thumbnail Hola,
En vivo

Copa Mundial

  • 17 de junio de 2014
  • • 00:00
  • • Arena das Dunas, Natal, Rio Grande do Norte
  • Árbitro: J. Eriksson
  • • Espectadores: 39760
1
F
2

Ghana 1-2 Estados Unidos: Clint Dempsey y John Anthony Brooks presumen de tener buena estrella

Ghana 1-2 Estados Unidos: Clint Dempsey y John Anthony Brooks presumen de tener buena estrella

Getty Images

Los norteamericanos vencieron merced al rápido gol, anotado a los 30 segundos, para tener la suerte de cara en los restantes 90 minutos

Bonito, vibrante e intenso ha sido este duelo entre dos candidatos a ocupar plaza para acudir a octavos y que piensan poner en serias dificultades a los teóricos favoritos del 'grupo de la muerte'. El prematuro tanto de Dempsey fue nivelado con mucho esfuerzo, y mérito, por Ayew para caer del lado norteamericano con un testarazo definitivo de Brooks. La peor noticia de este enfrentamiento fue la lesión de Altidore, el cual se marchó en camilla del rectángulo de juego.

Trascendental era el partido para Ghana y Estados Unidos. Ya que, a pesar de ser el primer compromiso de la liguilla para ambos conjuntos, la presencia de Portugal y Alemania en el mismo barco obligaba a sumar tres puntos a cualquiera de los dos contendientes para desembarazarse de la competencia.

Ese fue el mensaje con el que salieron los 'yankees' al terreno de juego. Un objetivo resuelto con la misma velocidad de las estrellas que lucen su bandera. Así de raudo fue el primer gol, con sólo 35 segundos en el reloj electrónico. Un tanto obra de Clint Dempsey tras una maniobra exquisita compuesta por un quiebro de derecha a izquierda y un ajustado golpeo de zurda al palo largo.

La respuesta de los ghaneses al marcador adverso fue valiente y decidida, con constantes llegadas desde la derecha y un rosario de lanzamientos a cargo de su línea de mediapuntas y mediocentros -principalmente por los hermanos Ayew, Muntari y Atsu-. Sólo la falta de puntería y el buen hacer del guardameta Howard separaban a los africanos del empate.

El segundo acto repitió los ingredientes presentados anteriormente. La falta de definición y de precisión de Ghana pesaban más que su empuje y dominio, haciendo que la balanza del duelo siguiera desnivelada, a la espera de un empuje final que, a pesar de ser anunciado, tardó en asomar por Natal.

La media hora final fue un asedio organizado por el cuerpo de artilleros de las estrellas negras, a los que se sumaron Kevin-Prince Boateng y Essien, como recursos para voltear un marcador que tuvo un desenlace inesperado y afortunado para los estadounidenses. Ayew, hijo del legendario Abédi Pelé, dibujó la sonrisa a la colorida grada africana para esbozar, acto seguido, una mueca de asombro con el testarazo del joven Brooks, libre de marca y autor del definitivo tanto: el del triunfo de los afortunados pupilos de Jürgen Klinsmann.

Relacionados