thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 15 de diciembre de 2012
  • • 16:00
  • • Coliseum Alfonso Pérez, Getafe (Madrid)
  • Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 8000
1
F
1

Getafe 1-1 Osasuna: Robo a los rojillos

Un penalti injusto por manos en el tiempo de descuento permitió a Diego Castro poner el empate. Kiko Sola había avanzado a los visitantes

El Getafe logró empatar un partido con un penalti injusto en el último minuto. Osasuna se adelantó faltando diez minutos con un jugador menos gracias a un gran gol de Kike Sola y en el tiempo añadido el línier se inventó un penalti por manos que transformaría Diego Castro.

Mucho respeto entre los dos equipos en los primeros minutos. Se notó que ambos venían escaldados de sus partidos de Copa del Rey y comenzaron con más miedo que atrevimiento. De esta manera, los poco aficionados que se encontraban en el Coliseum bostezaban con ganas en los primeros compases de partido.

El dominio fue alterno, pero las pocas ocasiones las ponía Osasuna. Nino se plantó delante de Moyá  tras un gran pase de primeras de Kike Sola, pero el portero getafense adivinó el disparo del delantero rojillo y mandó el balón a córner. Posteriormente, Nano no aprovechaba una buena asistencia de Armenteros y mandaba el balón cerca del palo izquierdo de la portería de Moyá.

El sopor continuaba, pero el Getafe tuvo la más clara en el último instante de la primera parte. Álvaro Vazquez se plantó delante de Andrés Fernández, le dribló, pero tardó mucho en disparar, permitiendo que Arribas despejase en la línea su lanzamiento. En el rechace, Pedro León tampoco acertó a introducir el balón en la portería y ambos equipos se marcharon a los vestuarios.

La segunda parte empezó con más ritmo que la primera, aunque eso no era complicado. El Getafe se volcó un poco más arriba pero la primera ocasión clara de peligro, la volvió a tener, como ya ocurriera en la primera parte, Nino. El delantero osasunista disparó desde fuera del área y Moyá repelió con una gran parada.

Poco a poco, el encuentro se fue trabando y volviendo al ritmo cansino de la primera parte. Ninguno de los equipos era capaz de generar fútbol ni ocasiones. Ni siquiera con los cambios correspondientes la situación mejoró y la grada se impacientó.

A falta de doce minutos, la emoción aumentaría con una jugada excesiva de Armenteros. El extremo zurdo rojillo entro con mucha fuerza y a destiempo a Varela en una zona del campo en la que era totalmente innecesario. Teixeira Vitienes, que empezaba a tener la muñeca floja, no lo dudó y le mostró la tarjeta roja.

Pero ni contra diez fue capaz el Getafe de lograr un tanto que diese alegría a sus aficionados. Por el contrario sería Osasuna el que aprovechase un contrataque para ponerse por delante en el marcador. Nino cedía para que Kike Sola se antepusiese a Abraham y batiese por bajo a Moyá.

Pero todavía le quedaría una vuelta de tuerca al encuentro. Cuando todo parecía decidido, el línea se inventó un penalti completamente inexistente por manos que se encargaría de transformar Diego Castro. La indignación pamplonica era clara pero ya no podían hacer nada.

El punto no les sirve de mucho a ninguno de los dos equipos, aunque tal y como transcurrió el encuentro, los de Luís García se pueden dar con un canto en los dientes por no haber cosechado una derrota. La poca afición azulona silbó a los suyos tras el final del partido. Osasua, por su parte, no conseguirá alejarse mucho de los puestos de descenso.

Artículos relacionados