thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 1 de noviembre de 2014
  • • 13:45
  • • St. James' Park, Newcastle-upon-Tyne
  • Árbitro: A. Marriner
  • • Espectadores: 52166
1
F
0

Newcastle 1-0 Liverpool: Ayoze Pérez hunde un poco más a los 'Reds'

Newcastle 1-0 Liverpool: Ayoze Pérez hunde un poco más a los 'Reds'

Getty

Un gol del español en la recta final da la victoria a los de Pardew. El Liverpool volvió a decepcionar

Volvió a perder el Liverpool de Brendan Rodgers en un inicio de temporada completamente decepcionante para los del Merseyside. El equipo revelación de la Premier League la temporada pasada no encuentra un patrón de juego y sigue encadenando malos encuentros, a toda vez que sus rivales le van dejando atrás en la tabla de clasificación.

En St. James Park tuvimos una nueva entrega de una película muy repetida en estos dos meses y medio de competición. Los visitantes tiraron toda la primera parte y despertaron algo en la segunda, justo cuando el Newcastle acertó para llevarse el encuentro, Mario Balotelli volvió a deambular por el campo, aunque hoy por lo menos se le vieron más ganas que en encuentros anteriores.

Nos situamos en la segunda mitad, tras un primer acto digno de ser olvidado cuando antes, sin juego ni ocasiones por parte de ninguno de los dos equipos. La segunda mitad fue algo mejor, con más ritmo y mayores intenciones por parte de los 'Reds'. Alan Pardew, que había diseñado un partido muy defensivo por parte de los suyos, tocó la tecla adecuada y dio entrada a Rémy Cabella y al español Ayoze Pérez. Justo ahí fue cuando las 'Urracas' comenzaron a ganar el encuentro.

Francés y español se comenzaron a asociar y empezaron a inquietar el portal de Mignolet. En una buena triangulación local dentro del área, Alberto Moreno falló calamitosamente, dejando en franquicia el balón a Ayoze para que fusilase a Mignolet dentro del área. Aún pudo ser peor la sangría si Cabella hubiese acertado en un mano a mano contra Mignolet, pero el guardameta belga salvó milagrosamente el gol con los pies. Pardew respira y Rodgers sigue dilapidando todo lo conseguido la pasada temporada.

Relacionados