thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 27 de enero de 2013
  • • 21:00
  • • Iberostar Estadi, Palma de Mallorca
  • Árbitro: Carlos Velasco Carballo
  • • Espectadores: 10547
2
F
3

Mallorca 2-3 Málaga: Vibrante encuentro que ahoga a Caparrós

A pesar de tener que ir reservando a alguno de sus titulares, el equipo de Manuel Pellegrini se fue con el premio gordo de uno de sus estadios talismanes

Finalmente mantuvo Joaquín Caparrós su esquema habitual aunque con tres puntas natos de salida, mientras que Manuel Pellegrini nos brindaba diversas sorpresas como el debut del recién llegado Diego Lugano, que mandó unos metros hacia adelante a Martín Demichelis, o que Jesús Gámez y Joaquín
Sánchez se quedasen de partida en el banquillo…cosas de las rotaciones por estar en tantos frentes.

Tras una magnífica ocasión para los anfitriones en el primer minuto de juego, en el 4’ se produjo el primer contratiempo para los bermellones al lesionarse Pedro Bigas, a quien sustituyó Kevin García.

Tras una buena escapada de Víctor Casadesús en el minuto 7 y una vaselina frustrada de Gio dos Santos en el 8’ llegó el jarro de agua fría para la hinchada mallorquina, el Málaga se había hecho con el dominio del esférico y un rechace en corto de la defensa mallorquina tras el saque de una falta le cayó al Conejo
Saviola quien puso a los malacitanos por delante en el marcador (0-1).

Cinco minutos después y tras volver a entrar con facilidad por su banda, Nacho Monreal centró pasado e Isco Alarcón, totalmente libre de marca, empalmó un trallazo que se coló como una exhalación para poner el 0 a 2 en el luminoso.

Tras el primer gol, el equipo local era una caricatura pero, como no podía ser de otra manera, despertó tras el segundo, pese a lo cual seguían siendo los malacitanos los que creaban más peligro hasta que en el 24’ Gio dos Santos no supo centrar cuando tenía a dos compañeros completamente solos frente a Willy Caballero.

Iban a cambiar las cosas en el minuto 26 cuando un centro del mexicano lo tocó Tomer Hemed para dejarle el esférico a los pies de Víctor Casadesús quien de fuerte disparo acortaba distancias en el  marcador (1-2).

Perdonó Tomer Hemed en el 30’ tras revolverse en el área y lanzar alto, el encuentro había cambiado diametralmente y hasta que se llegó al descanso más cerca parecía la igualada que el tercer gol boquerón; desde el 1 a 2 el equipo balear había cortado infinidad de balones en el centro del campo para montar siempre rápidos y peligrosos contraataques. Con dos peligrosos disparos de Kevin García y Giovani dos Santos y un libre indirecto dentro del área en el 45+2 se llegó al intermedio, convirtiéndose en aplausos para los jugadores locales lo que media hora antes habían sido pitos y algún pañuelo.

Sin cambios y con el Mallorca mucho más enchufado se reanudó el encuentro; los de Manuel Pellegrini llegaban tarde a casi todos los balones y su fútbol era lento pero cuando no puede ser, no puede ser y además es imposible; el míster local introducía un cambio en el minuto 61, sustituyendo a Michael Pereira para dar entrada a Alejandro Alfaro, en la siguiente jugada, un desajuste defensivo había dejado completamente solo a Nacho Monreal quien se internó y desde relativamente lejos cruzó el esférico que no pudieron interceptar ninguno de los dos defensas que se habían lanzado al corte ni Juan Calatayud (1-3).

Cuando peor lo pasaban los malagueños llegó el mazazo de Nacho Monreal que parecía definitivo pero nada más lejos de la realidad, los bermellones parecían hundidos pero una falta magistralmente lanzada por Giovani dos Santos en el minuto 70 volvería a acercar a los anfitriones (2-3) a quienes todavía se le ponían mejor las cosas con la autoexpulsión de Martín Demichelis un minuto más tarde, lo que daría entrada a Ignacio Camacho por Isco Alarcón, cuando poco antes Eliseu Pereira había entrado por Javier Saviola.

Lo intentaron de todas las formas los de Joaquín Caparrós, más con el corazón que con la cabeza, la tuvo Víctor Casadesús pero también perdonó Roque Santa Cruz, se llegó al minuto 45+3 sin que ya se moviese el marcador y sin mayor premio para los locales que el aplauso de su desolada afición, que premiaba el esfuerzo realizado.

Cada vez con objetivos más ambiciosos los andaluces y cada vez más cerca de la Segunda División el conjunto balear tras un encuentro en el que los blanquiazules demostraron ser mejores pero en el que los barralets merecieron el premio de un punto.

Artículos relacionados