thumbnail Hola,
En vivo

Campeonato de Europa

  • 12 de junio de 2012
  • • 18:00
  • • Stadion Miejski, Wrocław
  • Árbitro: S. Lannoy
  • • Espectadores: 41105
1
F
2

Grecia 1-2 República Checa: Los Leones curan sus heridas ante los helenos

El combinado de Michal Bilek fue superior pero acabó sufriendo ante un rival que nunca renunció a la remontada

Partido muy entretenido en el Wroclaw Arena entre dos selecciones que se jugaban su estancia en la segunda fase de esta Euro 2012. Las dos escuadras salían con cambios, sobre todo ofensivos, con respecto a su primer partido. Ya se notaba la importancia de este partido pues ambos conjuntos salían a por la victoria. Ganó la República Checa, que en la primera parte dominó y fue muy superior, pero en la segunda parte Grecia redujo diferencias y se mereció el empate.

La República Checa comenzó el partido presionando muy arriba y esto le dio resultado muy pronto pues en el minuto 2, una recuperación de Rosicky generó un gran balón en profundidad de Hubschman que lo acabaría rematando a la red Jiracek que sembró el desconcierto en la escuadra helena. Pero no terminó ahí el efecto sorpresa checo, pues Rosicky tres minutos más tarde se inventaba un pase mágico a una incorporación por banda derecha de Gebre Selassie que puso un balón para que rematara a placer Vaclav Pilar. En cinco minutos, Grecia se veía perdiendo por dos goles y con una sensación clara de nerviosismo. A partir de ahí continuaron los errores atrás de Grecia pero poco aprovechados por la República Checa que bajó el pistón ante el tsunami de fútbol que había realizado los primeros diez minutos.

No iban a acabar aquí las desgracias de Grecia pues a los veinte minutos su portero Chalkias se tuvo que retirar lesionado provocando la salida del guardameta suplente Michal Sifakis. Grecia no encontraba una manera de hacer daño a su rival y basaba su juego en balones largos buscando la cabeza de Samaras, aunque sin peligro ninguno para la portería de Cech. Todo lo contrario hacía la República Checa que salía con el balón jugado realizando jugadas de combinación entre Rosicky, Pilar y Jiracek, que creaban mucho peligro en la portería griega. Rosicky era el dueño del medio campo y Grecia no acababa de explotar todo su talento pues Karagounis y Fortounis solo observaban como el balón surcaba el cielo polaco.

En el minuto 40 Grecia intentaría echarse hacia arriba y un balón colgado desde fuera del área lo remataría Fotakis al fondo de la red en fuera de juego. El asistente lo señaló y el árbitro lo anuló, acertando en esta ocasión a pesar de ser solo por unos centímetros. La primera parte se acabaría con Grecia realizando posesiones con un movimiento de balón muy lento y echando en falta la figura de un mediapunta. La República Checa, muy cómoda a base de paredes realizaba un juego muy atractivo.

Comenzaba la segunda parte con un cambio en cada equipo. Grecia retiraba a Fotakis y daba entrada al delantero del Eintracht de Frankfurt, Gekas, para intenar una remontada y un juego más combinativo. Por parte de los checos, se quedaba incomprensiblemente el mejor de la primera parte, Thomas Rosicky y entraba Kolar en su lugar probablemente para darle descanso para próximos partidos. Grecia salió de otra manera con respecto a la primera parte y se mostró más agresiva sin balón y más combinativa cuando tenía la posesión. El partido poco a poco se iba cargando de tarjetas con entradas duras debido a la fuerte presión de ambos equipos. En el minuto 53 el partido cambió totalmente, pues Petr Cech no se entiende con su defensa y se come un centro inofensivo que aprovechó Gekas para reducir las diferencias. La pifia del portero checo le daba vida al conjunto heleno.

A partir de aquí la manija del partido la llevaría Grecia que en el minuto 70 y con la entrada de Mitroglou, sumaba ya cuatro delanteros en el campo en busca del empate. A la República Checa le esperarían 20 minutos de balones colgados al área en busca de la cabeza de los tanques Samaras y Mitroglou. Los checos se complicaron la vida ellos solos y ya se echaron de menos a Rosicky. Grecia lo intentó hasta el final, pero los fallos en los primeros instantes del juego la sentenciaron.

Artículos relacionados