thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 9 de febrero de 2013
  • • 16:00
  • • Iberostar Estadi, Palma de Mallorca
  • Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero
  • • Espectadores: 13816
1
F
1

Mallorca 1-1 Osasuna: La isla se aferra a la BBVA

El equipo bermellón empató en el último suspiro del encuentro y salvó el estreno de un Mallorca que sigue sin convencer en su estadio

Para no dejar todo el protagonismo a Gregorio Manzano, “nuevo” entrenador local, José Luis Mendilíbar introdujo varias novedades y sorpresas en el once inicial, en el que aparecieron Marc Bertrán, Miguel Flaño, Miguel Ángel de las Cuevas o el Gato Silva. En el conjunto anfitrión sólo que las bandas las volviesen a ocupar Emilio NSue y Michael Pereira, supuso una pequeña novedad si bien, nada más comenzar el encuentro, se apreciaron otras diferencias respecto al pasado, como el intercambio de posiciones entre Tomás Pina y Javi Márquez o la libertad del lateral escocés Alan Hutton para abandonar su posición y correr la banda.

Antes de que transcurriesen los primeros diez minutos, el equipo balear Ya había lanzado tres saques de esquina lo que dejaba a las claras quién iba con más ganas a por el encuentro. Todo pudo cambiar si la delantera rojilla, hoy de gris, hubiese aprovechado un mal despeje de Dudú Aouate a mala cesión de José Carlos Nunes pero fueron los de Gregorio manzano los que siguieron empujando y forzando corners aunque sin crear excesivo peligro.

Rebasado el primer cuarto de hora se quejaron amargamente los osasunistas por la anulación de un gol por discutible falta del exmallorquinista Rubén González sobre Dudú Aouate. Replicaron los baleares con un balón en profundidad hacia Emilio NSue al que llegó antes Andrés Fernández. Continuaron provocando saques de esquina los locales pero los navarros se habían quitado la presión inicial de encima que incluso en el 25’ pudieron aprovecharse de una nueva flaqueza de la defensa insular.

Al filo del descanso perdonó Gio dos Santos con todo a favor y con tablas se retiraron los jugadores al vestuario tras una mediocre primera mitad.

Movió ficha Gregorio Manzano y los bermellones volvieron al terreno de juego con Tomer Hemed sobre el césped sustituyendo a Alan Hutton, lesionado, lo que provocó que Emilio NSue ocupara el lateral, Michael Pereira se cambiara de banda y Gio dos Santos se escorase a la izquierda.

La segunda mitad comenzó como la primera, con total dominio balear aunque sin crear peligro pero en esta ocasión con la diferencia de que este dominio se prolongó en intensidad y en el tiempo. Gio dos Santos hacía diabluras por su banda y Tomer Hemed imprimía algo más de mordiente y poder por alto. La mejor oportunidad llegaría en el 61’ de disparo cruzado de Pereira que desvió a córner, con la punta de los dedos, Andrés Fernández.

La entrada de Álvaro Cejudo por Miguel Ángel de las Cuevas, en el minuto 69, no supuso ninguna variación táctica pero sí un cambio en el devenir del encuentro ya que coincidió con que los anfitriones bajaran un poco el pistón. La primera aproximación real de los osasunistas en la segunda mitad se produjo en el minuto 75 y acabó en saque de esquina que lanzó Álvaro Cejudo y  cabeceó al fondo de las mallas Lolo Ortiz adelantando a los rojillos en el marcador (0-1). Posteriormente, Gregorio Manzano trató de dar aliento a la delantera e hizo saltar al terreno de juego a Alejandro Alfaro por un cansado Víctor Casadesús para, cinco minutos después, dar descanso a Javi Márquez y confiar el mando a Fernando Tissone.

En el 80’ Tomás Pina pudo empatar pero su remate fue demasiado centrado y con las gradas desesperadas y en el tiempo de descuento, después de dos cambios por parte osasunista, un pelotazo de Dudú Aouate le cayó a Pedro Geromel quien de forma poco ortodoxa se estrenaba como goleador bermellón y aferraba a los suyos a la primera división (1-1).

Antes del pitido final Gio envió al fondo de la red osasunista pero había salido en fuera de juego. Reparto de puntos que por la forma en que se produjo no habrá sabido del todo mal a Gregorio Manzano en su debut. Los pamplonicas se llevaron mucho botín por sus méritos y la situación se complica aun más para los locales.

Artículos relacionados