thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 1 de abril de 2014
  • • 20:45
  • • Old Trafford, Manchester
  • Árbitro: Carlos Velasco Carballo
  • • Espectadores: 75199
1
F
1

Manchester United 1-1 Bayern Munich: Los Red Devils llegarán vivos a Alemania

Manchester United 1-1 Bayern Munich: Los Red Devils llegarán vivos a Alemania

Getty Images

Los de Moyes se adelantaron gracias a un gol de Vidic. Schweinsteiger empató para los visitantes y coloca a los de Guardiola por delante en la eliminatoria

Dos grandes se veían las caras en cuartos de la Champions, dos grandes tan similares en su historia como distanciados en el presente. Aterrizaba en Manchester el campeón de la Bundesliga (sí, estamos a 1 de abril), el máximo favorito para ganar la Champions, llegaba el Bayern. Enfrente, un histórico sumergido en una crisis de identidad como la mayoría no recuerda por el 'Teatro de los Sueños'.

Tan claro parecía el pronóstico como el guión que seguiría el encuentro. Uno se cumplió, el otro se percibió desde el primer segundo. Guardiola salía con Lahm de nuevo en el mediocentro tras la lesión de Thiago, con el alemán por bandera del absoluto cambio de estilo y mentalidad que ha sufrido el Bayern en apenas 9 meses. Moyes por su parte, decidió hacer lo más lógico ante la que se le podía venir encima, blindar a su equipo. Trivote con Fellaini, Carrick y Giggs para evitar las acometidas del gigante bávaro, con Rooney, Valencia y Welbeck para salir en tromba durante los escasos minutos en los que el balón estuviera en su poder.

El guión parecía cantado desde que el responsable de prensa de Old Trafford repartió las alineaciones del encuentro. Comenzó entonces una primera mitad marcada por la interminable posesión de los alemanes, que movían con paciencia de un lado a otro en busca de la movilidad de sus jugadores de ataque. Dinamismo, precisión en el pase y paciencia con el esférico, el santo y seña de Pep también fue exhibido en el ‘Teatro de los Sueños’. Por el otro lado, estaba el Manchester United, en una situación totalmente opositada a la del conjunto bávaro, en silencio, agazapado y esperando tener la suya en algún contragolpe guiado la velocidad de sus atacantes y por el rugido mágico de Old Trafford.

Pese a que la primera parte se jugó casi en su totalidad en territorio Red Devil, la más clara fue para los locales. Una iban a tener, lo sabían, pero por mala suerte o por desgracia (como lo quieran llamar) le llegó a los pies a quién mete una de cada diez que tiene. Danny Welbeck se plantó sólo ante Neuer, solísimo, pero su intento de vaselina cayó en saco roto ante un portero que arrodillado pareció medir 3 metros. Ahí murió la primera mitad, con dominio aplastante del conjunto de Guardiola pero con la sensación en todo Old Trafford de que la esperanza estaba presente.

Incumpliendo el tópico futbolístico de quién perdona lo termina pagando, el destino ofreció al United otra oportunidad. Moyes dio un paso al frente, decidió ser valiente y dio entrada a Kagawa en lugar de Giggs. El equipo salió más enchufado, con más presencia arriba y alocó el partido. Fruto de ello llegó el gol de Vidic, en un córner que volvió a mostrar que hasta los mejores tienen su talón de Aquiles. En el Bayern, reside atrás. El partido se convirtió en un correcalles que golpeó con crueldad a los Red Devils poco después de la alegría. Schweinsteiger batía a De Gea tras una grandísima dejada de Mandzukic y la eliminatoria que se declinaba del lado bávaro.

Los últimos minutos volvieron a ser de mayor dominio visitante, y los de Guardiola estuvieron a punto de lograr una remontada que para el United hubiese supuesto despedirse casi por completo de alcanzar las semis. El autor del gol visitante, Bastian Schweinsteiger, fue expulsado en el descuento y se perderá la vuelta en Alemania. Pese a que el resultado pone al Bayern por delante en la eliminatoria, casi el 100% de aficionados de los Red Devils hubiese firmado un partido así. Los de Moyes llegarán vivos al Allianz, que no es poco.

Artículos relacionados