thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 7 de diciembre de 2013
  • • 13:45
  • • Old Trafford, Manchester
  • Árbitro: A. Marriner
  • • Espectadores: 75233
0
F
1

Cabaye celebra el gol ante el United

Manchester United 0-1 Newcastle: Cabaye agranda la crisis de los ‘Red Devils’

Cabaye celebra el gol ante el United

Getty Images

Un gol del centrocampista francés provoca la segunda derrota del conjunto de Moyes en casa, en apenas tres días. Pardew volvió a evidenciar las carencias del United

Puede sonar reiterativo, pesado, e incluso extenuante, pero cada partido del Manchester United resulta un calco de la historia anterior. Cualquier equipo les domina, si intentan dar tres pases seguidos,acaban regalando esférico al rival, y si encima el corazón de tu equipo se pierde el encuentro por sanción, no te queda prácticamente nada. La cara de la moneda en el conjunto de David Moyes la protagonizaba Robin Van Persie. El holandés volvía tras su lesión, pero la otra cara resultaba la baja por acumulación de tarjetas de Rooney, lo que supone que los dos futbolistas más determinantes del United, en el momento más difícil del equipo, no comparten la delantera desde hace un mes, que curiosamente coincide con su última victoria en Premier League. Hoy sería Chicharito el acompañante del punta holandés.

Volviendo a lo que fue el encuentro ante el Newcastle, sorprende la facilidad con la que cualquiera es capaz de anular el planteamiento de Moyes (si es que lo tiene). Alan Pardew seguro que ha visto algún que otro partido del United esta temporada, y sabía a la perfección dónde erradica el problema. El francés colocó a Tioté y Anita de mediocentros, dejando la imaginación de Cabaye por delante, que ocupaba las veces de “trecuartista”. Ahí, creando superioridad, es donde evidentemente sufrió el conjunto local.

Moyes alineó un centro del campo formado por Cleverley y Jones, que poco pudo hacer ante el dominio del conjunto del norte de Inglaterra. Un United que, ante la falta de clarividencia en sus ideas de juego, únicamente busca la garra, la raza que les ha sacado de problemas en los momentos más oscuros. Los contragolpes y los ataques esporádicos también fueron anulados por los hombres de Pardew, completamente atentos en las ayudas. La primera mitad no dejó demasiadas ocasiones, pero sí la sensación de inseguridad que nos muestran los Red Devils cada semana. Un disparo de Debuchy tras ganar la espalda a Evra, fue la ocasión más clara de la primera mitad, pero De Gea impidió el gol de las “urracas”.

Comenzó mejor el United en la segunda mitad, con ganas, con fuerza arriba, y llegaron las oportunidades. Chicharito y Januzaj se encontraron con Krul, Evra, con el poste. Cuando parecía echarse arriba el conjunto de Moyes, un balón largo a la espalda de Evra se lo llevaba Sissoko, que veía la entrada de Cabaye desde atrás, para que el francés asegurara definiendo al poste derecho de De Gea. Mazazo que silenciaba a Old Trafford. Intentó reaccionar Moyes dando entrada a Anderson para aportar dinamismo al centro del campo, y con la más que extraña decisión de introducir al joven Zaha (que aún no había debutado en Premier League).

Empató Van Persie tras una jugada a balón parado, pero el árbitro invalidó la acción por clara posición antirreglamentaria. El Newcastle siguió dominando el partido hasta el final del encuentro, ante la escasa presión de su rival, que cada semana que pasa, da más síntomas de preocupación. Un conjunto sin identidad, sin fútbol, y sin ideas en casi todos los partidos que ha disputado esta temporada. El tren de la Premier parece cada vez más lejano, y pocos se atreven a vislumbrar un cambio drástico en el conjunto de Moyes. Segunda derrota consecutiva en casa (algo que no ocurría desde hacía once años), y primera del Newcastle en Old Trafford desde que existe la Premier League. Lo decimos siempre, momento idóneo para romper estadísticas en el Teatro de los Sueños.

Artículos relacionados