thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 25 de septiembre de 2012
  • • 20:45
  • • Stadio Artemio Franchi, Firenze
  • Árbitro: P. Tagliavento
  • • Espectadores: 21000
0
F
0

Fiorentina 0-0 Juventus: El líder sobrevive al agobio 'viola'

Fiorentina 0-0 Juventus: El líder sobrevive al agobio 'viola'

getty

En el clásico que abría la jornada los toscanos fueron muy superiores y gozaron de varias ocasiones para ganar, entre ellas, un palo, ante unos 'bianconeri' cansados y sin ideas

La superioridad de la Juventus en cuestión de plantilla sobre prácticamente todos sus adversarios en la Serie A parece un debate inocuo por la obviedad de la afirmación. Es un equipo que cuenta con una variedad de recursos que el resto tan sólo podría soñar con tener. Por ello el año pasado se llevó de calle un Scudetto que se merecía, sin perder ni un solo partido. Pero este año el reto era mayor al tener que disputar una competición extra tan exigente e importante para el club como la Champions League, la cual está obligando a Conte y Carrera por rotar a los hombres titulares habitualmente.

Aun así, por mucho que descansara Andrea Pirlo el pasado sábado contra el Chievo, hoy no se le ha visto más fresco, con su lucidez habitual; mientras, Vidal ha deambulado por el terreno de juego del Artemio Franchi como ausente, sin un rumbo concreto hacia el que atacar o defender. Hoy ha descansado Vucinić. Aunque los focos suelan iluminar siempre al propio Pirlo como el hombre fundamental de los bianconeri, es el montenegrino el que rompe las líneas rivales con desmarques, rupturas en velocidad o asistencias precisas. Giovinco no aporta prácticamente nada de ello, más allá de incontenibles intentos de buscar la portería rival, ya sea con la zurda o con la diestra, desde cerca o desde lejos. Mirar a su alrededor para buscar a un compañero desmarcado es rara vez su decisión.

Aunque hoy, como no podía ser de otra manera, la falta de creatividad de la Juventus no ha sido sólo culpa de los propios jugadores juventinos. Vincenzo Montella emocionó a toda Italia con un Catania sensacional, valiente, atrevido, capaz de jugar al ataque tanto contra el Lecce como contra el líder, y el napolitano lo ha importado a Florencia y lo ha desarrollado a través de un grupo de jugadores que adoran al protagonista, el balón, saben mimarlo, moverlo con criterio y buscar la portería rival.


David Pizarro era el encargado de sacar el balón jugado desde los tres hombres de atrás, siempre y cuando Viviano no buscara algún desmarque lejano. El chileno encontraba continuidad a sus ideas con Rômulo y, sobre todo, con un Borja Valero majestuoso, líder organizativo de la medular para repartir con criterio tanto a Jovetić o Ljajić cuando bajaban a recibir como para servir a Cuadrado o Pasqual abiertos en banda. La libertad que encontraban cada uno de los elementos para combinar entre ellos era extraña siendo el rival la Juventus, un equipo habituado a llevar la iniciativa y a organizarse con sabiduría en el repliegue defensivo.

Si la Fiorentina no ha ganado hoy ha sido por dos cosas. La primera y fundamental, la ausencia de un hombre gol que finalice el juego de ataque toscano, que sea sobre todo capaz de rematar los continuos e ideales centros laterales. Luca Toni es una opción para ello, pero además de que sus años ya le pesan (y puede que los kilos también), se perdería en los movimientos hábiles de balón de sus compañeros. Jovetić tiene que salir del área para ayudar a sus compañeros a continuar las jugadas, abriendo a las bandas y después tiene que ser él mismo el que remate los centros.

Y la segunda razón es la mala suerte que ha sufrido. Ya en la primera parte pudo adelantarse en el marcador hasta en dos ocasiones con un remate al palo del propio Jovetić y con una contra de Ljajić que no supo culminar en gol cuando se enfrentó a Buffon. Después, varios disparos desde la frontal pasaron lamiendo el poste del capitán bianconero. La Juve sale así de Florencia con un punto que sabe a objetivo cumplido, sumando ya 44 partidos invicto en la Serie A consecutivamente. La Fiore siente que ha perdido la oportunidad de romper una racha de nueve años sin ganar en casa al eterno rival, pero con la seguridad de haber sentado las bases para un proyecto muy ambicioso.

Artículos relacionados