thumbnail Hola,
En vivo

Amistosos

  • 27 de mayo de 2012
  • • 21:05
  • • MetLife Stadium, East Rutherford, New Jersey
  • Árbitro: R. Salazar
  • • Espectadores: 35518
0
F
2

México 2-0 Gales: Aldo de Nigris rompió dos veces la pared británica

Con dos goles del delantero del Monterrey, El Tri venció a un cuadro europeo que se plantó para apretar y tirar la pelota larga

East Rutherford, NJ. El marco era apropiado, la gradería era blanca y verde con excepción de una mancha de cerca de cien aficionados de Gales. El clima era caluroso pero el sol no golpeaba tanto. El asunto es que al parecer un equipo quería probar sus opciones mientras que el otro solo trabajaba su parado en el campo y relevos tácticos. El resultado, a pesar d e que lo ganara, es preocupante para México porque salió lesionado Pablo Barrera y habrá que ver que tan serio es.

México desde el comienzo apretó al rival, quizá de manera equivocada porque se repitió por el centro. Consiguió pisar el área desde los primeros minutos, pero no pudo concretar. Gales trabajaba la pelota larga y esperaba  parado en su mitad del terreno de juego.

Pasó una, pasaron dos, y hasta tres oportunidades para México. La gente empezaba a perder interés en las acciones porque eran repetitivas pero no traían más que dos resultados: la exclamación y el respectivo madrazo para el arquero cuando despejaba después del error en la definición.

Los minutos avanzaron y Gales  intentó tímidamente con dos pelotas largas. A pesar de tener calidad en Ramsey, Bellamy y Morison, la idea táctica no es la de tocar y crear sino presionar y lanzarla larga. Aun así tuvo dos oportunidades de abrir el marcador con un cabezazo Edwards y un remate a un costado.

En los últimos 15 minutos, México empezó a abrir más las bandas. Especialmente la derecha. Zavala era importante y Gio buscaba asociarse. De hecho así llegó la más clara, desperdiciada por Dos Santos con un remate que pasó muy cerca.

Hasta que se abrió el marcador. Fue la misma banda derecha la que sirvió para el centro pasado que el arquero Brown no supo descolgar y De Nigris le ganó en el aíre. Era el 1-0, con el que se acabó el primer tiempo y con el que México logró espantar sus propios fantasmas.

La segunda parte arrancó con la misma tónica, México insistía, perdía opciones y era alentado por los entonces 35 mil aficionados que estaban en las gradas. Mientras que Gales salía muy poco y sin más alternativas que la pelota larga.

Llegaron los cambios, y Vokes le trajo más ganas a la delantera de Gales, que no lo usaba mucho opero lo hacía lucir peligroso cuando se la tiraban al frente. De hecho así se consiguió una oportunidad que mandó por encima del arco de Corona.

El concepto más claro llegó pasados los 75 minutos cuando ingresó al terreno Rafa Márquez, la ovación fue contundente y aunque la actualidad del michoacano no es la mejor en lo futbolístico, la admiración y cariño de la gente es claro.

Gales solo pisó con seriedad el terreno rival en los últimos 10 minutos. Un tiro libre frontal, un tiro de esquina y un remate desviado fueron los frutos.

México se puede ir con la idea de haberse probado ante una herradura construida con tamaño y fortaleza. Más allá que el resultado que le deja la preocupación de crear tantas opciones y solo concretar dos.

Gales, ¡bien gracias!, parece que tiene con qué jugar más pero por lo menos esta vez no lo mostró sino con gotero.

El segundo llegó también por intermedio de Aldo de Nigris, también terminando el tiempo y también adelantándose a la defensa y el arquero en un centro desde el costado. Esta vez lo empujó con el pecho.

Dos de adición y así se terminó la historia de uno que quiso y solo pudo dos veces, contra otro que no intentó mucho y desperdició las dos que tuvo.

Artículos relacionados