thumbnail Hola,
En vivo

Copa Mundial

  • 4 de julio de 2014
  • • 18:00
  • • Estadio Jornalista Mário Filho (Maracanã), Rio de Janeiro, Rio de Janeiro
  • Árbitro: N. Pitana
  • • Espectadores: 74240
0
F
1

Francia 0-1 Alemania: Hummels guía a unas semifinales a la antigua usanza

Francia 0-1 Alemania: Hummels guía a unas semifinales a la antigua usanza

FIFA/Getty Images

Low tuvo que renunciar a su estilo de juego para que su equipo funcionara y en un alarde de efectividad venciera a los galos

Alemania fue más Alemania que nunca y venció a Francia  por 0-1 gracias a la seriedad de su defensa y su acierto a balón parado.

Nadie se atrevia a mojarse a priori y la verdad es que la igualdad fue máxima en los primeros compases, aunque la imberbe selección gala parecía un poco atenazada y no econtraba ese toque rápido con el que desarbolar el planteamiento de Low.

Alemania sigue carente de juego pero sí tiene pegada y ese pragamatismo que el pueblo germano lleva en el ADN con el que Klinsman y Low decidieron romper hace tiempo para apostar por el toque y la vistosidad pero hoy, Alemania jugó a la alemana y así se adelantó. Sin ser mejor, el equipo alemán aprovechó su prmera oportunidad para hacer el 0-1 gracias a un centro medido de Kroos a la cabeza de Hummels, que ganó la partida a Varane y la puso en la escuadra de Lloris.

Los bicampeones del mundo ganaban pero seguían sin encontrar su mejor juego y sus mejores opciones. El "púgil" Deschamps encajó el tempranero golpe más lento de lo que habría querido pero el equipo galo acabó atacando a tumba abierta en campo contrario y sólo la escasa inspiración de su delantero, Karim Benzema, le libró de llevarse un merecido empate al tiempo de descanso, Francia empezaba a conocer el camino para hacer daño.

El delantero del Real Madrid llegó a desperdidiciar hasta tres ocasiones ante Neuer. Los costados, a pesar de la vuelta de Lahm a la derecha, seguían siendo el punto débil del equipo alemán y por ahí entraba el combinado "blue" para hacer daño y meter el miedo en el cuerpo al cuadro alemán, al que el descanso le vino de perlas conscientes de que se cocía el empate francés.

No obstante tras los quince minutos de receso, el equipo de Deschamps siguió atacando más y mejor en busca del empate, guiados sobre todo por Valbuena, con mucho peso en todas las posiciones de la mediapunta, y a las subidas de Matuidi y Pogba, pero el acierto de cara a puerta, personalizado en Benzema seguía desaparecido y Alemania no estaba del todo incómoda en su papel de defender la ventaja.

El partido podía decantarse para Alemania a la contra y para eso Low necesitaba una velocidad que Klose no tiene pero que sí caracteriza a Schurrle y ese fue su movimiento, aceptando su rol de contragolpeador como opción más fácil de ampliar la ventaja. El del Chelsea hizo más eléctrico el ataque alemán pero la entrada de Remy y las escasez de tiempo fraguaron la ofensiva final de los franceses.

Francia la tuvo a balón parado pero el remate salió lamiendo el palo de Neuer y con todos sus delanteros en el campo, se atascó y a pesar de su dominio posicional no tuvo ocasiones claras para inquietar a un Alemania que se defendía como gato panza arriba y que incluso perdonó el segundo a la contra en ataques que ni Muller ni Schurrle supieron resolver.

Alemania con un juego más práctico que vistoso recuperó su sello de identidad y se metió en las semifinales por cuarta Copa del Mundo consecutiva basándose en su efectividad y su buena defensa. Había que ganar y para eso Low tuvo que olvidarse del juego.

Artículos relacionados