thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 11 de noviembre de 2012
  • • 17:50
  • • Iberostar Estadi, Palma de Mallorca
  • Árbitro: Ignacio Iglesias
  • • Espectadores: 15500
2
F
4

Mallorca 2-4 Barcelona: Un Messi de récord despeja las dudas

El Barça tuvo sentenciado el partido en el descanso pero unos minutos de relajación hicieron resurgir al Mallorca que, por unos minutos, tuvo al equipo culé contra las cuerdas

Equipo de gala, lesiones aparte, el que puso en liza Joaquín Caparrós para hacer frente a los hombres de Tito Vilanova, que dio descanso de inicio a Andrés Iniesta y recuperó, tras su lesión, a Gerard Piqué.
Comenzaron los bermellones con un 5-4-1 bastante adelantado y con Michel Pereira colocado como falso lateral a fin de cubrir las internadas de Dani Alves. Llamaba la atención que el único punta “mallorquín” no era Tomer Hemed sino Víctor Casadesús Los azulgranas, hoy de ese horrible naranja-limón, con el clásico 4-3-3 y también su defensa adelantada.

A excepción de una pelota que le quedó a Tomer Hemed en el primer minuto y que obligó a Gerard Piqué a emplearse a fondo, hasta el minuto 15 el dominio fue total y absoluto del equipo culé aunque con poco peligro si exceptuamos un lejano disparo de Dani Alves.
En el 17’ una gran internada de Ximo Navarro la remató Tomer Hemed en la primera jugada de peligro del equipo anfitrión, que bien pudo inaugurar el marcador cuatro minutos más tarde cuando de nuevo el israelí remató a puerta, esta vez de cabeza, desviando a córner, no sin ciertos apuros, Víctor Valdés. Fueron los mejores minutos mallorquinistas que volvieron a la cruda realidad a partir del minuto 28 cuando Xavi, de magistral lanzamiento de falta directa, a la que ni intentó llegar Dudú Aouate, colocaba el 0 a 1 en el marcador.

Un par de minutos después, sólo gracias a que Michel Pereira le robó la cartera a Dani Alves, éste no pudo fusilar al meta balear. En el 34’ una buena internada de Cristian Tello la cortó Pedro Geromel cuando iba a marcar David Villa. El dominio del Barça volvía a ser apabullante y además creando mucho peligro.
La respuesta de Joaquín Caparrós fue la de colocar una defensa de 6, atrasándose Emilio NSue para tratar de frenar las constantes internadas de Cristian Tello; al mismo tiempo, Tomer Hemed y Víctor Casadesús intercambiaban sus posiciones, quedando el israelí solo en punta.

El Mallorca no le perdía la cara al encuentro pero, como decíamos hace dos semanas, a los grandes lo único que les falta es que se les regale algo, y en esta ocasión fue Dudú Aouate el que se encargó de la dádiva al no atrapar un flojo disparo de Leo Messi, quien en el minuto 43 igualaba a Pelé (0-2). Dos minutos más tarde, en su enésima internada en solitario, Cristian Tello optó por irse hacia el centro y desde allí colocar el balón de nuevo en el fondo de las mallas insulares (0-3), descanso y partido visto para sentencia.
Durante el descanso Joaquín Caparrós movió el banquillo dando entrada a Alejandro Alfaro para sustituir a Tomer Hemed, el único bermellón que había inquietado a Víctor Valdés. Aunque fuera tímidamente, adelantaron sus líneas los anfitriones y, en el 51’, tras una buena contra de Pedro Bigas y Michel Pereira, la defensa envió a córner in extremis, evitando el seguro gol de Víctor Casadesús. Dos minutos después llegaría el primer gol del equipo local, centro desde la derecha que recogió Michel Pereira para fusilar al meta catalán (1-3). Sin que la parroquia local tuviera tiempo de retomar sus asientos, clarísima mano de Sergio Busquets y penalti a favor del Mallorca, minuto 57 y gol de Víctor Casadesús, quien lanzó la pena máxima por el centro.

Parecía que iba a comenzar un nuevo encuentro, la rapidez de los mallorquinistas hacía tambalear a la defensa blaugrana y, además, el equipo en general cometía muchas imprecisiones pero cuando parecía que se igualaban las fuerzas y se serenaba el encuentro, Alexis Sánchez retrasó el esférico hacia Leo Messi quien, tras un buen control, lanzó un tremendo trallazo a la escuadra y sentenciaba definitivamente el encuentro. Transcurría el min. 70 y el marcador reflejaba el 2 a 4 que sería definitivo. Poco más que contar hasta el pitido final, pudo conseguir el hat-trick el argentino pero falló, muchos cambios ya inoperantes y, tras 3 minutos de prolongación, finalizóe acabó el encuentro.

No apabullaron los azulgranas aunque fueron netamente superiores; por unos instantes soñaron los baleares con una épica remontada pero al final el Barcelona sigue firme y se afianza cada vez más en la primera posición, mientras provocaron la sexta derrota consecutiva del equipo de Joaquín Caparrós, que hoy no jugaba su Liga particular.

Artículos relacionados