudo abrir el marcador. El Olympiakos llegó más a la portería de Szczesny, pero el guardameta polaco estuvo muy acertado.

No fue hasta el minuto 38 cuando veríamos el primer gol del encuentro, que cayó del lado inglés. Después de unos minutos en los que el equipo griego parecía haber tomado la iniciativa, Gervinho hizo una fantástica jugada por banda derecha y pasó el balón al borde del área, donde apareció Rosicky para marcar con un derechazo cruzado. El checo celebraba así su regreso a los terrenos de juego tras su lesión.

En la media parte, Wenger decidió dar descanso al autor del gol debido a su reciente lesión. En su lugar entró el ruso Arshavin en su enésima oportunidad para reivindicarse. El extremo dispuso de un par de buenas oportunidades en los primeros minutos, pero el guardameta local las desbarató. Aun así, fue el Olympiakos el que más oportunidades tuvo en la segunda mitad, y el que conseguiría el gol del empate en el minuto 64. Un balón colgado al área que rebotó en Jenkinson lo aprovechó Maniatis para introducirlo en la portería de Szczesny y complicar la vida a los ‘gunners’.

Según el partido avanzaba, más se le complicaba al Arsenal. El Olympiakos cada vez tenía oportunidades más claras, y los delanteros ‘gunners’ estaban cada vez más desaparecidos. Además, no llegaban buenas noticias desde Francia, pues el Schalke04 se adelantaba en el marcador e impedía así que los de Wenger pudieran acceder a la primera plaza del grupo.  

Sería en el minuto 73 cuando llegaría la puntilla para el Arsenal. Mitroglou cogió el balón en la esquina del área y disparó con rosca al segundo palo para marcar un golazo. Los griegos se hacían con el partido y volvían a dejar en evidencia a una débil defensa ‘gunner’.

Así se llegó al final del encuentro. El Arsenal volvía a dejar una pobre imagen y encadenan ya cuatro partidos consecutivos sin conocer la victoria. Además, la derrota dolió más porque el Schalke04 empató en el campo del Montpellier, por lo que una victoria ‘gunner’ les hubiera dado el liderato. A los ingleses les queda el consuelo que estarán en el sorteo para los octavos de final y que probablemente serán, junto al Manchester United, el único equipo de la Premier en la máxima competición europea. Aun así, Wenger tendrá un duro trabajo por delante para que los suyos mejoren si no quieren pasar una temporada complicada.

Artículos relacionados