thumbnail Hola,
En vivo

Copa Libertadores

  • 4 de julio de 2013
  • • 02:50
  • • Estadio Marcelo Alberto Bielsa, Rosario, Provincia de Santa Fe
  • Árbitro: E. Osses
2
F
0

Newell's 2-0 Atlético Mineiro: Con los símbolos en alto

Dos goles de sus banderas, Maxi Rodríguez e Ignacio Scocco, le dieron a la Lepra un triunfazo por ante el conjunto brasileño. La final está cerca...

Los símbolos son las banderas y las banderas salen a relucir en los acontecimientos importantes. Maxi Rodríguez. Ignacio Scocco. Líderes futbolísticos de este Newell's Old Boys. Maxi. Scocco. Autores de dos goles clave, que acercan a la Lepra a la final de la Copa Libertadores.

La volea de Maxi que Víctor manoteó al córner cuando apenas se habían jugado cuatro minutos marcó el ritmo del partido en general, y del primer tiempo en particular, de este choque de ida por la semifinal de la Copa Libertadores. Newell’s dominó a Atlético Mineiro, le quitó la pelota, la hizo circular con ese estilo que ya es una marca registrada, fue ancho con las subidas de Casco (cada vez más jugador) y Cáceres, generó ciertos temblores en el fondo del equipo brasileño cuando Scocco enganchaba para perfilarse… Pero en esa etapa inicial le faltó el último pase, enfocarse, decidir cuál era la mejor manera de meter la pelota en el arco visitante.

Y en su única llegada de peligro, en un contraataque, Ronaldinho (que durante buena parte del primer tiempo les reclamó a sus compañeros que salieran del fondo, que presionaran, que… Bueno, les reclamó todo) puso un pase delicioso para que Bernard quedara pie contra mano frente a Guzmán. Era gol, pero una notable estirada del arquero logró guantearle la pelota al volante de Atlético Mineiro.

Hubo continuidad, en las intenciones de uno y otro, durante el segundo tiempo. Otra vez, en una jugada aislada, el equipo brasileño llevó peligro al arco de Newell’s, aunque en esta ocasión por una falla grosera de Guzmán, quien al sacar con su pie impactó la pelota en la espalda de Mateo y le quedó servida a Jó, quien sin ángulo debió descargar hacia un compañero, cuyo centro contuvo el arquero.

Una movilidad insostenible para cualquier rival, de parte de Newell’s, tuvo su premio. Maxi Rodríguez, quien ya había avisado con un puntinazo que Víctor le desvió al córner, conectó de cabeza un muy buen centro de Figueroa para, finalmente, vencer al arquero brasileño y meter el primer gol de Newell’s en los últimos cuatro partidos, racha que no era coherente con el nivel del equipo dirigido por Martino en este lapso.

Hubo un susto, también, cuando Jó recogió un rebote de Guzmán tras tapar un buen cabezazo y metió la pelota en el arco. La posición del delantero brasileño, si bien fue muy fina, era inválida, por lo que la sanción del offside de parte del primer asistente le devolvió el alma al cuerpo a los hinchas de Newell’s que coparon el Coloso.

Y enseguida, Nacho Scocco pateó un tiro libre perfecto, con la comba justa, por afuera de la barrera, que se incrustó junto al palo izquierdo de un Víctor cuyo vuelo sólo resultó fotográfico. Era el resultado que mejor le calzaba al trámite del partido. Fue la primera derrota en esta Libertadores de Atlético Mineiro, que llegó a esta instancia como el mejor del torneo. Hasta acá, hasta esta primera semifinal. Ahora está en manos de Newell’s sacarlo definitivamente de la competencia y meterse en la soñada final. Le faltan 90 minutos. Le sobra fútbol. Y líderes.

Artículos relacionados