thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 15 de marzo de 2015
  • • 17:00
  • • Old Trafford, Manchester
  • Árbitro: M. Clattenburg
  • • Espectadores: 75112
3
F
0

Manchester United 3-0 Tottenham Hotspur: 45 minutos fueron suficientes para los 'Diablos Rojos'

La primera mitad fue suficiente para los locales que pasaron por encima del equipo de Pochettino gracias a un inspiradísimo Wayne Rooney que llevó la manija del ataque del United

No hay nada mejor para olvidar un mal partido como con una victoria. Tras la derrota ante el Arsenal en la FA Cup, el Manchester United se desquitó con el Tottenham Hotspur. El equipo de Louis Van Gaal se hizo con el mando del equipo desde el inicio y gracias a los goles de Marouane Fellaini, Michael Carrick y Wayne Rooney puso contra las cuerdas ante los londinenses que no fueron capaces de reaccionar.

Pero en el arranque todo hacía pensar lo contrario. El Tottenham salió enchufado e incluso pudo adelantarse en la jugada tonta del partido. Un mal pase de Phil Jones estuvo a punto de meter en apuros a David De Gea que tuvo que meter el pie de mala manera para mandar la pelota a saque de esquina. Pero a partir de aquí los Spurs se diluyeron y el United, con unas transiciones rapidísimas, comenzó a ser dueño del juego.

El permio llegó a tan solo ocho minutos del arranque. Carrick se saca un buen pase en profundidad para encontrar a Fellaini desmarcado en el área. El belga lo hace fenomenal en el uno contra uno con Hugo Lloris y con el interior de su pierna izquierda logra batir al meta. Tan solo diez minutos después, de nuevo con protagonismo de Carrick, llegó el segundo tanto de los locales. Tras un rechace en un saque de esquina el centrocampista consigue cebecear de manera sensacional ajustando al palo izquierdo del meta rival.

Pochettino se mostraba cabizbajo en el banquillo y rápidamente llamó a Moussa Dembele para intentar cambiar algo. Pero lo único que se modificó fue el marcador. A ocho minutos para el descanso Rooney se plantaba ante cuatro defensores y a base de potencia consiguió marcharse de ellos para después soltar un fuerte latigazo que acabó en el fondo de la red.

Con un resultado tan claro, la segunda perdió toda la chispa de la primera. El United bajó de revoluciones y el Tottenham, quen tenía la responsabilidad de manejar el devenir del partido, no llegó a despertar del golpe. Pocas ocasiones en este segundo periodo salvo algún que otro lanzamiento lejano. Ander Herrera estuvo muy participatico y en más de una ocasión pisó el área rival inquietando a los defensas rivales. Sin embargo, los de Pochettino a penas llegaron con claridad. La más clara la tuvieron a cuatro minutos del final en una clara oportunidad de un desaparecido Harry Kane que vio como De Gea salvaba a los suyos cuando parecía que la pelota se iba a colar por debajo de sus piernas.  

Relacionados