thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 12 de mayo de 2013
  • • 21:00
  • • Estadio La Rosaleda, Málaga
  • Árbitro: Miguel Pérez Lasa
  • • Espectadores: 26046
0
F
0

Málaga 0-0 Sevilla: Ganó el miedo a perder

El derbi andaluz se saldó con un insulso empate a cero marcado por el miedo a perder y el excesivo respeto que se tuvieron ambos equipos

Málaga y Sevillahan firmado tablas en su particular duelo andaluz, un empate a cero que no sirve a ninguno de los dos para avanzar en sus aspiraciones europeas. Pellegrini  y Emery no sorprendieron a la hora de cubrir sus bajas defensivas, ya que el chileno metió a Lugano y Gámez, aunque sí llamaba la atención que Baptista jugara como único delantero centro. El vasco sacó a Cala en lugar del lesionado Fazio, y precisamente el canterano rojiblanco protagonizó la primera acción polémica del encuentro con una mano dentro del área que Pérez Lasa no interpretó como tal, al parecer que le daba con el hombro. Ambas escuadras salieron enchufadas con la intención de tener el control del juego y la posesión, además de las ganas de dos equipos que se jugaban el honor de vencer al vecino y sus opciones europeas.  

Las rápidas transiciones hispalenses hacían daño a los “boquerones” que vieron como Coke y Rakitic rozaban el gol mediada la primera mitad. El Málaga respondía gracias a alguna internada de Gámez y las ganas de Baptista, aunque con muchos problemas para tener profundidad gracias al entramado defensivo visitante. La idea de Pellegrini era presionar arriba para robar y llegar en superioridad pero la muestra de que su plan no se cumplía es que lo más peligroso fue un tiro desde la frontal de Camacho. Negredo volvía a rozar el gol pero su volea se iba desviada y los nervionenses volvían a perdonar. Por su parte, los blanquiazules respondían con un centro de Morales que, tras tocar en Navarro, se envenenó y tuvo que sacar Beto.

Los visitantes empezaron a tener problemas para triangular y las interrupciones empezaron a dominar el partido, con un esperpéntico arbitraje del colegiado navarro que no quiso parar el partido cuando Morales, lesionado, tenía que ser sustituido. Finalmente Duda entró por él junto antes del descanso.  Tras la reanudación, el guión del partido siguió siendo el mismo y ninguno de los dos terminó de romper el ritmo del encuentro, Eliseu tuvo que ser sustituido nada más reanudarse el encuentro por una nueva lesión muscular y en su lugar entró Antunes. Duda y Cala fallaron las primeras oportunidades medianamente destacables de la segunda parte.

Emery actuó y trató de cambiar el curso del encuentro con la entrada de Manu Del Moral en lugar de un cada vez más en forma Perotti. Sin embargo, el conjunto de la Costa del Sol fue el que comenzó a ganar metros asfixiando la salida de balón de los blanquirojos, aunque sin llegar a ir a por todas debido al miedo a perder que ambos equipos sufrieron durante todo el encuentro. Mediada la segunda mitad, Pérez Lasa cometió su enésimo error cuando ni siquiera pitó falta en un codazo de Weligton sobre Negredo. El técnico vasco buscó un nuevo golpe de efecto con la entrada de Cicinho en lugar de Coke, casualidad o no tras el cambio llegaron las ocasiones más claras para el Sevilla con un cabezazo que Rakitic envió inexplicablemente fuera cuando estaba solo ante Kameni.

El Málaga empezaba a acusar un evidente bajón físico y Pellegrini optó por sacar a Santa Cruz en lugar del extenuado Joaquín. El preparador chileno apostó por dar entrada a toda su pólvora arriba y aumentó el poderío aéreo a su equipo con la entrada del punta paraguayo.  Sus jugadores captaron el mensaje y empezaron a colgar balones que no encontraban rematador, tampoco el Sevilla acertó a ni siquiera inquietar a Kameni en el sprint final del partido. Con el empate los locales dicen adiós a sus ya de por sí utópicas opciones de Champions mientras que los hispalenses tienen ahora aún más difícil sus opciones de jugar la Europa League el año que viene.

Artículos relacionados