thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Europa League

  • 13 de marzo de 2014
  • • 19:00
  • • Stadion Vasil Levski, Sofia
  • Árbitro: C. Turpin
  • • Espectadores: 41085
0
F
3

Ludogorets 0-3 Valencia: El equipo che mata la eliminatoria con un hombre menos

Ludogorets 0-3 Valencia: El equipo che mata la eliminatoria con un hombre menos

EPA

En un partido en el que arrancó ganando con un tanto de Barragan, el equipo Che se rehízo de la expulsión de Keita gracias a un nuevo penalti parado por Diego Alves y tres goles

El Valencia saltó al campo decidido a abrir el marcador en el menor tiempo posible. Y lo consiguió. Para el minuto seis, los de Pizzi ya habían disfrutado de tres faltas laterales desde la banda izquierda, prácticamente desde la misma posición. Tras dos oportunidades a las que los visitantes apenas sacaron partido, a la tercera fue la vencida. Después  que el balón impactase contra la barrera búlgara, llegó desde atrás Barragán con muchísima potencia y fue capaz de sacarse un durísimo disparo cruzado ante el que Stojanov no pudo oponer resistencia.

El partido se le ponía muy de cara a los valencianos, pero no estaba todo dicho. Reaccionó el Ludogorets con un fútbol directo y profundo, con el que no le costó trabajo llegar a los dominios de Diego Alves. Que las llegadas se convirtiesen en acciones de peligro, sin embargo, ya era otro cantar. El balón se movía con tremenda velocidad de una a otra área, aunque los disparos entre los tres palos brillaban por su ausencia. La mejor ocasión de esos compases la tuvo Alcácer quien, tras una fantástica jugada por banda izquierda de Fede, remató de primeras un balón prácticamente en boca de gol que se marchó alto.

Así, avanzaba el partido con falta de claridad, con los balones largos y las pérdidas convirtiéndose en protagonistas. Sin embargo, en el minuto 23 llegaría una jugada que podría haber marcado cualquier partido. Seydou Keita derribaba por detrás a Bezjak dentro del área y Clement Turpin no dudaba en señalar la pena máxima y una tarjeta roja algo excesiva para el jugador maliense.  Sin embargo, en cualquier partido no se coloca bajo los palos Diego Alves. El guardameta carioca volvió a demostrar su grandísima calidad frente al punto de los once metros y paró el penalti, acertando a la perfección para lanzarse a su lado derecho, donde Bezjak había rematado con potencia y colocación.

No tardó el Ludogorets en echar de menos el gol que no llegó pues, cuando el Valencia contaba solo ocho minutos con un hombre menos, Cartabia mandaba una volea al fondo de las mallas tras un brillante pase picado de Alcácer que superó a toda la defensa local. El Ludogorets dispuso de más opciones hasta el descanso, principalmente por parte de Misidjan, pero supo el equipo de Pizzi guardar la ropa hasta que el colegiado mandó a los dos equipos a vestuarios.

El Valencia salió del descanso a mantener el resultado conseguido y a no sufrir por culpa de su inferioridad numérica. El Ludogorets no era capaz de encontrar espacios como lo había hecho en los primeros cuarenta y cinco minutos y, a pesar del planteamiento defensivo de Pizzi, la sensación de peligro era mayor en las contras valencianistas que en los ataques búlgaros. Tras una de esos contragolpes llegaría el córner que acabaría definitivamente el partido. Tras pasar por dos cabezas de compañeros en lo que se convirtió casi en un rondo aéreo en el área pequeña búlgara, el balón cayó en la testa de Senderos, que no sufrió para subir el tercer tanto al marcador.

A partir de entonces, el Ludogorets acabó de desdibujarse, siendo incapaz de abrir espacios entre las líneas valencianistas. Todavía se quedaría el Ludogorets con diez tras una supuesta agresión de Juninho Quixadá sobre Joao Pereira, pero ya poco importaba, el partido había muerto mucho antes, en una larga agonía que posiblemente comenzó con Diego Alves –de nuevo un muro ante los once metros capaz de romper el ánimo de sus rivales- y terminó con el tercer gol che, que daba la puntilla a un Ludogorets voluntarioso, pero incapaz de imponerse a las tremendas dosis de calidad valencianistas.



Artículos relacionados