thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 3 de noviembre de 2013
  • • 21:00
  • • Estadio La Rosaleda, Málaga
  • Árbitro: Alberto Undiano Mallenco
  • • Espectadores: 21209
3
F
2

Málaga 3-2 Betis: Samuel desata la euforia en el descuento

El derbi andaluz concluyó con un merecida victoria blanquiazul. El Málaga dominó el encuentro, pero tuvo que sobreponerse a dos goles en sendos balones parados del Betis

Comenzaba el partido como casi todos en este estadio, con un Málaga con muchas ganas pero sin un dominador claro. Si bien el equipo local tenía más el balón, llegaba sin claridad de ideas al área bética.

El Málaga empezó a dominar graciar a Darder. El joven medio centro se hizo con el control absoluto del medio campo. Arriba, las ocasiones empezaban a llegar merced a un Fabrice que estuvo muy activo.

Y en una gran salida de Tissone, acompañada de un gran pase a Eliseu, que apuraba línea de fondo, centraba y a la segunda Santa Cruz culminaba con un cabezazo que valía el 1-0, y finalizaba la sequía goleador del equipo boquerón. 

A partir de este tanto, sólo existió un equipo en el campo, el equipo blanquiazul. A pesar del dominio, que poco a poco se fue diluyendo, no llegaron las ocasiones. Sin embargo le llegó la vida al Betis cuando Verdú transformó una falta al borde del área en una obra de arte imparable para Willy, que la rozó.

Se calentó el partido con un par de acciones polémicas cercanas al área bética que Undiano no quiso pitar, y así se llegó al descanso. El Málaga vió como se le emborronaba un partido que tenía más que controlado.

La segunda parte empezaba de manera tosca, con una tarjeta amarilla para cada equipo, y con una acción que enmudeció a La Rosaleda. El defensa bético Perquis quedaba inmóvil en el suelo tras una acción por alto con Fabrice y los servicios médicos tuvieron que entrar inmediatamente en el terreno de juego. El jugador abandonó el terreno de juego en ambulancia.

Se reanudaba el choque con dominio malagueño. El relevo de Darder lo tomó Tissone, y en una gran jugada colectiva por la banda izquierda, le llegaba el balón a Eliseu que fulminaba la red y volvía a adelantar a los locales. 

Poco le duraría la alegría al cuadro boquerón puesto que tras una gran falta botada por Juan Carlos, Jordi cabeceaba de forma inapelable el cuero y ponía el empate en el luminoso.

El Málaga tenía el balón, pero las ocasiones las disponía el Betis. Y es que este Málaga aun no sabe como defender una contra. Juan Carlos tuvó la mejor del Málaga en el 80, pero Andersen paró el mano a mano que el joven canterano no supo definir.

Con más empuje que fútbol, el equipo de Schuster buscó el gol hasta el final, lo cual tuvo su recompensa cuando en el tiempo añadido Samuel metía el tercero y desataba la locura malagueña.

Artículos relacionados